Menú Cerrar

Sant Jordi: La llegenda

Sant Jordi: La llegenda es un juego de deducción de cartas para 2 jugadores con el que reviviremos la famosa leyenda que se rememora cada año en Cataluña el 23 de mayo y que edita Games 4 Gamers.

La clave del juego está en la manía que condiciona y hace más difícil que avance nuestro héroe en su camino hacia Montblanc y tendremos que ir superando obstáculos mientras el dragón acecha muy de cerca.

Ha sido diseñado por Toni Lopez e ilustrado por Natàlia Romero y lo tenemos disponible desde mayo de 2020.

Ficha

¿Cuál es su contenido?

  • 65 cartas cartas de región
  • 45 cartas de manías del caballero
  • 2 fichas de personaje
  • 2 losetas de ayuda
  • 13 fichas: aldeanos, princesa y Sant Jordi
  • 5 fichas de condado
  • 1 bolsa de tela
  • 1 reglamento

¿De qué trata?

Sant Jordi busca el camino correcto para rescatar a la princesa Violante pero el dragón intentará bloquearlo por el sendero.

Dice la leyenda que hace mucho tiempo apareció un monstruo terrible en los alrededores de la villa de Montblanc, extendiendo el terror entre los aldeanos. Muy preocupado, el Rey envió a sus soldados a combatir a la bestia pero el dragón se los comió sin piedad. El dragón dijo que estaba cansado de comerse el ganado y que empezaría a comerse a los aldeanos por lo que, para que el azar fuera el que decidiera, metieron todos los nombres de los chicos y chicas de la zona, incluido el de la princesa, en una bolsa.

¿Cómo se juega?

Los componentes

Cartas de región

Solamente hay una de cada tipo y todas siguen la misma estructura: En ellas hay de 2 a 3 paisajes y de 1 a 3 escudos en la parte superior.

Los 6 tipos de paisajes son bosque, lago, montaña, castillo, villa y cuevas. En las cartas de manía del príncipe o la princesa aparecerán estos paisajes indicando en qué condiciones podría atravesarlos.

Los 5 tipos de escudos son estos y aparecerán en todas las cartas.

Además hay un escudo especial, que es blanco, que nos permite que:

  • Si el humano ha podido atravesar esa región, tomará un atajo por lo que en vez de necesitar 5 escudos iguales para ganar la ficha de escudo, solo necesitará 4.
  • Si se produce un bloqueo en una región con escudo blanco, el caballero se ha perdido y por ello el dragón podrá sacar de la bolsa dos aldeanos.

Cartas de manía

En el juego hay 6 tipos de cartas de manía que indican 6 niveles diferentes de dificultad. En cada una de ellas aparecen combinaciones de paisajes indicando por donde pueden o no pasar Sant Jordi y la princesa.

  • Niveles
  1. Principiante: Las manías 1 y 2 recomendado para las primeras partidas o si jugamos con los peques de la casa.
  2. Nivel medio: Las manías 1, 2, 3 y 4 que irán dando variedad a las partidas ya que nos hemos familiarizado con la mecánica de juego.
  3. Nivel experto: Podremos jugar con todos los niveles de manías, del 1 al 6, ya que conocemos bien el juego.

Vienen incluidas unas losetas resumen indicando y explicando qué podremos hacer en cada uno de los niveles para interpretar de manera correcta la manía.

Preparación

Primero elegiremos un rol de los 3 disponibles: Sant Jordi, Violante o dragón. Pondremos las fichas de aldeanos en la bolsa junto a la del príncipe o princesa (la que no hayamos elegido) y las mezclaremos.

Pondremos a un lado de la mesa las fichas de condado y la figura de Sant Jordi o Violante.

Barajamos las cartas de región y dejamos un mazo bocabajo del que desvelaremos las 5 primeras y las colocaremos formando una fila accesible para todos. Éstas 5 cartas serán las rutas que haya disponibles.

Después mezclaremos las cartas de manía y le daremos 2 a Sant Jordi o Violante para que se quede con 1 y la mantenga en secreto.

La partida

A través de diferentes rondas y en turnos alternos, dragón y caballero o princesa iremos construyendo el camino hacia Montblanc. Colocaremos cartas de ruta de las disponibles en una hilera y el caballero o princesa irán atravesándolas para llegar a Montblanc a tiempo antes de que el dragón devore al otro.

Cada ronda estará formada por 3 turnos:

  1. Turno de Sant Jordi / Princesa: Podremos hacer una de estas 2 acciones:
    Jugar una carta de región: Elegiremos una carta de las 5 disponibles y la pondremos formando una ruta, siempre de izquierda a derecha. El espacio que ha quedado libre lo rellenamos con una carta del mazo de cartas de región.
    Descartar las rutas: Podremos descartar las 5 cartas de ruta y colocar otras 5. Si nos quedamos sin cartas en el mazo, podremos barajar las descartadas para seguir robando.
  2. Turno del dragón: Podrá realizar una de estas 2 acciones:
    Jugar una carta de región: Elegirá una carta de las 5 disponibles y la pondrá después de la última carta del camino vigente, siempre de izquierda a derecha y rellenará con una carta del mazo de cartas de región el espacio vacío.
    Descartar las rutas: Siempre que el caballero / princesa haya jugado una carta de región, podrá descartar las 5 cartas de ruta y colocar otras 5 nuevas.
  3. Turno de viaje: El caballero o princesa cogerá su figura y la moverá sobre cada carta de región comprobando con su carta de manía, si puede hacerlo.- Si el caballero o princesa puede avanzar, estará cada vez más cerca de Montblanc. Los escudos de condado se consideran atravesados y computables para conseguir dicha ficha. Se consigue la ficha cuando se atraviesan 5 del mismo tipo.
    – Si el caballero o princesa no puede avanzar porque aparece uno de los símbolos que tiene en su carta de manía, se produce un bloqueo y giramos la carta de ruta para indicarlo. Esos escudos no computan como conseguidos.

    Cómo resolver el bloqueo
    Como no podrá cruzar por ese camino, deberá dar un rodeo y es ahí cuando el dragón podrá hacer de las suyas. El jugador que hace de dragón deberá extraer de la bolsa, sin mirar, una ficha.
    Si es de aldeano, la dejamos sobre la carta y continuaremos. Si por lo contrario, el dragón extrae la ficha de príncipe o princesa, éste deberá decidir si resuelve o no la manía del humano:
    – Si decide no resolver, cambia la ficha de príncipe o princesa por dos aldeanos y las deja sobre la carta girada. Devolvemos la ficha de príncipe o princesa a la bolsa. Si no quedan aldeanos, debe resolver.
    – Si elige resolver estallará el final de partida: Si acierta la manía del príncipe o princesa, habrá ganado pero si la falla, dará la victoria a los humanos.

    Cómo resolver la manía
    Cogeremos 5 cartas del mazo de región y las sumaremos a las 5 de ruta que haya disponibles. De esas 10 cartas, el dragón seleccionará todas las que crea que bloquean el camino del príncipe o princesa o, si no hay ninguna, lo indicará. El humano desvelará su manía para poder comprobar la apuesta del dragón.

Según avancemos el camino en los diferentes turnos de viaje, deberemos ir sumando los escudos que superamos para parar cuando consigamos atravesar 5 del mismo tipo. En ese momento habremos cruzado ese condado y cogeremos la ficha de escudo que hayamos conseguido.

Solo puede ganarse una ficha de condado por camino y cada ficha solamente una vez por partida.

Fin de la partida

Iremos jugando las rondas necesarias hasta que suceda algo de lo siguiente:

  • Victoria de Sant Jordi o Violante:
    – El caballero o la princesa han conseguido atravesar 3 condados, obteniendo así 3 escudos de condado.
    – El dragón intenta resolver la manía del caballero y no acierta.
  • Victoria del dragón:
    – El dragón se ha aventurado a resolver la manía de Sant Jordi o de la princesa y ha acertado.

¿Cuál es nuestra valoración?

Sant Jordi: La llegenda es un juego de cartas muy sencillo para 2 jugadores con el que podremos revivir con un toque moderno y desenfadado la famosa leyenda en la que la villa de Montblanc estaba siendo aterrorizada por un dragón que pasó de comerse el ganado a comerse a los humanos, entre ellos la princesa, pero en el fatídico día que a ella le tocó su turno, apareció un caballero sobre un caballo blanco que arremetió contra el dragón y salvó a la princesa.

Éste juego nos trae ésta leyenda catalana para que podamos encarnar al valiente caballero o al temido dragón y nos enfrentemos en una batalla por conseguir avanzar en el camino mientras el dragón se come aldeanos pero no consigue encontrar a la princesa y seamos más ágiles que él recorriendo condados hasta rescatarla.

Se nos presenta en una caja mediana y muy colorida en cuya portada vemos a los 3 protagonistas principales: Sant Jordi, la princesa Violante y el dragón. Editado en 3 idiomas (español, inglés y catalán) en el reverso vemos los textos en dichos idiomas así como en el interior las reglas y las losetas de ayuda que también vienen traducidas.

Una estética con mucho detalle y muy colorida, sus ilustraciones están muy cuidadas situándose entre infantiles y adultas que no han dejado nada sin ambientar resaltando por ejemplo en el resumen de jugadores, edad y duración de las partidas que vemos que siguen la línea artística del juego. Resultará agradable para todos los públicos.

Su contenido, cartas y fichas de personajes, son de buena calidad y no se deteriorarán fácilmente con su uso. El diseño de las cartas de región está acorde con el de las instrucciones simulando ambas un terreno campestre por el que caminarán nuestros héroes teniendo el cielo en la parte superior.

Nos encontramos ante un juego independiente del idioma salvo por las reglas y losetas de ayuda, que ya vienen traducidas, y para el que deberemos contar con una mesa para poder jugarlo.

Su modo de juego es sencillo de entender con la premisa de que, como es para 2 jugadores, cada uno de nosotros deberemos escoger un rol. En ésta ocasión nos dan la oportunidad de convertirnos en heroína y rememorar la leyenda encarnando a la princesa Violante para salvar a nuestro querido Sant Jordi de las garras del dragón, a la inversa de la historia original.

Por lo tanto, uno de los jugadores podrá elegir al humano (chico o chica) y el otro será el dragón. La deducción y la observación estarán presentes desde la primera carta de camino que coloquemos ya que estaremos dejando ver al dragón qué paisajes nos son favorables y cuáles no, en nuestro avance.

Habrá que saber qué cartas escoger de las 5 disponibles pensando en no dejar clara la manía desde un principio a la vez que nos fijamos en los escudos que iremos sumando si esas cartas no bloquean el paso para poder conseguir las fichas de escudos de condado. Por otro lado, si hemos elegido el rol de dragón, nuestra misión será estar todo el rato atentos a las cartas que coloca el oponente para colocar nosotros las que bloqueen su paso y así, además de adivinar su manía, poder sacar fichas de la bolsa para poder tener la suerte de coger la que representa al príncipe o princesa que debe rescatar y tener la oportunidad de poder resolver.

Nos ha gustado mucho la opción de que podamos elegir rol y recomendamos rotarlo, no representar siempre al humano o al dragón para así poder, además de cambiar las estrategias, dar más vidilla al juego y poder pensar qué jugadas hace el otro jugador y tener ideas para cuando interpretemos ese rol en próximas partidas.

Otra cosa que nos ha gustado son las fichas de condado teniendo que recopilar varios escudos del mismo tipo para poder obtener la ficha que lo representa simbolizando así el avance por lo caminos y la posible victoria de Sant Jordi al aventurarse a rescatar a la princesa.

Por lo tanto, la rejugabilidad de Sant Jordi: La llegenda es bastante alta ya que el azar siempre estará presente desde el principio: cuando robemos una carta de manía hasta cuando vamos destapando cartas de ruta y eligiéndolas para crear el camino.

Además, por si esto fuera poco, que tenga 6 niveles de dificultad lo hace aún más interesante. Según nos familiaricemos con los roles, con los paisajes y con los turnos, vosotros mismos querréis sumar dificultad a las partidas y escoger al azar manías de dificultad superior que serán un aliciente más en la lucha por la victoria.

El azar aparecerá también en el robo de aldeanos de la bolsa cuando se produzca un bloqueo y hay en ocasiones que eso alarga la partida porque pueden darse casos en los que la manía se ha adivinado casi desde el principio pero como hasta que no se saque la ficha de príncipe o princesa, el dragón no podrá aventurarse a resolver, pueden darse momentos que aunque lo tengas claro, tendrás que esperar.

Se producirá interacción entre ambos jugadores ya que las cartas que coloque el dragón intentarán en la medida de lo posible hacer que el caballero o la princesa no avancen y bloquee el paso para poder coger un nuevo humano de la bolsa y saciar de esa manera su hambre además de que deberá estar pendiente de que los escudos no sumen 5 para que no se dé por superado ese camino. A su vez, el humano intentará despistar al dragón colocando incluso a veces cartas que no le beneficien por si despista en el propósito de adivinar su manía.

Por último y para resumir, queremos decir que éste juego de mesa para dos jugadores es muy dinámico, con turnos rápidos, acciones claras que se resolverán fácilmente y que puede ser jugado por todo tipo de públicos gracias a los diferentes niveles de dificultad que incluye.

Puedes comprar el juego Sant Jordi: La Llegenda en Zacatrus!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *