Menú Cerrar

SCAPE

SCAPE es un juego de identidades ocultas basado en la película “La gran evasión” donde deberemos construir un túnel de fuga para nuestra facción teniendo que evitar ser descubiertos.

Así se nos presenta éste juego de cartas creado por Pak Gallego e ilustrado por Siscu Bellido que nos trae la editorial GDM que vuelve a estar disponible gracias a una segunda edición.

Ficha

¿Cuál es su contenido?

  • 51 cartas
    – 40 cartas de túnel
    – 11 cartas de identidad
  • 1 reglamento en varios idiomas

¿De qué trata?

Estamos ante un juego basado en la película “La gran evasión” en la que se veremos las hazañas y los diferentes intentos de fuga de los aviadores estadounidenses de la USAAF y británicos de la RAF. Daremos vida a esos bandos y tendremos que intentar escapar de las prisiones alemanas sin ser descubiertos por la Gestapo (policía secreta nazi).

Durante la partida tendremos que ir jugando cartas para conseguir construir el túnel completo o realizar acciones para ir viendo de que bando es cada jugador.

Iremos descubriendo roles, haciendo que nos descartemos de cartas para romper planes de juego, revelando cartas que ya están sobre la mesa…pero no sabremos hasta que se terminen todas las cartas qué bando ha sido el ganador y qué jugadores obtienen la victoria.

¿Cómo se juega?

Preparación

Separamos las cartas de identidad (RAF, USAAF y GESTAPO) para coger un determinado número de cartas según el número de jugadores que seamos. Debes mirar ésta tabla para saber cuántas coger:

Jugadores 3 4/5 6/7 8/9  10
RAF 1  2  3  4  5
USAAF 1  2  3  4  5
GESTAPO 1  1  1  1  1

Debemos barajarlas para entregar una a cada jugador y descartamos la sobrante, que suele aparecer cuando el número de jugadores es par.

Después, cada uno de los jugadores robará 4 cartas de túnel (con letras en su reverso con las que podremos formar la palabra SCAPE) y con las restantes crearemos dos mazos de robo de tamaño similar para dejarlos en el centro de la mesa.

El jugador inicial será elegido al azar y podremos empezar nuestra partida.

La partida

Dependiendo del bando al que pertenezcamos, tendremos un objetivo u otro durante la partida. Por un lado, la USAAF y la RAF deberán intentar construir un túnel para escapar de la cárcel alemana nazi, y la Gestapo debe impedir la huida de los otros bandos entorpeciendo sus movimientos.

En su turno, cada jugador deberá jugar una carta y después robar hasta volver a tener 4. Si no tuviera cartas, simplemente deberá pasar el turno.

Las cartas podremos jugarlas de dos maneras:

  • Bocabajo de manera que dicha carta de túnel ayude a completar el acrónimo SCAPE. Si en el centro de la mesa ya hubiera alguna carta de esa letra, la pondremos encima de ella.
  • Bocarriba para poder aplicar los efectos que en ella se indican y, una vez realizados, la descartamos dejándola visible a todos los demás por anverso y reverso.

Diferentes efectos de las cartas:

  • De manera simultánea, cada jugador pasará una carta hacia la izquierda o derecha dependiendo de lo que indiquen las flechas y si algún jugador no tiene cartas, podrá recibirlas igualmente.
  • Cada jugador deberá descartar una de las cartas de su mano.
  • Podremos mirar la identidad de otro jugador en secreto.
  • Daremos la vuelta a dos cartas en juego del centro de la mesa y se quedarán bocarriba durante el resto de la partida.
  • Descartaremos una carta de las que haya en el centro de la mesa y la dejaremos bocarriba frente a nosotros.

Fin de la partida

La partida terminará cuando ya no queden cartas por jugar.

  • Si la palabra SCAPE no ha sido completado, gana el jugador con el rol de Gestapo.
  • En cambio, si se ha conseguido crear la palabra SCAPE completa, levantaremos la primera carta de cada pila para comprobar lo siguiente y ver quien ha sido el bando ganador:
    – Si alguna de las cartas reveladas tiene el símbolo de la Gestapo en su parte superior, ganará el jugador que pertenezca al bando de la Gestapo.
    – Al no haber cartas con símbolo de Gestapo, ganará el bando que más cartas con símbolo de su identidad posea. Si empatan, ganarán ambos bandos, la USAAF y la RAF.

¿Cuál es nuestra valoración?

SCAPE es un juego party de roles ocultos en el que mediante cartas y unas sencillas reglas, formaremos parte de uno de los 3 bandos posibles, o prisioneros alemanes en la Segunda Guerra Mundial de dos tipos diferentes que excavan un túnel para escapar o la Gestapo que les tiene que atrapar, para conseguir hacernos con la victoria en partidas rápidas y muy divertidas.

Es un juego de 2015 pero que ha sido editado por segunda vez ahora en 2020 y viene presentado en un caja pequeña, del tamaño de la palma de nuestra mano, muy transportable y manejable.

Sus tonos oscuros acompañan a la ilustración de su portada en la que vemos torres de vigilancia de una cárcel iluminando por la noche el perímetro de ésta, de la que tendremos que conseguir escapar como hemos visto en el desarrollo del juego.

Su contenido son básicamente cartas, de buen tamaño y buena calidad con las que deberemos ingeniárnoslas para conseguir el objetivo de la identidad que se nos ha asignado. El arte que acompaña sus ilustraciones es muy apropiado y podría recordarnos al de los cómics.

Otra cosa buena de éste juego es que no tiene dependencia del idioma ya que todas las acciones o bandos vienen representados con iconos claros e intuitivos y necesitaremos de una superficie para poder jugarlo ya que tenemos que desplegar cartas tanto en el centro como en la zona de cada jugador.

En SCAPE la observación tendrá un papel clave a la hora de desarrollar nuestra estrategia, no sabemos de quién podremos fiarnos y tendremos que tener una buena memoria para saber qué cartas hemos jugado nosotros o qué acciones han hecho otros para saber sus intenciones e intentar conseguir que nuestro bando sea el ganador a pesar de las posibles trabas que nos encontremos durante la partida.

Es un juego ligero y fácil de preparar en el que desde el principio conoceremos nuestro rol y podremos empezar a planificar lo que vamos a ir queriendo hacer ya que se reparten las cartas de rol en proporción al número de jugadores, lo cual mantiene el equilibrio en el juego y es algo que se agradece.

El objetivo a cumplir es diferente según nuestro bando y con unas sencillas reglas nos hace pasar a la acción rápidamente: si somos de la USAAF o de la RAF, deberemos ir consiguiendo que la palabra SCAPE aparezca en la mesa y, una vez se haya conseguido, vigilar las cartas de robo disponibles para que, cuando se terminen, sea el mayor número posible de nuestro bando las que queden en la parte superior de cada pila para poder ganar.

Por su parte, al jugador que le ha tocado ser la Gestapo y que hace que el juego sea algo más asimétrico, deberá luchar en solitario por intentar romper los planes de los demás intentando que no completen la palabra SCAPE con la que habrán conseguido crear el túnel y utilizando el mayor número de acciones posible para que nadie planee muy a conciencia su huida. Otra estrategia que se puede sumar a las más evidentes si eres de la policía nazi es dejar en evidencia a otros jugadores mediante la acción de mostrar cartas que ya se hayan puesto bocabajo en el centro de la mesa. De ese modo, podemos dejar ver por donde van sus intenciones a los demás jugadores para revelar, de una manera sutil, su identidad oculta.

Como vemos, las estrategias a adoptar son múltiples y podemos combinarlas durante la partida haciendo que nos ayuden por un lado a descubrir a nuestros compañeros de manera aguda para poder aliarnos en conseguir el objetivo común así como atacando a otros que sabemos que no van con nosotros, en beneficio propio.

Si sabemos ocultar nuestras intenciones podremos actuar como queramos y nadie conocerá nuestros planes para jugar nuestras cartas mezclando el ataque y la defensa antes de que se acaben las cartas, momento en el que todo quedará decidido y habrá muchos jugadores que quizá aún estén confusos sobre la posición de alguno de los demás jugadores. Todos verán los reversos de nuestras cartas y podrán saber las letras que tenemos disponibles, cosa que ayuda para intentar planificarnos para poder ser el último que deja la de su facción en la parte superior de alguna de ellas.

Será útil e interesante utilizar cartas de nuestro bando en las letras que forman el túnel pero usaremos las de la facción rival para realizar acciones y gastarlas para molestar a otros o en nuestro beneficio.

Otro punto positivo del juego es que es el mazo de robo el que marca el final de la partida por lo que no habrá que perderlo de vista. Habrá que gestionar nuestra mano de manera eficiente para que nos dé tiempo a todo lo que necesitamos y queremos hacer antes de que desaparezcan todas las cartas.

Otra cosa que nos ha gustado es que no es necesario colocar las letras en orden ni empezar por ninguna en concreto sino que podremos utilizar las que tengamos en nuestra mano y nos queramos deshacer de ellas para irlas dejando en el centro de la mesa y empezar a formar la palabra SCAPE si es que no somos la Gestapo y tenemos que ir destruyéndola sin que se note demasiado para evitar que nuestros oponentes huyan.

Lo bueno del juego es que no deja a nadie fuera de la partida en ningún momento y todos, seamos del bando que seamos, estaremos jugando hasta que se desencadene el final de la partida y pasemos a revelar, si es que se ha conseguido formar la palabra SCAPE completa, las cartas de debajo de cada letra para ver quienes ganan.

La Gestapo tiene la ventaja de tener dos oportunidades para vencer que para eso ha jugado sin ayuda de otros durante la partida: podrá hacerse con la victoria si la palabra SCAPE no está completa o si alguna de las cartas superiores reveladas tiene su símbolo.

La victoria se decidirá en los últimos turnos pero para ello hemos tenido que ir sabiendo medir nuestros movimientos durante el resto de la partida para haber podido reservar cartas interesantes de nuestro bando y haber descubierto las intenciones de otros para poder dar el golpe final en las últimas rondas. La emoción y las dudas han ido de la mano en todo momento.

La escalabilidad que tiene es muy buena y cuántos más jugadores seamos más lo disfrutaremos. Siempre habrá un solo jugador haciendo de Gestapo y cuántos menos seamos, más fácil será saber quien es, pero la lucha por escapar sigue ahí. En cambio, los otros dos bandos se incrementarán y será más complicado intentar adivinar de qué bando de aviadores es cada uno de los jugadores que construyen el túnel ya que tendremos que saber quién va en el mismo bando que nosotros para ganar la partida cuando se destapen las cartas. Por lo tanto, si sumamos jugadores, sumaremos dificultad, entretenimiento pero se no ralentizará el ritmo de juego mientras que nuestra estrategia deberá ser más estudiada.

Otro aspecto a valorar de manera muy positiva en éste juego es la interacción que se produce entre los jugadores. Tendremos que irnos “ayudando” si nuestra carta oculta de rol es de una de las dos facciones de aviadores para conseguir formar la palabra SCAPE que nos dará la posibilidad de poder ganar después pero es que además las acciones disponibles por el anverso de las cartas están pensadas para que nos relacionemos con nuestros oponentes y podamos influir en sus planes.

En cuanto a la rejugabilidad de SCAPE, como podéis imaginar es infinita. Además del reparto de roles inicial que será el punto de partida para nuestra estrategia en esa partida, tenemos a nuestra disposición un buen surtido de acciones que podremos combinar a lo largo de nuestros turnos para conseguir nuestro cometido y/o romper los planes de otros utilizándolas para sacar beneficio para nuestro bando, cosa que harán todos los jugadores de un modo u otro dependiendo de sus tácticas. El azar tiene un peso considerable ya que todas las cartas serán repartidas a ciegas y nunca sabremos qué nos depararán los mazos de robo.

En definitiva, estamos ante un filler de huida ambientado en la II Guerra Mundial muy sencillo e intuitivo en el que, mediante una divertida mecánica de roles ocultos, grupos grandes de juego disfrutarán poniéndose en la piel de aviadores para escapar de una cárcel vigilada de cerca por la Gestapo. La emoción estará presente en todo momento y es apto para ser jugado por novatos o por jugadores más experimentados.

Compra SCAPE en Zacatrus!

Compra SCAPE en Amazon

Scape 2.0
  • SCAPE es un juego rápido donde cada jugador decide si juega sus cartas en la construcción del túnel o realizando acciones que apoyen su estrategia. Partidas cortas y llenas de acción, deducción e interacción entre jugadores que crean adicción.

 

Última actualización el 2020-11-23 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *