Menú Cerrar

Tanto cuore

Los jugadores toman el papel de “amos de casa“, contratan a muchas maids bonitas que les sirven llenando lentamente la casa. Pero hay que tener cuidado. Las maids pueden caer enfermas o adquirir malos hábitos. Al final de la partida, el jugador que gane más puntos de victoria con su personal será el “amo perfecto” y el ganador.

Así se presenta Tanto Cuore, un juego de mesa creado por Masayuki Kudou e ilustrado por nada más y nada menos que por 25 ilustradores que son los artífices de todos los diseños de las maids. Gracias a la colaboración de Japanime Games, Arcligh Games y especialmente a la editorial española GDM, nos llega la versión en castellano de este deck building.

Ficha

¿Cuál es su contenido?

  • 198 cartas de maids
    • 32 de jefa
    • 156 comunes
    • 10 particulares
  • 56 cartas de amor
    • 36 de valor 1
    • 12 de valor 2
    • 8 de valor 3
  • 26 cartas de evento
  • 1 reglamento

¿De qué trata?

Tanto Cuore es un juego de cartas japonés con una mecánica principal de construcción de mazos en el que cada jugador juega como el señor de una mansión y contrata a diferentes maids para conseguir el mayor número de puntos.

Los jugadores necesitarán de las cartas de amor para poder contratarlas y tendrán que tener cuidado porque los rivales intentarán hacerlas enfermar o darles malos hábitos para disminuir la puntuación.

¿Cómo se juega?

Conceptos básicos

Cartas

El juego cuenta con tres tipos de cartas:

Cartas de maids

Estas cartas, como su propio nombre indica, representan a cada una de las maids que los jugadores pueden contratar a lo largo de la partida.

Cada carta tiene en la parte superior:

  • El título
  • El nombre
  • Un coste de amor
  • Un número de puntos de victoria

En la parte inferior tiene:

  • Un efecto especial
  • Bonificaciones extra

Además, existen tres tipos distintos de maids:

  • Jefa (borde verde): generan más puntos de victoria que el resto y tienen pequeños efectos durante la partida.
  • Común (borde azul): se juegan durante la fase de servicio y tienen distintas acciones.
  • Particular (borde negro): Son maids que nunca entran en el mazo ni en el descarte de los jugadores y, una vez que se compra, se ubican en la habitación privada de un jugador. Tienen efectos especiales durante cada turno.

Jugar una carta maid de la mano cuesta un servicio. Como regla general, cada jugador tiene un servicio por turno, así que solo puede jugar una maid por turno. Es importante tener en cuenta que ciertas maids generan la posibilidad de realizar más servicios, dándole al jugador la posibilidad de jugar más maids por turno y aprovecharse así de las diferentes habilidades que tiene cada una de ellas.

Cartas de amor

Las cartas de amor son las cartas que representan el dinero del juego y permiten comprar las distintas cartas, incluidas, las cartas de maids o a ellas mismas. Su valor oscila entre 1 y 3.

Cartas de evento

Las cartas de evento son cartas que provocan efectos negativos sobre otros jugadores. Se compran con normalidad en la fase de empleo pero no van al mazo del jugador sino que se colocan en su habitación privada.

Zonas de juego

El juego tiene una nomenclatura muy peculiar para las diferentes zonas o elementos del juego que viene bien tener en cuenta:

Ciudad

La ciudad es el lugar donde se colocan las diferentes cartas que se pueden comprar.

Casa del jugador

Es la zona de la mesa que está delante de cada jugador y es donde irá colocando las cartas que va jugando en cada turno y que, a su vez, se compone de las siguientes zonas:

  • Sala de espera: Es el mazo de robo.
  • Entrada en la cocina: Pila de descartes.
  • Habitación privada: Es la zona de la casa del jugador donde se colocarán las cartas especiales.

Preparación

Lo primero que se debe hacer para preparar una partida de Tanto Cuore es elegir las diez maids que formarán parte de la ciudad. En este sentido, el juego indica una selección de maids recomendadas para las primeras partidas pero se pueden escoger las que se deseen.

Además de esta selección, se deberá:

  1. Separar a las jefas maid “Marianne” y “Colette“.
  2. Separar las cartas de evento por “enfermedad” y “malos hábitos“.
  3. Dividir las cartas de amor por su valor.
  4. Barajar y colocar las 10 maids particulares en un montón bocabajo.
  5. Sacar y revelar las dos primeras cartas del montón de maids particulares.

Todas estas cartas, junto con los 10 tipos de maids comunes elegidas, se deberán colocar en el centro de la mesa, al alcance de todos los jugadores, en lo que llamamos la ciudad.

Una vez elegida la formación de cartas que compondrán la ciudad, se debe preparar el mazo inicial de cada jugador. Este estará formado por:

  • 7 cartas de amor con valor 1
  • 3 cartas de Colette.

Cada jugador baraja sus cartas y coge las 5 primeras para conformar la mano de su primer turno.

Desarrollo de la partida

El juego se desarrolla en un indeterminado número de turnos hasta que se terminen dos de los mazos de maids que están en la ciudad.

El turno de cada jugador se divide en cuatro fases:

  • Fase de inicio: Se resuelven las habilidades correspondientes a esta fase de las cartas que se encuentran en la habitación privada del jugador, en el caso de que tenga alguna. Hay que tener en cuenta que en la carta de cada maid particular/doncella viene especificado en qué momento debe ser jugada y solo se puede jugar una vez por turno. En el caso de que estuvieran enfermas no podrían aplicarse los efectos.
  • Fase de servicio: El jugador puede jugar una de las cartas de maids comunes que tenga en su mano y aplicar sus efectos.
  • Fase de empleo: El jugador puede utilizar el valor de las cartas de amor que tenga en su mano para comprar cualquier carta adicional que desee que se encuentre en la ciudad. Salvo que el efecto de alguna maid diga lo contrario, el jugador solo podrá comprar una sola carta por turno. Las cartas compradas durante esta fase se colocan en la pila de descartes, a excepción de las maids especiales, que van directas a la habitación privada, y de las cartas de evento, que se juegan sobre la habitación privada de otro jugador.
  • Fase de descarte: El jugador se descarta de todas las cartas jugadas durante este turno, así como de las cartas que queden en su mano. Además, todos los puntos de amor, servicio y contratación que no se hayan gastado, se pierden. Acto seguido, vuelve a robar otras cinco cartas de su mazo. En caso de que no queden suficientes, baraja su pila de descartes y lo convierte de nuevo en su mazo, de donde robará las cartas restantes.

Una vez finalizadas estas cuatro fases, comienza el turno del siguiente jugador.

Doncellas

Algunas maids tienen el título de doncella o doncella jefa por lo que podrían llegar a convertirse en doncellas pudiéndose colocar directamente en la habitación privada del jugador. Realizar esta conversión cuesta 1 servicio o incluso 2.

Maids Particulares

Las maids particulares pueden verse como doncellas particulares. Una vez contratada, va directamente a la habitación privada del jugador y genera un efecto una vez por turno. Algunas podrán ir a la habitación privada de algún otro jugador para aplicar un efecto negativo sobre él.

Solo se puede contratar alguna de las dos maids particulares que se encuentran bocarriba y una vez contratada, se debe sacar otra del mazo para que siga habiendo dos disponibles para el siguiente jugador.

Cada jugador solo puede tener una maid particular al mismo tiempo y utilizar sus efectos no consume servicios.

Eventos

Los eventos son cartas con efectos negativos que van sobre alguna maid privada o doncella de la habitación privada de los jugadores. Existen dos tipos de eventos:

  • Malos hábitos
  • Enfermedades

Fin de la partida

De esta forma, los jugadores van realizando sus turnos y cuando se hayan agotado dos de los mazos de maids de la ciudad, se termina la partida. Cada jugador cuenta la cantidad de puntos de victoria de todas sus cartas y resta los puntos que haya perdido por las cartas de evento que hayan jugado contra ellos. El jugador que después del recuento tenga más puntos, se proclama vencedor.

¿Cuál es nuestra valoración?

Tanto Cuore es un juego de cartas, con una mecánica deck building, en el que los jugadores representan a los dueños de una casa que deberán contratar a diferentes maids para que les sirvan con el objetivo de conseguir la mayor cantidad de puntos, procurando que el resto de jugadores no las hagan enfermar o coger malos hábitos.

Para los que no estén muy familiarizados con el concepto de maid, explicar que estamos ante un término japonés que hace referencia a un tipo de personaje femenino, común en el mundo del manga y del anime, que trabaja de sirvienta o criada y que se caracteriza principalmente por ser joven, altamente atractiva y porque lleva usualmente un traje de sirvienta tradicional.

Por este motivo, obviamente, cuando hablamos de la estética y los componentes del juego, nos damos cuenta de que estamos ante un estilo claramente de anime japonés. En la propia caja, aunque el juego está totalmente traducido a nuestro idioma, aparecen elementos reconocibles del mundo nipón. No solo por la ilustración principal de la portada del juego, donde vemos a la clásica maid anime, sino que, por ejemplo, advertimos las clásicas letras japonesas entre el título en castellano o en la parte de atrás de la caja, con los nombres de los ilustradores en japonés.

Ya que hablamos de los ilustradores, una de las cosas que más llama la atención en este aspecto es que en el juego han participado nada más y nada menos que 25 ilustradores diferentes para crear todas las cartas que trae el juego. Sin duda, algo no muy habitual, pero que debemos destacar porque todas las cartas tienen una estética muy cuidada y colorida y que, a pesar de la cantidad de manos diferentes que han dibujado cada una de ellas, tienen un diseño muy similar pero con un toque único.

Otra cosa que llama bastante la atención es el tamaño de la caja. Normalmente, este tipo de juegos con tal cantidad de cartas suelen venir en cajas mucho más grandes, con cunas que tienen separadores para dividir el tipo de cartas.
A todo el mundo nos viene a la cabeza el clásico Dominion y su caja de 30×30. En este caso no, y a pesar de que el número de cartas no es tan elevado como en el mencionado juego, Tanto Cuore no se queda muy atrás e incorpora la no desdeñable cifra de 280 cartas. Todas estas cartas están recogidas en una caja relativamente pequeña donde caben perfectamente. No solo caben, obviamente, sino que además, el juego incorpora dos elementos muy interesantes y útiles.

Por un lado, tenemos unas cartas de cartón que sirven no solo de separadores, haciéndonos la vida mucho más fácil, sino que también se utilizan para asentar la base de la ciudad, poniéndolos debajo de las cartas con las que jugamos para protegerlas, evitando que se coloquen encima de la mesa y dejando aún más claro qué mazo de maid ha sido agotado. Por otro lado, nos encontramos también una pieza de cartón que nos servirá para estabilizar las cartas dentro de la caja, para separarlas en dos grandes grupos o incluso para generar hueco si se quiere añadir alguna expansión.

Ahora pasemos a hablar del juego en si y sus mecánicas. Con Tanto Cuore estamos ante un deck building clásico. Es decir, es un juego en el que empezamos todos con las mismas diez cartas y en cada turno, los jugadores robaremos y usaremos cinco de ellas. Obviamente, como todos sabemos, se llama deck building, o construcción de mazo en castellano, porque lo que deberemos hacer es ir mejorando poco a poco nuestro mazo, adquiriendo más cartas con el objetivo de conseguir puntos, dinero para comprar más cartas y más caras o conseguir más cartas que nos brinden la posibilidad de hacer más cosas en nuestro turno.

Todo esto nos sonará si ya conocemos algunos de los muchos juegos más famosos con esta mecánica, como pueden ser el Dominion, Star Realms o Clank. En ese sentido, Tanto Cuore no se aleja mucho y utiliza una fórmula que funciona muy bien, es ágil, muy fácil de aprender y lo más importante, permite a cada jugador llevar la estrategia que considere más oportuna. Así pues, habrá jugadores que intenten llenarse el mazo de cartas con puntos, otros con cartas que permiten comprar cartas más caras, otros que quieran jugar al ataque empleando cartas que fastidien a otros jugadores, adquirir cartas que den más posibilidades en cada turno o lo más sensato, ir buscando el equilibrio de entre todas esas opciones.

Por el contrario, Tanto Cuore tiene dos elementos diferenciadores esenciales y muy importantes con respecto a otros juegos del ramo: su estética y el concepto de la habitación privada. Sobre el primer elemento ya hemos hablado, pero es innegable que el estilo japonés, las chicas y su estética son tan particulares que por si solas son capaces de atraer a un público que ni siquiera es muy aficionado a los juegos de mesa. Por este motivo, sin ser un juego sumamente sencillo, no tiene conceptos complicados o difíciles de explicar a personas que no estén familiarizadas con este tipo de mecánicas y juegos. Además, el juego pretende diferenciarse dotando de nombres muy característicos a las zonas del juego o incluso al propio dinero, que aquí se llama “amor”, para intentar tematizarlo un poco más y que sintamos la atmósfera que envuelve el concepto de las maids.

El segundo elemento diferenciador, como decíamos, es la idea de la habitación privada. En el fondo no es más que un espacio que tiene el jugador en su zona de juego donde puede trasladar a las maids convertidas en doncellas o a las doncellas recién adquiridas. Su particularidad es que todo aquello que se coloque en este lugar no volverá al mazo y podremos aprovecharnos de sus bonus. La pega que tiene, por su parte, es que las maids que se sitúen aquí, serán susceptibles de ser atacadas por el resto de jugadores, recibiendo enfermedades o malos hábitos.

Este último punto permite a Tanto Cuore convertirse en un juego que tiene bastante interacción entre los jugadores. De hecho, colocar enfermedades o malos hábitos a las maids de los rivales o ponerles maids negras, serán de las tácticas más utilizadas por los jugadores para quitarles puntos al final de la partida. Obviamente, los rivales harán lo propio contigo, convirtiéndose en habitual la mecánica de fastidiar a los demás una vez avanzado el juego. Además, esta situación genera cierta incertidumbre al ser difícil saber quién va ganando en cada momento.

Con respecto a su escalabilidad, el juego va de 2 a 4 jugadores y funciona muy bien con cualquier número. Como suele ser habitual, las partidas a dos jugadores serán más disfrutadas por aquellos que les guste más el control y el marcaje al jugador rival y para aquellos que les guste más las partidas más caóticas y los todos contra todos, se divertirán más a cuatro. Como los turnos son relativamente rápidos, el entre turno no se resiente demasiado.

El último rasgo a destacar es la rejugabilidad. El hecho de poder escoger las maids que estarán disponibles en una partida, las estrategias de cada jugador a la hora de construir su mazo, el azar a la hora de robar las cartas y aplicar las habilidades de cada chica, hacen que sea difícil que haya dos partidas iguales y tengamos ganas de jugar sin sentir repetición en ningún momento.

Por todo lo explicado, queremos concluir que con Tanto Cuore estamos ante un juego de cartas dinámico y entretenido con una mecánica de construcción de mazos clásica pero con varios elementos diferenciadores que destacan por encima de otros juegos. El estilo japonés, la temática maid y la fuerte interacción entre los jugadores, harán disfrutar a los amantes de este estilo y esta mecánica. Además, al no ser un juego especialmente difícil, puede ser muy útil emplearlo para personas que están empezando en el mundo lúdico y quieran probar este tipo de juegos que tan de moda están.

Compra Tanto Cuore en Zacatrus!

Compra Tanto Cuore en Amazon

GM Games - Tanto Cuore (Japanime GDM111)
  • 2 -4 jugadores
  • 40 minutos
  • Temática maid
  • Construcción de mazos

 

 

Última actualización el 2021-04-20 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *