Menú Cerrar

Desafíos naturaleza: Animales marinos

Desafíos naturaleza: Animales marinos te lleva a conocer los animales marinos más sorprendentes de nuestro planeta. Descubre las especies en peligro y apuesta por los puntos fuertes de tus animales para ganar la partida.

¿Estás dispuesto a afrontar este desafío?

Así se nos presenta este juego de la colección Desafíos naturalezaque nos trae la editorial Bioviva y que son  fabricados en Francia. Todos ellos cuentan con la etiqueta medioambiental FSC que asegura que los materiales utilizados para su fabricación proceden de bosques gestionados de forma sostenible.

Ficha

¿Cuál es su contenido?

  • 36 cartas
  • 1 carta Collector
  • 1 reglamento

¿De qué trata?

En esta baraja del juego Desafíos naturaleza: Animales marinos tenemos animales que habitan todos ellos en el mar y sus profundidades.

Durante la partida iremos levantando las cartas de nuestros mazos individuales de una en una para enfrentar una característica concreta de cada uno de ellos contra la misma de la carta de nuestros oponentes.

El animal que sea más fuerte en esa ronda, ganará y conseguirá que su jugador se lleve las cartas jugadas por el resto de oponentes.

¿Cómo se juega?

Empezaremos la partida repartiendo el mismo número de cartas bocabajo a todos los jugadores hasta que se termine la baraja.

Empezará el jugador más joven y nuestro objetivo trata de conseguir ser el primer jugador en tener todas las cartas del juego.

El turno empieza levantando una de las cartas de nuestro mazo sin enseñarla y deberemos elegir una de las características del animal que nos haya salido con la que crea que será el más fuerte luchando ante los demás.

La diremos en alto junto al valor que muestra nuestra carta y todos los demás deberán en ese momento levantar la primera de las cartas de su mazo. Se fijarán en esa característica y comunicarán a los demás el valor que tienen ellos en dicha opción.

El jugador que tenga el valor más alto será el que se llevará todas las cartas jugadas por todos los jugadores y las colocará en la parte inferior de su mazo para seguir jugando de la misma manera.

Si llegara a producirse un empate entre varios jugadores, habrá que comparar el grado de amenaza de sus especies, representado mediante el círculo de color en la parte superior izquierda de las cartas. El jugador que tenga la especie más amenazada se llevará todas las cartas jugadas.

Será el ganador de la ronda el que comenzará la siguiente y repetirá los mismos pasos: elegir una característica de la carta que ha levantado para compararla con la de sus oponentes.

Los grados de amenaza de las especies

En la esquina superior izquierda de todas las cartas nos encontramos con un círculo de color que nos indica cómo de amenazada está esa especie animal.

  • Círculo rojo: Especies en peligro crítico de extinción.
  • Círculo naranja: Especies en peligro de extinción.
  • Círculo amarillo: Especies vulnerables.
  • Círculo verde: Especies no amenazadas.

Además de proporcionarnos esta información sobre cada especie, nos servirá para resolver los empates que se produzcan a lo largo de la partida y, si se produjeran varios empates seguidos, seguiremos levantando cartas de nuestro mazo hasta que alguno de los jugadores en cuestión saque una carta de nivel de amenaza superior.

Las cartas collector

Además, en esta baraja de cartas de Desafíos de naturaleza vamos a encontrar una carta collector.

Este tipo de cartas, que son diferentes como podéis ver, se mezclarán con el resto de cartas de la baraja del desafío al que estemos jugando y, si durante la partida, aparece una de estas cartas, el jugador que la haya levantado deberá decirlo y leerla en voz alta para que todos puedan aplicar el efecto que anuncia dicha carta.

Una vez aplicado, se dejará a un lado. Si aparecen varias cartas collector a la vez, se aplicará la del jugador más joven.

Fin de la partida

Cuando un jugador consiga hacerse con todas las cartas del juego, habrá terminado la partida y será el vencedor.

También nos proponen programar el tiempo de duración de la partida y, tras haber marcado 10 o 15 minutos por ejemplo, el jugador que más cartas tenga en ese momento en su poder habrá ganado.

¿Cuál es nuestra valoración?

Un nuevo juego de cartas de Desafíos naturaleza, en esta ocasión de animales marinos que nos enseña una amplia variedad de especies de este tipo de animales que habitan en las aguas del mar y que puede que rara vez nos crucemos con ellos ya que habitan en unas profundidades superiores a las que normalmente estamos acostumbrados.

En una caja más pequeña que la palma de nuestra mano se presenta este título de la colección de juegos de cartas de la editorial BiovivaDesafíos naturaleza. Es completamente azul, como las profundidades marinas, todo un acierto para acompañar a todos los animales que encontraremos en su interior. Sus cartas siguen la misma línea que todas las de la colección siendo de un tamaño muy manejable, de buen grosor y con imágenes a color que ocupan la mitad superior de la carta.

De nuevo, mencionar que tienen una completa dependencia del idioma pero la mayoría de títulos de la colección están disponibles en una edición en diferentes idiomas.

Tiene unas reglas bien sencillas que pueden explicarse bien a cualquier tipo de público y rápidamente todos estarán preparados para empezar la primera partida de muchas.

Los turnos van a ser rápidos y dinámicos, parándonos solamente a comparar las cartas de los jugadores presentes y luego, si queremos, pudiendo leer la explicación de cada uno de los animales para conocerlos mejor pero, si queremos seguir con el ritmo de la partida, siempre tenemos la posibilidad de coger el juego en cualquier otro momento y dedicarle una atención especial a cada una de las cartas para conocer a fondo a cada uno de los animales.

Después de repartir el mismo número de cartas para todos los jugadores y hacer un mazo con ellas, bocabajo, el jugador inicial cogerá su primera carta, elegirá la característica que crea que puede ser la vencedora al enfrentarse a las cartas de sus oponentes y habrá llegado el turno de que los demás jugadores levanten la primera carta de sus mazos para descubrir de qué animal se trata.

El  jugador que tenga la cifra más alta en la característica elegida en esa ronda, habrá conseguido hacerse con todas las cartas mostradas y estará más cerca del objetivo del juego: ganaremos si conseguimos tener toda la baraja en nuestro poder.

En esta baraja de Desafíos naturaleza podremos elegir entre peso, longitud, longevidad y profundidad, datos muy curiosos de estos animales que nos han llamado la atención la gran diferencia que puede existir entre varias de las especies marinas que tenemos en la baraja. Por ejemplo, queremos mencionar los 58.000 kg del Rorcual común, los 3000 kg del Elefante marino del sur y los solo 29 kg de la Nutria marina.

Además, en esta baraja viene incluida una carta collector que son cartas especiales, con un diseño diferente que cambian por un momento el ritmo habitual del juego. En ellas, tendremos una acción concreta que deberá llevarse a cabo cuando aparezca y aplicaremos su efecto. Están mezcladas con el resto de cartas por lo que será totalmente sorpresa.

Será difícil que suceda pero, si hay una característica en la que dos animales empatan, deberemos acudir a los colores de los grados de amenaza que nos vienen marcados en las esquinas superiores izquierdas de las cartas.

El ganador de cada ronda empezará la siguiente y gracias a ello podrá ser el que decida por cual característica se lucha. Cuando alguien consiga hacerse con todas las cartas de la baraja, se habrá terminado el juego, aunque nos sugieren que podemos jugar programando un tiempo concreto de partida y, cuando el reloj marque el límite, ganará el que más cartas tenga en su poder.

Haciendo un análisis de su escalabilidad, hemos comprobado que cuantos más jugadores seamos en la partida, la intriga por saber si seremos los ganadores de la ronda crecerá ya que debemos enfrentar nuestra característica a la de los otros jugadores. Está indicado de 2 a 6 personas pero bien es cierto que a su cifra más pequeña es igualmente disfrutable porque podremos analizar más en profundidad los animales que estamos observando en las cartas.

En todo momento los jugadores estarán interactuando ya que uno de ellos es el que lanza el desafío para intentar ganar todas las cartas. Iremos ganando en algunas ocasiones pero en otras lo harán los demás, lo que hace que aumenten nuestros mazos poco a poco si hemos tenido suerte de ser los animales más fuertes de la característica elegida.

En cuanto a su rejugabilidad, es bastante alta ya que tenemos muchas cartas diferentes y todas ellas con varias categorías disponibles para ir eligiendo indistintamente entre ellas. Pocas veces se enfrentarán entre sí los mismos animales marinos porque el azar de los mazos siempre está presente.

Por concluir con la reseña, Desafíos naturaleza: Animales marinos es un juego educativo de cartas que puede ser utilizado incluso en las aulas y que, mediante un modo de juego muy dinámico, iremos descubriendo los diferentes animales que esconden sus cartas con información muy interesante y completa para enfrentar sus características especiales mientras luchamos por ser el que se quede con todas las cartas.

Para estar al día de todas las novedades relacionadas con la colección Desafíos Naturaleza puedes seguir las redes sociales de la editorial Bioviva:

Consigue Desafíos naturaleza: Animales marinos en la página de la editorial.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *