Menú Cerrar

Vendimiando en Bodegas Loli Casado

¡Es hora de vendimiar! Se acerca la época de la vendimia en Bodegas Loli Casado y es hora de ir al viñedo a recoger el fruto del esfuerzo tras un año cuidando de la vid. Descubre la fauna y eventos que afectan a la viña mientras recoges racimos de uva para después elaborar tus propios mostos y conseguir más puntos que tus rivales.

Así se nos presenta éste juego de cartas creado e ilustrado por Asier Astorga Casado y creado especialmente para las Bodegas Loli Casado de Lapuebla de Labarca, Araba, España.

Ficha

  • Número de jugadores: 2 a 5
  • Edad Mínima: 5 años
  • Duración: 5 a 10 minutos
  • Interacción: Competitivo
  • Mecánicas:  Set Collection
  • Versiones: No
  • Expansiones: No
  • Editor:  Bodegas Loli Casado
  • Año de publicación: 2020 

¿Cuál es su contenido?

  • 54 cartas
  • 1 reglamento

¿De qué trata?

Debemos ponernos la ropa de trabajo pues tenemos que ir a las Bodegas Loli Casado a vendimiar sus diferentes variedades de uva.

Iremos recorriendo la viña para vendimiar uvas levantando las cartas que hay bocabajo sobre la mesa pero no siempre tendremos suerte y podemos encontrar diferentes obstáculos por el camino que deberemos superar.

Si al final de la partida somos los que mejores combinaciones de uva hemos conseguido, ganaremos la partida.

¿Cómo se juega?

Nuestro objetivo es reunir racimos de uva para combinarlos al final de la partida y conseguir la mayor puntuación posible haciendo mostos pero teniendo cuidado de los eventos y animales que pueden suceder y aparecer en la viña.

Empezará la persona cuyo cumpleaños sea más cercano al final de septiembre porque es la época propia de la vendimia.

Para preparar la partida tendremos que plantar nuestra viña en la zona de juego. Para ello deberemos colocar cartas bocabajo formando líneas dejando entre ellas pasillos, llamados renques, que facilitan el paso de tractores y trabajadores por la viña.

Si no tenemos mucho espacio para crear la viña, podremos colocar las cartas en montones, nos sugieren 9 montones de 3 cartas en una cuadricula de 3×3.

La partida se desarrollará por turnos de la siguiente manera:

El jugador levantará una carta de la mesa y dirá qué tipo de carta es.

  • Si es una de uva, se la guardará en su mano hasta el final de la partida.
  • Si es una de evento aplicará su efecto y la dejará en la pila de descartes.

Tras esto, será el turno del siguiente jugador.

¿Qué tipos de cartas de evento podemos encontrar?

  • Perdiz: Como las perdices corren por las viñas buscando comida, te paras junto a otro jugador para escuchar su canto y por tanto, ese jugador pierde su próximo turno.
  • Mariquitas: Como se alimentan de otros bichitos que se comen las hojas de las cepas, ellas te ayudan a que puedas levantar dos cartas adicionales.
  • Zorro: Éste astuto animal controla al resto de fauna de la viña. Podrás robar la carta que elijas de uno de tus oponentes.
  • Ovejas: Se comen las malas hierbas pero hay que vigilarlas porque pueden comerse también los brotes jóvenes. Deberemos elegir una variedad de uva y todos los rivales deberán descartarse de una carta de esa variedad si la tienen.
  • Conejo: Se dedica a mordisquear las yemas que brotan en primavera por lo que nos deja sin las uvas que iban a nacer. Deberemos mandar una de nuestras cartas al descarte simbolizando que se la ha comido.
  • Jabalí: Se pasean por la viña comiéndose las uvas y haciendo destrozos por lo que perderemos nuestro próximo turno para poder ahuyentarlo.
  • Granizo: Reduce la cosecha de ese año y cada jugador deberá elegir de manera aleatoria una carta del oponente de su derecha para dejarla en el descarte.
  • Mildu: Este hongo hace fermentar las viñas y se echa a perder la uva de la vid por lo que contagia a las cartas que tenga a sus lados y las envía al descarte.

Fin de la partida

Tras haber levantado todas las cartas que están sobre la mesa, habrá llegado el momento de hacer recuento de las cartas de uva que tengamos en la mano.

Sumaremos las combinaciones según la siguiente tabla y ganará la persona con más puntos. En caso de empate, lo hará el que tenga más cartas sin emparejar.

¿Cuál es nuestra valoración?

Vendimiando en las Bodegas Loli Casado es un juego de cartas tematizado en el que tendremos que ir recorriendo la viña de la bodega para recoger su uva mientras, como en la vida real, podrán ir apareciendo diferentes sucesos que nos pondrán la tarea algo más difícil.

Este juego ha sido una edición especial de 500 copias que ha sacado la bodega para entregar con sus pedidos (hasta agotar existencias) durante Diciembre de 2020, iniciativa que ha gustado mucho.

Viene en una caja pequeña y manejable con una ilustración acorde a su temática que la cubre por completo en la que vemos la expansión completa de la viña con las montañas en el fondo.

Dentro encontramos, además del manual, unas cartas de buen gramaje que nos presentan tres tipos diferentes de uva y los diferentes acontecimientos a los que nos enfrentaremos. Las ilustraciones que vemos en todas ellas son a todo color, de trazos sencillos y con un rótulo en la parte inferior que viene en dos idiomas (español e inglés). La letra es grande y se lee fácilmente.

El manual, bien maquetado y acompañado de iconografía explicando las acciones, viene en dos idiomas, con ilustraciones y a color.

Como hemos dicho, tendremos a nuestra disposición cartas pero no necesitamos más. Tras disponerlo sobre la mesa para simular la zona de recogida de la uva, podremos empezar la vendimia. Nos sugieren que si la zona de juego no es muy amplia, podemos disponerlas en montones y nos ha parecido una sugerencia realmente útil.

Con una curva de aprendizaje baja ya que los turnos son sencillos de comprender, iremos levantando cartas de la zona de juego para descubrir de que se trata. Si son uvas, las recogeremos en nuestra mano para poderlas combinar entre ellas y sumar puntos al final de la partida y si son eventos, les haremos frente.

Nos ha parecido una genial idea los sucesos que se han incorporado al juego, que reflejan fielmente la realidad, dejan ver las dificultades a las que se tienen que enfrentar los agricultores cuando recogen la uva hasta que luego llega a la bodega y cómo se han adaptado al juego para tener que utilizar las cartas de nuestra mano y poder solventarlos.

Por mucho que estemos siguiendo una estrategia para quedarnos con cartas que nos combinen puede que tengamos que deshacernos de alguna de ellas porque no nos quede más remedio. No es previsible lo que irá sucediendo durante nuestra partida y nuestros planes pueden cambiar.

El juego termina cuando levantemos todas las cartas que haya sobre la mesa y habrá llegado el momento de preparar los mostos. Todos deberemos enseñar nuestras cartas de tempranillo, graciano y viura para puntuar.

Quien sabe si en un futuro podría ampliarse el juego con nuevas variedades de vino, nuevos eventos y por lo tanto nuevos combos para aumentar éste juego que seguro que a más de un amante de los vinos ha cautivado.

Su rejugabilidad es muy alta. No solamente por todas las cartas que incluye sino porque la disposición de éstas nunca será la misma. Al colocarlas tras barajar, bocabajo, no veremos qué estamos colocando y según levantamos, siempre la carta que queramos sin seguir ningún orden preestablecido, el azar está presente en lo que aparecerá. Nadie puede planificar.

En cuanto a la interacción que se produce entre los jugadores, vemos que con las cartas de perdiz, zorro, ovejas y granizo influiremos en la mano de los demás jugadores y tendremos que participar junto a ellos en el desarrollo de la partida. Es una buena manera de hacer participar a la gente y de estar pendientes de los demás porque en cualquier momento podremos perder uvas que necesitábamos para un buen combo.

Como hemos visto la horquilla de jugadores viene marcada de 2 a 5 personas y está bien ajustada esta escalabilidad. En partidas de 2 es más previsible el saber que cuando el otro jugador saca un evento y tiene que afectar a los demás participantes sufriremos las consecuencias pero según aumentamos la cifra de personas disfrutándolo en la mesa a 4 o 5, el juego brilla por completo. También se acabarán las cartas de la viña antes pero veremos como vamos gestionando nuestra mano de la manera más efectiva posible para ser los vencedores.

Para finalizar, decir que este juego de mesa que utiliza la mecánica de set collection es perfecto para los amantes de los vinos y para descubrir un poco más de este sector. Es un juego familiar perfecto para ser jugado por público de todas las edades con el que disfrutaremos haciendo mostros en una dura jornada de trabajo.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *