Menú Cerrar

Tribu de sinvergüenzas

Deja tu vergüenza en casa y prepárate para acusar a tus amig@s, responder a preguntas indiscretas y sociabilizar como un@ pro. Un juego que acusa, pregunta lo imposible y te reta socialmente.

Así se presenta éste juego party llamado Tribu de Sinvergüenzas y que nos trae la editorial JAM INNOVATION.

Ficha

¿Cuál es su contenido?

  • 250 Cartas de 3 tipos:
    – Acusación
    – Pregunta WTF
    – Desafío Social
  • 1 reglamento

¿De qué trata?

En Tribu de Sinvergüenzas tendremos que ir sacando cartas de los tres tipos posibles para realizar la acción que nos indique y con ello provocar risas en el grupo ya sea porque describe a uno de los presentes en la sala, porque retamos a otro a que responda a lo planteado o porque debemos ser nosotros mismos los que cumplamos lo que nos dice.

Iremos sumando puntos dependiendo de si lo cumplimos o no y tras el recuento final, el miembro que acumule más puntos deberá ser expulsado de la tribu y el que menos puntos tenga pasará a ser el Jefe de La Tribu de Sinvergüenzas.

¿Cómo se juega?

Una vez que hayamos reunido a la tribu, podremos pasar a la acción para jugar a éste juego de mesa. Será el más flipado el que mezclará bien todas las cartas para empezar el juego sacando una.

Estos son los tipos de cartas que tendremos y las distinguiremos fácilmente por su dorso:

  • Cartas de acusación: con el dorso rojo: Cuando nos toque esta carta, deberemos dársela al jugador que creamos que más se ajusta a la descripción que se hace y deberemos explicar por qué se la entregamos. Cuando la Tribu esté de acuerdo con tu decisión, la persona elegida se quedará con la carta y restará un punto. Si crees que la carta no describe a nadie del grupo, simplemente déjala a un lado y continúa con la siguiente carta.
  • Cartas de desafío social: con el dorso negro: Aquí involucraremos a personas que no estén junto a la tribu reunida. En éstas cartas recibiremos instrucciones de lo que debemos hacer para después publicarlo y, si decidimos no cumplirlo, sumaremos 3 puntos con lo que estaremos más cerca de que la tribu nos pueda expulsar. Por el contrario, si cumplimos el reto, podremos elegir quién se quedará con esa carta.
  • Cartas de preguntas WTF: con el dorso amarillo: Cuando nos toque una de éstas cartas, la leeremos en alto y elegiremos a alguien para que responda a la pregunta o frase planteada. Si no se atreve a contestar, deberá quedarse con la carta y sumar dos puntos pero si tiene el valor de responder, podrá elegir a quién se la entrega.

Fin de la partida

Cuando entre todos decidáis acabar la partida, sea por el motivo que sea, habrá llegado el momento de contar los puntos que tiene cada jugador.

Mediante los puntos que recibiremos podremos establecer una jerarquía dentro de la tribu. De ese modo, el jugador que tenga más puntos al terminar la partida será expulsado de la tribu y en cambio, el que tenga menos puntos será elegido jefe de la Tribu de los Sinvergüenzas.

Otras reglas de juego

Para que el juego sea accesible a todo el mundo o para incluso darle más emoción al tema, han incluido unas mini reglas opcionales que podemos decidir si incluir o no en nuestras partidas:

  • Cuando alguien se quede con alguna carta, deberá beber un chupito.
  • Si jugáis en un grupo en el que alguno de los miembros no se conoce de antes, cuando alguien saque una de las cartas de acusación y no sepa a quién puede aplicarla, entre todos decidiréis quien se debe quedar la carta.
  • Si un miembro no tiene redes sociales y la carta que le toca requiere que publique algo en ellas, deberá compartir sus retos en el perfil de su mejor amigo o amiga o en grupos de whatsapp comunes.

¿Cuál es nuestra valoración?

Tribu de Sinvergüenzas es un juego party de cartas desenfadado y pensado para jugarlo entre grupos grandes de amigos para divertiros mientras os habéis reunido para tomar algo y divertiros mientras pasáis tiempo juntos.

Viene en una original caja en forma de cubo de fondo blanco y diseño simple y limpio. Para sus textos e ilustraciones del exterior utiliza tres colores: rojo, negro y amarillo, que son los que mantiene después para los dorsos de los diferentes tipos de cartas del interior. Tiene un tamaño muy bueno para ser cómoda de transportar y podérnosla llevar siempre que queramos jugarla en fiestas que no sean en nuestra casa.

Al abrirla nos encontramos con unas instrucciones básicas y todas las cartas que utilizaremos para nuestras partidas. Éstas tienen un buen tamaño, tacto agradable y se caracterizan por ser de fondo blanco y tener textos grandes en color negro, cosa que hace que sean fáciles de leer. Vienen numeradas y, aparte de venir diferenciadas por el color del dorso como hemos hablado antes, en su parte superior nos indican ante qué tipo de carta nos encontramos.

Las únicas ilustraciones que encontraremos en el juego se encuentran en los diferentes dorsos de éstas cartas y son todos ellos dibujos abstractos de temática indígena.

Como es de suponer, al tener texto en todas sus cartas, la dependencia del idioma es alta y no será necesario tener una superficie para poder jugarlo ya que no requiere que despleguemos componentes para disfrutarlo.

Su modo de juego es sencillo y rápido de entender por lo que podremos ponernos a sacar cartas del mazo rápidamente. Iremos sacando cartas, leyéndolas en voz alta y ejecutándolas. Pueden ser de tres tipos y, dependiendo de lo que hagamos con ellas, sumaremos o restaremos puntos que son los que darán el veredicto final tras acabar la partida para ver quien se convierte en jefe de la Tribu por tener menos puntos y quién es expulsado de ella porque tiene más que nadie.

De éste modo, cuando aparezcan cartas de acusación deberemos echar un vistazo a todos los jugadores presentes y elegir quién es el que se parece más a lo que en ella podemos leer para dejarle en evidencia ya que todas las sentencias que en ellas aparecen son cosas graciosas que dejan en ridículo al otro y con lo que nos hemos reído bastante según aparecían. Lo bueno de todo ello es que, el que la recibe, resta un punto a su puntuación total por lo que estará un paso más cerca de poder ser el jefe de la tribu si le acusan muchas veces y resta puntos de manera repetida. Una cosa por la otra.

Cuando nos han salido cartas de desafío social nos hemos puesto a temblar porque ellas implican hacer algo en redes sociales y debemos atrevernos y conseguirlo porque sino el castigo será sumar dos puntos a nuestro total que luego serían muy difíciles de quitar. Es cierto que hay acciones muy graciosas y que harán que el grupo se divierta a lo grande como “un vídeo de ti como si fueras un hámster rechoncho y ciego”, “una foto tuya con tu mejor cara de rockero” o “una foto tuya poniendo cara de pescado” que deberás subir a Instagram o mandar por Whatsapp a la persona que te indique la carta. Habrá algunos que no te atreverás a hacer pero hay que armarse de valor y pensar que estamos en un ambiente distendido y tenemos que luchar por no ser el miembro que expulsen de la Tribu cuando paremos el juego.

Además, nosotros lo hemos jugado de modo que si alguien no tenía cuenta en Instagram, le hemos dado la posibilidad de publicarlo en Facebook o incluso en los estados de Whatsapp, de ese modo todo el mundo puede participar en éstas acciones aunque no tenga cuenta en dicha red social.

Por último están las cartas de dorso amarillo en las que aparecen preguntas que nos hacen reaccionar con un WTF y que deberemos entregar a alguien para que se atreva a responder por muy absurdo que pueda parecerle como por ejemplo “¿Qué es lo más caro que has robado?”, “¿Serías capaz de enseñarnos tu cuenta de banco con más dinero ahora mismo?” o “¿Qué provincia eliminarías de España?” pero sin embargo hay otras más normales que ayudarán a conocer cosas de los demás y sirven para contar anécdotas personales como “¿Cuál ha sido tu mayor metedura de pata?” o “¿Cuál es el mayor de tus miedos?”. Si la persona que hemos elegido tiene el valor de responder, después decidirá a quién se la entrega para que sume los 3 puntos que otorgan.

En todo momento estaremos entretenidos viendo qué hace la persona que ha cogido carta en su turno y deseando que no nos elija a nosotros para enfrentarnos al reto y sumar de ese modo puntos porque, cuando llega el momento final de contar las cartas que tiene cada uno, querremos ser el jefe y no que nos expulsen de modo simbólico del grupo.

Lo bueno de éste juego es que podemos elegir nosotros mismos la duración de las partidas ya que no hay un número de rondas establecido y pararemos el juego cuando queramos, dejando el resto de cartas no utilizadas para otra sesión.

Si analizamos su escalabilidad, vemos que es un juego que ya de por sí parte de 4 jugadores y eso se debe a que cuántos más seamos, mejor lo pasaremos y más lo vamos a disfrutar. Tendremos más miembros de la tribu disponibles para acusar o para entregarles las tarjetas de preguntas WTF y hacer que respondan si no quieren sumar puntos a su total. Entre todos sacaremos nuestro lado más atrevido y amenizaremos la reunión de amigos y os aseguramos que después tendréis muchas anécdotas que rememorar.

Está pensado para fiestas de personas mayores de 18 años y cuanto más grande sea vuestra tribu y más variopinta, más os vais a divertir jugándolo.

Como hemos visto, estaremos continuamente interactuando entre nosotros porque involucraremos a otros miembros de la tribu presentes y nos pasaremos tarjetas de unos a otros para no ser nosotros mismos los que sumemos puntos. Además, el hecho de que cuando acusemos mediante una carta roja a otro miembro y el resto del grupo deba aceptar tu elección hará que debamos dar argumentos lógicos que todos deban votar y tomaremos decisiones conjuntas para ver en que manos se queda dicha carta.

La rejugabilidad de éste juego de cartas es infinita ya que, además de la gran cantidad de cartas que incluye, el azar será el que determine cuál aparecerá en cada turno y sería raro que a la misma persona le saliera la misma tarjeta que ya hemos respondido en partidas anteriores. Una vez que hayamos leído todas sus tarjetas no habrá problema en volverlo a jugar porque serán personas diferentes las que respondan o se enfrenten a los retos y os aseguramos que habrá risas para rato.

Por resumir, Tribu de Sinvergüenzas es un juego party ideal para llevarlo a quedadas de amigos e incluir un toque de humor en ellas ya que gracias a sus ocurrencias os echaréis unas risas y perderéis la vergüenza que os quede mientras respondéis a los retos propuestos.

Al ser simple, diferente y divertido es perfecto para cubrir cualquier regalo que tengas que hacer ya que amenizará las reuniones de amigos y conseguiréis pasar un rato entretenido de una manera original.

Compra Tribu de Sinvergüenzas en Zacatrus!

Compra Tribu de Sinvergüenzas en Amazon

Oferta
Tribu de Sinvergüenzas - El Mejor Juego de Cartas para Beber para Fiestas y Risas con amig@s - Made In Spain
  • TRIBU DE SINVERGUENZAS - Juegos para beber muy gamberro que empieza donde termina la vergüenza.
  • EL RITUAL - Como miembro de La Tribu te acusarán y acusarás, se te harán y harás preguntas absurdas y entrarás en retos sociales que nunca imaginaste.
  • RISAS ASEGURADAS - El mejor juego para beber para empezar la noche entre amig@s. Prepárate para tener agujetas de tanto reir.
  • JEFE Y SACRIFICIO - El miembro que acumule más puntos será expulsado de la tribu y el que menos puntos tenga será nombrado Jefe de La Tribu de Sinvergüenzas.
  • MADE IN SPAIN - Diseñado y fabricado en España por una tribu de amigos cansados de los mismos juegos de mesa de siempre.

 

 

Última actualización el 2020-11-23 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *