Menú Cerrar

Robots – Wir sind die Roboter

Uno de los nominados éste año al Kinderspiel des Jahres es Robots (Wir sind die Roboter), un sencillo juego infantil que gustará a los más pequeños por su sencillez, sus colores y su divertido modo de juego.

Ha sido diseñado por Reinhard Staupe e ilustrado por Oliver Freudenreich. Nos lo trae la editorial NSV.

Ficha

  • Número de jugadores: 2 a 6
  • Edad Mínima: 5 años
  • Duración: 15 minutos
  • Interacción: Coperativo
  • Mecánicas: Co-operative Play
  • Versiones: No
  • Expansiones: No
  • Editor: NSV
  • Año de publicación: 2020
  • Consíguelo en Amazon

¿Cuál es su contenido?

  • 12 cartas de recorrido y velocidad
  • 50 fichas azules de madera
  • 1 reglamento

¿De qué trata?

¿Cuánto será capaz de desplazarse Robbi en 4 segundos? ¡Todo depende de la rapidez con la que se mueva! Entre todos deberemos calcular en qué punto del mapa se para el robot y resolver el enigma tras oír su segundo “Beep“.

Muchos recorridos diferentes y muchos objetos a los que puede llegar mientras camina a diferentes velocidades: lenta, normal o rápida. ¿Conseguiremos adivinarlo?

¿Cómo se juega?

Todos somos un equipo y deberemos intentar adivinar en grupo dónde se ha parado el robot dentro del recorrido y qué objeto de los que vemos ha alcanzado.

Antes de empezar deberemos elegir qué jugador adopta el papel de robot en la primera ronda. Después mezclaremos las 12 cartas y las dejaremos en un mazo el medio de la mesa con los recorridos hacia arriba. También dejaremos a mano las 5o fichas azules de madera.

Es ahora cuando el robot coge la primera carta, solamente pudiendo ser él el que vea la parte trasera, donde tendrá las diferentes velocidades de desplazamiento y el objeto que alcanzará en cada una de ellas. Tenemos 3 velocidades:

La carta que ha dejado al descubierto en el mazo será el recorrido que hará en ese turno y en cuya parte inferior viene un número que nos indica la velocidad con la que se moverá en esa ocasión.

El jugador robot hará “Beep” y se moverá imaginariamente desde el punto inicial a lo largo de la línea en la dirección de la flecha para, después, hacer “Beep” por segunda vez y pararse donde le indique el reverso de su carta. Deberemos imaginar mentalmente su movimiento y será tras el segundo Beep” cuando todos los jugadores deben pensar y valorar conjuntamente a qué objeto ha llegado el robot mientras se movía y decirlo en voz alta.

Puntuaciones

  • Si han acertado, el equipo recibirá 3 fichas azules.
  • Si el objeto que dicen está a la derecha o a la izquierda del correcto, el equipo recibirá 2 fichas azules.
  • Si el objeto que dicen está a dos objetos a la derecha o a la izquierda de distancia, se les dará 1 ficha azul.
  • En todos los demás casos, el equipo no recibirá ninguna ficha.

Se termina la ronda y el robot pone la carta que ha usado en la caja para dejar ser robot al jugador de su lado en el sentido de las agujas del reloj.

Se seguirá jugando empezando una nueva ronda hasta llegar a 11 rondas, de modo que solo quedará una carta en el centro de la mesa.

Dependerá del número de jugadores que seamos pero todos podremos hacer de robot y dejar que el resto del grupo adivine donde hemos llegado en una o más ocasiones.

Final de la partida

Cuando se terminen las cartas de la mesa, el equipo contará las fichas azules y verá cómo de buenos han sido adivinando:

  • Si tenéis más de 15 fichas, habéis sido buenos adivinando.
  • Si habéis conseguido más de 25 fichas, lo habéis hecho genial.
  • Si sumáis más de 25, demostráis tanta fuerza como un robot.
  • Si superáis las 30…¡Sois casi extraterrestres!

Variantes

Para principiantes

Si queremos que el juego sea un poco más fácil, podemos omitir el uso de las distintas velocidades. Se jugarán todas las rondas a velocidad normal ignorando por tanto el número que aparece en la carta superior del mazo.
Además podemos hacer que el jugador que hace de robot no cambie después de cada ronda sino que ejercerá el papel durante las 11 rondas, de modo que el resto del equipo se podrá adaptar mejor a un jugador concreto y a su sentido de la velocidad.

Jugar en modo competitivo (3 a 6 personas)

El desarrollo del juego será igual que en el modo cooperativo pero con ésta diferencia: Cuando el jugador robot hace “Beep” por segunda vez, todos los demás jugadores dirán en alto a la vez el objeto al que creen que ha llegado.

  • Quienes acierten recibirán 2 fichas azules.
  • Quienes digan un objeto al lado del correcto recibirán 1 ficha azul.
  • El jugador robot recibirá una ficha azul por cada jugador que haya adivinado con exactitud el objeto.

El jugador robot cambiará en cada ronda en el sentido de las agujas del reloj. Se jugarán varias rondas hasta que todos hayan sido jugadores robot tres veces. Si se nos acaba el mazo de recorridos, podremos volver a mezclar las cartas. Ganará el jugador que tenga más fichas azules.

¿Cuál es nuestra valoración?

Robots o “Somos los Robots” (Wir sind die Roboter) es un sencillo juego infantil con el que los más peques se divertirán desde el primer “beep ” hasta el último a la vez que participan en equipo adivinando hasta dónde se mueve el robot dentro del recorrido que tienen delante.

Viene en una cajita pequeña y fina que llama la atención con su combinación de colores amarillos y azules además de que conocemos en la portada a su principal protagonista: Robbi, el Robot al que le encanta moverse y disfrutar haciendo recorridos. Ya en la caja aparecen números que indican lo que ha tardado el robot en hacer diferentes trayectos según la velocidad elegida.

Incluye unas cartas grandes de bastante buen grosor, pudiéndolas llamar incluso cartulinas, a doble cara y muy simples pero a la vez muy completas. Su diseño está perfectamente pensado  para poder usarlas tanto si somos el robot como si formamos parte del equipo que intenta adivinar dónde se ha parado nuestro amigo metálico, de modo que no ha hecho falta duplicar materiales que serán usados para el mismo fin.

Sus ilustraciones son fáciles de interpretar, vemos diferentes objetos en unos recorridos variados con un colorido llamativo y muy agradable. Siempre aparecen los mismos 12 objetos que están ordenados de manera diferente para diferenciarlas entre ellas.

Además, tendremos 5o fichas redondas de madera azul que tienen el tamaño perfecto para ser manipulables y que no se nos pierdan con facilidad.

Es un juego de mesa que no tiene dependencia del idioma ya que no incluye textos en sus materiales y no será del todo necesario tener una mesa para poder jugarlo.

Como hemos visto, el modo de juego principal, cooperativo, es bien sencillo y fácilmente entendible por todos cuando nos pongamos a jugarlo: uno será el robot y los demás un equipo que debe deliberar hasta qué objeto ha llegado el robot dentro del recorrido que tenemos sobre la mesa. Después el rol de robot irá rotando por lo que todos estaremos a ambos lados de las cartas para poder sumar fichas azules a la reserva del equipo.

Es cierto que durante las primeras partidas y para ir cogiendo ritmo al juego, quizá sea bueno no rotar el papel de robot para irse adaptando entre todos los jugadores a entender las diferencias de ritmo entre las distintas velocidades. Podremos ir transmitiéndonos durante varias partidas cuánto es para cada uno lento, normal o rápido para poder sincronizarnos y ganar por ello más fichas azules de cara a la puntuación final. Nos compenetraremos entre compañeros y conseguiremos de ese modo saber a qué velocidad se mueve el robot en cada ocasión.

Además, gracias a que hay diferentes modos de jugar, podremos dar diferentes enfoques a nuestras partidas pero nosotros recomendamos encarecidamente el cooperativo porque así los más peques de la casa aprenden los beneficios de colaborar y hacer cosas en equipo y podremos irles enseñando progresivamente el juego con distintos grados de dificultad para que se adapten a las diferentes velocidades de sus compañeros y sincronicen sus mentes a la hora de adivinar objetos del recorrido.

Con este juego podremos ayudar a los más peques a mejorar diferentes capacidades ya que durante el desarrollo de sus partidas mezcla distintos conceptos:

  • Vocabulario: En todas las cartas veremos 12 objetos muy diferentes que servirán para mejorar el lenguaje en el idioma nativo pero podremos incluso sacar provecho de ello y enseñar esas palabras en otros idiomas para que se mejoren segundos idiomas que estemos aprendiendo.
  • Velocidad y ritmo: Tanto en el papel de robot como si formamos parte del equipo que resuelve, tendremos que ser capaces de medir y calcular las velocidades a las que se nos indica que nos movamos (si somos el robot tendremos que calcular nuestros “beeps”) o saber la velocidad a la que se mueve Robbi para desvelar el objeto al que llega.
  • Trabajo en equipo: Al ser un juego cooperativo, los más pequeños tendrán que saber escuchar las opiniones de los demás, compartir su opinión y poder entre todos llegar a un acuerdo para dar una respuesta común.

No por ser fácil de aprender quiere decir que no vaya a suponer ningún reto ya que todos los jugadores deberán pensar y dar su opinión en base solamente a dos “beep” que el robot ha emitido. ¡Es emocionante!

Robots escala muy bien y las partidas serán más divertidas cuantos más jugadores seamos, pudiendo llegar hasta 6 personas como indica en su caja, aunque en realidad podríamos ser todos los que quisiéramos porque la decisión final de elegir el objeto al que ha llegado el robot la tomaremos entre todos. Solamente hay que saber controlar bien que todos podamos participar en la deliberación final y que no se queden algunos sin poder opinar o incluso se generen conflictos.

Su rejugabilidad es muy elevada porque, aparte de que los recorridos saldrán al azar y las velocidades a las que se moverá el robot también, iremos cambiando el papel de robot en las diferentes rondas o partidas y cuando formamos parte del equipo que tiene que adivinar el objeto en el que se para, deberemos calcular los ritmos de nuestro compañero. Los diferentes modos de juego que nos proponen también hacen que sea rejugable y no se hagan monótonas las partidas.

Por resumir, Robots es un juego que nos proporciona partidas muy rápidas y dinámicas y que cuenta con una temática que atrae a los más peques. Seguramente echéis más de una partida seguida porque además de querer repetir el papel de robot, os picaréis por querer seguir adivinando a dónde llega Robbi y podréis jugarlo en cualquier momento y lugar.

Consíguelo en Amazon

WIR SIND DIE ROBOTER
  • Staupe, Reinhard (Author)

 

Última actualización el 2020-10-01 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *