Menú Cerrar

Wanted 7

Crecen las tensiones en la región de Golden River en el lejano Oeste durante la fiebre del oro. Las personas más influyentes de la zona ven amenazados sus intereses. ¡Necesitan protección! Todos ellos van en busca de los mejores pistoleros de la zona y los miembros de las 7 bandas más buscadas se reúnen habitualmente en la barra del Saloon.

¿Serás capaz de contratar al mejor grupo de pistoleros?

Así se presenta Wanted 7, un juego de mesa creado por Eloi Pujadas, ilustrado por Amelia Sales y editado por GDM Games que nos sitúa en una cantina del lejano Oeste para reclutar a los mejores bandidos de la zona.

Ficha

¿Cuál es su contenido?

  • 1 Tablero
  • 55 Cartas
  • 35 Fichas de pistolero
  • 6 Marcadores de puntuación
  • 1 Instrucciones

¿De qué trata?

En Wanted 7 necesitaremos contratar a diferentes bandidos de las siete bandas que viven en los alrededores para que nos protejan.

Para ello, jugaremos nuestras cartas sobre la mesa de la cantina de un bar para intentar superar a nuestros oponentes en distintas rondas. Invita a cerveza o whisky, amenaza con tu revolver o haz trucos de magia con las cartas para arrebatar a los pistoleros de tus rivales. Intenta conseguir una buen nutrido equipo ya que, al final, se tendrá en cuenta para victoria la variedad de bandas contratadas, así como el número de miembros de las mismas.

El lejano Oeste es un sitio peligroso, ¡Encuentra protección entre los más buscados!

¿Cómo se juega?

Componentes

Tablero

El tablero simula una mesa de una cantina de un Saloon del viejo Oeste con sus respectivas sillas donde, en función del numero de jugadores, se pondrá un número determinado de bandidos. En algunas de estas sillas, existe una bonificación de +1 o +2.

La mesa está dividida en dos zonas bien diferenciadas, una de whisky y otra de cerveza. En los asientos laterales, que se usan para más jugadores, solo beben leche. En el centro vemos un resumen de cómo se puntúa y el track de puntuación.

Cartas

Todos los jugadores tienen un mazo con nueve cartas idénticas exceptuando por el color. Están numeradas del uno al cinco, teniendo las tres primeras un dibujo indicando habilidades especiales. Todos los números salvo el 5, están dos veces.

Fichas de bandidos

Hay 7 bandas distintas y con 5 pistoleros cada una.

Desarrollo de la partida

Para empezar, situamos el tablero en el centro de la mesa, dejamos las fichas de pistolero boca abajo y al alcance de todos y cada jugador elige un color para coger sus nueve cartas y su marcador de puntuación que situará en el track de puntuación.

El juego está dividido en cuatro rondas. Cada una de ellas se juega de la misma manera:

Lo primero que debemos hacer es coger al azar las fichas de bandido y colocarlas, boca arriba, en los huecos de las sillas de la mesa habilitadas que dependerá del numero de jugadores.

Todos los jugadores cogen las cuatro primeras cartas de su mazo personal de robo.

Se elige al jugador inicial, que en este caso se trata de la última persona que haya bebido cerveza y se le da la carta negra de jugador inicial y comienza la ronda.

Durante su turno, cada jugador debe hacer las dos siguientes acciones:

  1. Colocar una carta de su mano en un espacio del tablero. Como regla general, deberá hacerlo sobre un hueco que esté vacío o encima de otra carta cuyo valor sea inferior, anulándola. Sin embargo, deben tenerse en cuenta las reglas de colocación de las cartas especiales:
    1. Cartas de cerveza o de whisky. Estas cartas, marcadas con un 1, son para invitar a una ronda a los bandidos y pueden situarse sobre cualquier otra carta, sin importar su valor. La única restricción que existe es que el símbolo de cerveza o whisky debe coincidir con el lado del tablero donde se quiere colocar dicha carta.
    2. Cartas de revólver. Los doses contienen un símbolo de revólver que mira hacia un lado o hacia el otro. Permiten eliminar todas las cartas que se encuentran en el sitio adyacente hacia el que apuntan. Es importante indicar que las cartas siempre deberán colocarse con la parte de abajo hacia el centro del tablero.
    3. Cartas de truco de magia. Los treses simbolizan un truco de magia y al situarse sobre un uno o un dos, puede mover toda la pila de cartas a otro espacio vacío o sobre otra pila respetando las reglas de colocación.
  2. Robar una nueva carta de su mazo y pasa el turno al siguiente jugador de su izquierda.

Esta mecánica se repite hasta que ningún jugador tenga cartas o hasta que todos los espacios del tablero se hayan completado.

Puntuación

Al finalizar cada ronda, se deben sumar todos los valores de las cartas visibles, es decir, de las situadas en la parte superior de cada pila. El jugador con el color que sume la mayor cantidad ganará 5 puntos, el siguiente 3, el siguiente 2 y por último, el cuarto jugador con mayor valoración en sus cartas obtendrá 1 punto.

Posteriormente, se deben sumar los puntos extras que se encuentran en las esquinas del tablero. De la misma forma, el jugador que ganará dichos puntos será el dueño de la carta superior de dichos montones.

Por último y de la misma forma, se reparten las fichas de pistolero entre quienes tengan su carta en la parte superior de cada montón.

Tras recoger todas las cartas y reponer los espacios de los pistoleros con nuevas fichas, comienza una nueva ronda.

Fin de la partida

Una vez que finalice la cuarta ronda, finalizará la partida.

En ese momento, se deben contar los puntos que se han obtenido gracias a los pistoleros conseguidos en todas las rondas. Estos puntos vendrán determinados por los combos que se pueden hacer entre ellos.

Por un lado, cuántos más pistoleros de distintas bandas se tienen, más puntos otorgará al jugador. Por otro lado, cuántos más pistoleros de la misma banda, más puntos ganará el jugador.

Es importante señalar que un mismo forajido solo puede ser utilizado para un solo combo, por tanto es importante saber realizar la mejor combinación de estos para obtener la mayor puntuación con ellos.

Finalmente, el ganador será quien ocupe el primer puesto en el track de puntuación al final de la partida teniendo en cuenta todos los puntos de cada ronda y los puntos ganadora con la combinación de bandidos.

¿Cuál es nuestra valoración?

Wanted 7 es un juego de mesa divertido, rápido y muy fácil de explicar en donde destaca la interacción entre los participantes a través de sus cartas. Podríamos calificarlo como un filler o un juego familiar que nos traslada al mítico Saloon del lejano Oeste para intentar reunir a lo mejor de cada banda de pistoleros de la zona.

En cuanto a su estética y componentes, podemos decir que la calidad de los materiales es bastante buena. Es un juego que destaca especialmente por el diseño del tablero y el colorido de sus cartas. Además de tener una estética muy llamativa, el propio tablero hará las veces de cartas de ayuda ya que en él vienen reflejadas las distintas puntuaciones que se pueden conseguir, tanto en cada ronda como con la combinación de los bandidos al final de la partida.

Las cartas, como decimos, son muy coloridas y tienen unas ilustraciones sencillas y muy funcionales que permiten ver con claridad tanto el número como la habilidad que pudieran contener. Destacar las ilustraciones de la caja, pero especialmente de cada uno de los bandidos que aparecen en ella dibujados.

Quizá las fichas de bandidos, que aún siendo correctas, podrían haber sido un poquito más gruesas. Pero sin lugar a dudas, estamos ante un juego bien producido.

Si bien es cierto que el lejano Oeste es una temática muy atractiva, es cierto también que ha sido muy utilizada y con cierta recurrencia en los juegos de mesa. Pero en este caso, gracias a las mecánicas presentes en el juego, le sienta especialmente bien. Su rapidez y sus componentes recrean una atmósfera en la que parece que realmente se está jugando a las cartas en el propio Saloon para contratar bandidos.

Por otro lado, sus tres mecánicas principales; subasta, gestión de mano y colecciones encajan muy bien entre ellas y de forma muy sencilla. Todos tenemos las mismas cartas y las mismas habilidades, pero en función de las que nos vayan tocando en nuestra mano y sobre todo, la forma en la que las utilicemos, podremos conseguir mejores resultados que el resto de jugadores.

En sus partidas destaca la altísima interacción que existe entre los jugadores. Al final, cada carta que pongamos tendrá una misión y será prevalecer hasta el final de la ronda para poder llevarnos la mayor cantidad de puntos, bonificaciones e incluso bandidos. Y para poder conseguirlo, debemos eliminar, pisar o fastidiar las cartas de los rivales. Las jugadas inesperadas y las puñaladas a última hora aseguran una tensión sana en el grupo que seguramente será vengada en la siguiente ronda.

El juego, aunque pueda parecer lo contrario, tiene una alta dosis de estrategia y deducción, porque como decimos, cada jugador tiene exactamente las mismas cartas y por tanto podemos estar atentos e ir viendo qué cartas y qué habilidades aún le quedan a nuestros rivales por salir. Además deberemos tener en cuenta qué posibilidades nos dan las cartas que aún nos quedan pendientes por tocarnos a nosotros.

Es importante no olvidar que hay unas posiciones, las esquinas del tablero, que otorgan bonificaciones extra al jugador que haya conseguido dejar la carta más arriba al final de cada ronda. Esto no significa otra cosa que, en dichas posiciones, la batalla por su conquista será mayor. Al igual que no hay que obviar el color de los pistoleros, que aunque en las primeras rondas no parece que vayan a tener que ser muy tenidos en cuenta, cuando acaba la partida verás cómo esos puntos extra que otorgan los combos de las bandas de los pistoleros pueden significar la victoria o la derrota de algún jugador.

Es cierto que no hay una estrategia mejor que otra. Es común no gastar las cartas más altas al principio de la partida, pero guardarlas para el final tampoco asegura nada. La ronda podría acabar antes de tiempo o ser anuladas con las bebidas o con el revólver. Al fin y al cabo, no hay cartas mejores que otras. Esto es debido al buen equilibrio que existe entre las cartas más altas, que no tienen habilidades, con las cartas más bajitas que si que las tienen.

La rejugabilidad de este juego es total. La disposición aleatoria de las fichas de pistolero y el robo de cartas del propio mazo, crean situaciones tan diferentes continuamente que difícilmente notarás que las partidas y estrategias se repiten. Además, el juego incluye la llamada variante del autor. En ella, no existen turnos. Todos levantan su carta simultáneamente, para colocarla alrededor del tablero por orden (con la ayuda de la carta de desempate). Este pequeño cambio es capaz de modificar por completo las partidas.

Con respecto a su escabilidad, que va de 2 a 6 jugadores, debemos decir que se producen dos sensaciones diferentes. Con pocos jugadores, la sensación de control es un poco mayor. Te ves más capaz de contar qué cartas van saliendo y por tanto qué cartas faltan por aparecer y así tu estrategia la puedes intentar llevar a cabo mejor, aunque no te asegura nada. Mientras que, a más jugadores, la sensación de control desaparece y se vuelve un juego más alocado pero igualmente divertido en el que a veces crees que has conseguido los puntos porque tus rivales no han sido capaces de anular tus cartas.

Como hemos explicado, Wanted 7 es un juego muy divertido y emocionante, con cierto componente estratégico y de azar, en el que se producen duros enfrentamientos entre los jugadores para conseguir los mejores pistoleros del lugar gracias a su alta interacción no apta para susceptibles.

Puedes comprar el juego Wanted 7 en Zacatrus!

Compra Wanted 7 en Amazon

Oferta
GM Games - Wanted 7 Juego de cartas, GDM122
  • Novedoso juego familiar
  • Pistoleros
  • Far West

 

Última actualización el 2020-10-01 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *