Menú Cerrar

Qwixx On Board

De la mano de la editorial NSV nos llega una nueva versión del juego Qwixx para seguir disfrutando de trepidantes tiradas de dados pero en esta ocasión utilizaremos también un tablero para tachar más números en nuestra hoja de puntuación.

Sus autores Steffen BenndorfReinhard Staupe han conseguido dar un nuevo giro a éste famoso Roll and Write y han contado de nuevo con Oliver Freudenreich para los diseños.

Ficha

¿Cuál es su contenido?

  • bloc de puntuación
  • 6 dados
  • 4 peones
  • 1 tablero  
  • 1 reglamento

¿De qué trata?

Una nueva modalidad de juego adicional para Qwixx Original en la que añadimos nuevos componentes a nuestras partidas: un tablero con peones que deben avanzar en cada turno y que nos harán aumentar nuestras posibilidades de maximizar los números a tachar en nuestras hojas de puntuación.

Se añade un nuevo reto a nuestro roll and write que nos permite, siguiendo las reglas de Qwixx Originaltachar números tácticamente y evitar errores para esquivar las penalizaciones.

¿Cómo se juega?

Lo único que tenemos que hacer para preparar una partida en Qwixx On Board es:

  • Desplegar en el centro de la mesa el tablero por una de sus dos caras posibles y cada jugador deberá elegir un peón, dejándolo en la casilla de salida.
  • Repartiremos una hoja de puntuación y un lápiz o boli a cada jugador.
  • Sortearemos el jugador activo inicial.

Desarrollo de la partida

Para jugar a Qwixx On Board bastará con conocer cómo se juega al Qwixx original y le sumaremos una posibilidad de tachado más durante nuestro turno y unos puntos adicionales al final de la partida. Recordemos brevemente cómo jugar a Qwixx original e incorporemos lo que esta versión del juego añade:

En Qwixx tendremos una hoja de puntuación con 4 filas de las cuales, los colores rojo y amarillo tienen números ascendentes del 2 al 12 y las filas verde y azul tienen números descendentes del 12 al 2. Los números de todas ellas han de ser tachados de izquierda a derecha pero no será necesario empezar haciéndolo con el número más a la izquierda sino que podremos empezar por el que queramos y siempre podremos dejar sin tachar uno o más números que no podrán ser ya tachados durante la partida.

Para diferenciar los números que nos hemos saltado y que ya no podremos retomar, podemos tacharlos con una línea horizontal en vez de con una cruz si queremos.

El jugador activo lanzará los 6 dados e irá ejecutando sus acciones. En Qwixx original son 2 acciones y gracias al Qwixx On Board tendremos una tercera:

  1. El jugador activo dirá en alto la suma de las caras de los dos dados blancos. Puede si quiere tachar esa cifra en su hoja de puntuación. Los demás jugadores podrán también, si quieren, tachar dicho número.
  2. Solamente el jugador activo, no el resto, podrá combinar una de las caras visibles de uno de los dados blancos con una de los dados de color y tachar ese número en la fila del color que corresponda.
  3. Es ahora cuando se añade una nueva acción al juego y es que el jugador activo deberá interactuar en el tablero. Podrá avanzar con su peón de 1 a 5 casillas libres hacia delante. Las casillas que estuvieran ocupadas no se cuentan y se saltan sin más pero no puede pararse donde ya haya otro peón.
    Podrá avanzar a una casilla o bien que no tenga tachada para marcar una nueva cruz en su hoja de puntuación, haciendo avanzar en dicha fila de color, o pararse en una casilla que corresponda a un número o color que ya haya marcado en su hoja con anterioridad. Los números sobre un círculo blanco que aparecen bajo las casillas de colores serán los puntos adicionales que recibiremos al final de la partida en el recuento final.

Si el jugador activo no quiere o no puede tachar un número en ninguna de las acciones anteriores, se le contará como tiro fallido. Si en la tercera opción elige un número que ya había tachado, no será tiro fallido.

Cuando se tache el número más a la derecha de cualquiera de las filas y si se han conseguido otras 5 cruces en la fila en cuestión, podremos cerrar esa fila y tachar el candado que aparece junto a ella, que contará como una cruz adicional.

Esa fila ya no estará disponible durante el resto de la partida y retiraremos el dado de dicho color para que no sea lanzado.

Fin de la partida

Una partida a Qwixx On Board termina cuando:

  • Un jugador haya anotado su cuarto tiro fallido.
  • Dos filas de distintos colores han sido cerradas por cualquier jugador.
  • Uno de los peones del tablero alcance la zona final de 5 casillas. Habrá una ronda más de jugadores activos para después pasar a puntuar.

Habrá llegado el momento de hacer recuento de puntuación de cada una de las filas y además anotar el número sobre fondo blanco de la casilla en la que se haya detenido nuestro peón. Tenemos en la parte de la hoja un recuadro por apartado para ir anotándolo.

El jugador con más puntos, habrá ganado.

¿Cuál es nuestra valoración?

Qwixx On Board mantiene la esencia del divertido y fresco juego Qwixx original y nos trae más opciones de tachado en nuestra hoja de puntos individual pero sin aumentar nuestro tiempo de preparación ni la dificultad de aprendizaje de las reglas. Añade cosas nuevas que entenderemos rápidamente e interiorizaremos de manera sencilla.

Nos gustan mucho los juegos que vienen en este tipo de cajas pequeñas y manejables ya que esconden en su interior juegos que podremos llevar con nosotros a cualquier lugar. En esta ocasión veremos que se le da protagonismo en la portada al tablero, en vez de al bloc de puntuación, pero los dados de colores tan característicos de éste juego siguen estando presentes en la parte frontal de la caja y los tonos azulados son los mismo para que se asocie ésta nueva versión al juego original.

En el interior de Qwixx On Board encontramos un bloc de notas de mucho colorido, 2 dados blancos y 4 de colores, 4 peones de tonos madera y un tablero a doble cara que es la novedad que hace que este juego brille y añada nuevas estrategias a nuestras partidas.

Es cierto que en esta ocasión hemos echado de menos los pequeños lapiceros que suelen venir en otros juegos de la misma editorial y que son necesarios para disfrutar del juego, pero tampoco tiene mayor importancia porque podremos utilizar cualquier otro lápiz o boli que tengamos a mano para jugarlo.

Sus instrucciones son multilenguaje y nos parece un acierto que vengan explicadas las reglas del Qwixx original y las del Qwixx On Board para tener ambas juntas y a mano. Sus componentes no tienen dependencia del idioma en absoluto.

La mecánica de juego de ésta nueva versión de Qwixx, como hemos visto, es la misma que ya conocíamos y que tanto nos gustaba, pero con elementos nuevos que añaden nuevas posibilidades y que hacen que debamos pensar más nuestras jugadas, lo que añade un poco de profundidad extra al juego. Partidas rápidas, normas sencillas y turnos dinámicos.

Gracias al tablero que incluye Qwixx On Board, tendremos una tercera opción de tachar números, cuando seamos el jugador activo, y añadimos una tercera manera de cerrar el juego, además de puntos extra en la hoja de puntuación. Ésta última parte ha hecho que las puntuaciones finales de todos nosotros hayan sido más altas porque contamos con la posibilidad de tachar más casillas durante tu turno activo y sumar una nueva cifra según donde se pare nuestro peón en el tablero.

No debemos olvidar que en nuestro turno tendremos que elegir una de las 3 acciones de tachado posibles si no queremos anotar tiro fallido y encima restarnos puntos por ello y que si maximizamos nuestro turno activo y realizamos las 3 porque nos vienen bien, habremos conseguido sacar una ventaja muy golosa al resto de jugadores que quizá en sus turnos solamente han podido realizar una cruz en su hoja o que incluso han elegido la tercera acción sobre un número ya tachado con anterioridad.

Es muy bueno también intentar aprovechar el turno de otros y utilizar la cifra de los dados blancos para nuestro beneficio porque de esa manera estaremos un poco más cerca de poder ser los ganadores de dicha partida.

Parece en un principio que va a ser un juego fácil y que las partidas serán simplonas pero no, según lo vayáis conociendo vais a ver que en el fondo la cosa se complica según nos acercamos al final de las filas de cada color porque será difícil acertar sacando los “doces” o los “doses” para poder cerrar un color. Un golpe de suerte y que coincida tu tirada, hará que lo consigas y no debemos olvidar que hasta que aparezca el número que necesitamos, gracias al tablero quizá consigamos evitar tachar muchos espacios en el apartado de tiro fallido.

Éste juego se diferencia un poco de muchos otros roll and write ya que no tendremos la opción de relanzar alguno o todos los dados antes de tomar una decisión final. Esto dificulta la elección y añade un plus de complejidad interesante a la hora de elegir qué número tacharemos en nuestra hoja de puntuación.

En cuanto a la interacción, en el juego Qwixx original apenas la veíamos ya que solamente podríamos influir en los demás cuando cerrábamos una fila y quitábamos el dado de dicho color, cosa que imposibilitaba a los demás continuar sumando cruces en ella.

Ahora, el tablero de Qwixx On Board añade un nuevo punto de interacción con los oponentes ya que podemos mover nuestro peón para bloquear algunas casillas que pueden ser de mucha utilidad para el resto de jugadores, incluso sin que nosotros mismos las vayamos a utilizar. En algunas de nuestras partidas ha coincidido que un número que ya teníamos tachado y donde podíamos dejar a nuestro peón era el que mejor le venía a un contrincante en su próximo turno por lo que se lo bloqueábamos a pesar de no tachar una casilla nueva nosotros mismos.

La rejugabilidad que ya conocíamos se mantiene, no solo ya que el azar que aportan las tiradas de dados es muy amplia, sino porque tenemos a nuestra disposición un tablero a doble cara que podremos ir variando según la ocasión. Además, el hecho de que podamos mover nuestro peón de 1 a 5 casillas por turno si así lo queremos, hace que la rejugabilidad sea aún más fuerte porque serán muchas las combinaciones que podremos realizar a la hora de elegir casilla en el tablero.

En definitiva, Qwixx On Board es perfecto para poder seguir disfrutando de las mecánicas del juego original pero añadirle un extra a cada uno de nuestros turnos activos y no ha perdido su esencia de juego dinámico, sencillo y perfecto para iniciarse en los juegos de dados que tanto furor están causando ya que con pocos componentes proporcionan mucha diversión.

Consigue Qwixx On Board en Amazon

NSV Qwixx - On Board International
  • Benndorf, Steffen (Author)

Consigue nuevos blocs de Qwixx On Board en Amazon

Consigue Qwixx en Amazon

NSV - 4032 - QWIXX - International - Juego de Dados
  • Nominado al Juego del Año 2013 en Alemania
  • 1 bloque, 6 dados, 1 instrucción
  • Autor: Stefan Benndorf

Compra Qwixx en Zacatrus!

 

Última actualización el 2021-01-20 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *