Menú Cerrar

Traffic Jam

Con Traffic Jam han conseguido convertir algo que sucede habitualmente en nuestra vida real, sobre todo en época estival, en algo que nos parecerá hasta divertido pero que también nos podrá causar quebraderos de cabeza al jugarlo sobre la mesa y no vivirlo en la carretera: los atascos.

Este juego diseñado por Paco Gómez que nos traen Brain Picnic y Zacatrus, nos hará darnos cuenta de que muchas veces maquinamos cuando poder realizar nuestros viajes para no coincidir con todo el resto del mundo que viajará pero no nos paramos a pensar que eso mismo hacen muchos otros y al final, sigue habiendo atasco a cualquier hora del día.

Ficha

¿Cuál es su contenido?

  • 8 fichas de madera
  • 97 cartas de tráfico
  • 3 cartas de franja horaria
  • 1 reglamento

¿De qué trata?

En la Zoo Town, todos sus habitantes quieren aprovechar el fin de semana y preparan sus vehículos para hacer una escapada pero no se dan cuenta que van a generar un gran atasco. Hay que ser previsor, saber elegir el medio de transporte y decidir en que momento del día viajar para evitar decir al volante ¡Menudo atasco!

¿Cómo se juega?

Conceptos

Franjas horarias

Tenemos 3 franjas para viajar (mañana, tarde y noche) y el tráfico de una franja no afecta a otra. Tendremos 32 cartas de horario de mañana, 35 de tarde y 30 de noche en las que el tráfico que se produce por la tarde suele ser más denso y puntúa más y el de la noche más fluido y puntúa menos.

El atasco

El espacio disponible en las carreteras es limitado y la cantidad de tráfico admitido por cada carretera en cada franja horaria es igual al número de jugadores que haya en la partida.

Unos vehículos ocupan más que otros:

Carta Caravana

Ocupa dos espacios y puntúa sin atasco.

Cartas de coche y buggy

 

Ocupan cada una un espacio y puntúan sin atasco.

Carta de ciclomotor

  • Con gato
    Como el ratón tiene miedo del gato, cuando coincide con uno en la misma franja horaria, se esconde entre el tráfico y ocupa un espacio. Puntúa sin atasco.
  • Sin gato
    Cuando no coincide con ningún gato, no ocupa espacios porque va por el arcén. Si no hay gato, puntúa siempre, haya o no atasco.

Carta de camión

El primer camión ocupará un espacio y el resto de camiones detrás, ocuparán 2, debido a que mucho camión afecta negativamente al tráfico. Puntúa si no hay atasco.

Carta de autobús

Por muchos autobuses que haya en la carretera, todos en conjunto ocuparán 1 espacio. Puntúa si no hay atasco.

Carta de globo

No ocupa espacios porque va por el aire y puntuará con y sin atasco. Eso si, solo cabe un pasajero en el glbo por lo que hay más de uno, no puntuará ninguno.

Carta de furgón de helados

Ocupa un espacio y puntúa si hay atasco ya que le viene bien para su negocio. Eso si, solo podrá haber uno en la carretera porque sino se harán la competencia y no puntuarán ninguno.

Preparación

Cada jugador coge una ficha de madera de un color y colocamos las 3 cartas de franja horaria sobre la mesa.

Ponemos a un lado de la zona de juego la caja porque será “el parking” donde dejemos las cartas que descartamos.

Barajamos las cartas y cada inicio de ronda, repartimos 6 cartas a cada persona bocabajo. Cuando se acaben las cartas, usaremos las del parking después de barajarlas y seguiremos repartiendo.

La partida

  • El viaje de ida – en el que jugamos 3 de las 6 cartas que tenemos en la mano.
    1. Primero colocamos la carta de tráfico conocido, la de los conductores previsores. Cada jugador coloca la carta que ha elegido delante suya y las desvelamos todos a la vez. Las colocamos en la franja horaria que corresponda.
    2. Después damos paso a colocar las otras dos cartas que nos quedan para este viaje de ida:

    • El tráfico sorpresa que son los viajeros de último momento.
    • La carta que será el vehículo en el que viajará cada jugador y con la que puntuaremos. Deberemos dejar nuestra ficha encima de ella.
  • El viaje de vuelta – en el que jugamos las otras 3 cartas de nuestra mano.
    De igual manera, jugamos el viaje de vuelta usando las 3 cartas restantes que serán el tráfico conocido, el sorpresa y nuestro vehículo.

¿Cómo puntuar?

Una vez se haya visto el tráfico que hay en cada horario, se comprueban las cartas de viaje de los jugadores, que son sobre las que pusieron sus meeples.

Deberemos verificar en cada franja horaria si hay atasco o no o las posibles incompatibilidades. Podrás ver las condiciones necesarias para que puntúen en el apartado anterior de conceptos.

Los que deban sumar puntos, conservarán su carta en la mesa delante suya, juntando todas las de los viajes que realicen y puntúen.

Las cartas sobrantes, se dejan en el parking.

Final de la partida

Tras jugar tres rondas de fin de semana (6 viajes en total sumando 3 de ida y 3 de vuelta), cada jugador suma sus puntos. El que más tenga, habrá ganado.

¿Cuál es nuestra valoración?

Este adictivo juego de cartas nos hace ver que un atasco también puede ser divertido y que cuando todos queremos salir de viaje, hay que saber elegir qué tipo de vehículo usar y en qué momento salir para no estar muchas horas parados.

Viene presentado en caja mediana y con pocos componentes en su interior pero más que suficientes. Unas cartas con unas ilustraciones muy visuales, muy coloridas y unos meeples de madera con forma de coche que nos sirven para identificar cuál es nuestro vehículo de viaje. Nos han gustado mucho ya que van en la línea de la ambientación del juego.

También queremos resaltar que la caja simplemente no sirve para guardar todo cuando terminamos sino que van más allá, teniendo un interior ilustrado que nos sirve como parking para las cartas a descartar. Esos vehículos que han salido de la carretera y que si necesitamos usarlos para viajar en los próximos fines de semana, están esperándonos tranquilamente sin molestar.

Sus partidas son rápidas, con unas cuántas rondas para que puedas coger el truquillo e incluso variar tu estrategia si tus cartas acompañan. Es muy fácil de jugar ya que sus reglas son sencillas y se explican de manera rápida de una manera que todos entenderán.

Hay que saber tomar las decisiones adecuadas teniendo en cuenta tus cartas y viendo qué cartas van tirando los demás y que pueden ayudarte o perjudicarte, más bien lo segundo, según van saliendo. Nos ha parecido curiosa la variedad de medios de transporte que tenemos a nuestra disposición y sus diferentes modos de puntuarlas, estando algunas ligadas a otras y teniendo esa influencia que a nada que otra esté sobre la mesa, tus planes se irán al garete.

Gracias a todo esto, presenta una gran rejugabilidad ya que nunca dos partidas serán iguales. Ese punto de azar sumado a ese nuevo planteamiento de viaje en cada cabeza de los jugadores que te acompañan harán que tus viajes de fin de semana no se repitan y cada uno de ellos será una experiencia diferente.

Sus partidas serán más emocionantes cuantos más jugadores seáis ya que no puedes prever qué cartas colocarán en ningún momento y eso hace que el nivel de “puteo” aumente entre vosotros, pensando a veces en cómo molestar a los otros conductores cuando ves que tu viaje está siendo un desastre.

La interacción es máxima porque el alto nivel de competición hace que quieras ganar pero también molestar a los demás colocando cartas que vayan contra alguno de tus oponentes en concreto.

Para resumir, diremos que es un juego muy dinámico y gracioso, con una idea muy original y que ha sabido plantear, en partidas cortas, problemas que deberemos resolver de la manera más astuta para puntuar más que nuestros compañeros de carretera. Si quieres unas partidas emocionantes, rápidas y aptas para todos los públicos, este es tu juego.

Última actualización el 2020-09-20 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *