Menú Cerrar

Posavasos 2.0

Las cosas no son casi nunca lo que parecen, así que cuando abras esta caja ten cuidado. Encontrarás un Oso Blanco y hasta ahí lo que te puedo contar. Eso sí, te divertirás. Te avisamos: los posavasos 2.0 no son solo posavasos.

De esta manera tan intrigante se nos presenta Posavasos 2.0, este “juego” que tiene doble función como bien nos indica con su propio nombre.

Su autor es Álex Cuéllar García, las ilustraciones viene de la mano de Alberto Cernuda Navarro y nos lo trae la editorial Zacatrus.

Ficha

¿Cuál es su contenido?

  • 12 posavasos
  • 1 reglamento

¿De qué trata?

Los posavasos 2.0 nos acompañarán durante nuestros ratos de ocio para incluir un minijuego complementario a cualquier otro juego del que estemos disfrutando o simplemente para amenizar una reunión de amigos haciendo la función de posavasos pero a su vez incluyendo temas de los que no podremos hablar mientras estén orientados esos iconos hacia el centro de la mesa.

¿Cómo se juega?

El objetivo de este juego es olvidar que estamos jugando.

Para empezar, repartiremos al azar un posavasos a cada una de las personas presentes y empezará aquella a la que le guste más hablar.

Deberá decidir uno de los temas de su posavasos y dejar el icono que lo representa ubicado hacia el centro de la mesa a la vez que dice “No se puede hablar de…

Acto seguido, los demás harán lo mismo con su posavasos y podrán elegir incluso otro tema que ya haya elegido otro de los presentes para, desde ese momento, empezar a charlar y tomar algo mientras se juega a otro juego de mesa, por ejemplo.

Cada persona deberá estar pendiente de su tema para poder denunciarlo en el grupo cuando alguien lo mencione, diciendo la frase “Un Oso Blanco” para que, quien se confundió y sacó su tema prohibido, le haga una reverencia.

Se cambiará el tema del posavasos que se incumplió y todo seguirá su desarrollo habitual.

Debemos tener en cuenta y estar pendientes de no mencionar nuestro propio tema porque cualquier persona podrá denunciarte y tendrás que hacerle una reverencia a todos ellos y elegir un nuevo tema en tu posavasos.

Siempre que a alguien se le denuncie por hablar de temas prohibidos habrá que darle un marcador, un cacahuete por ejemplo, como nos sugieren.

Fin de la partida

En realidad no hay un final de partida ya que podremos mantenernos entretenidos con nuestros posavasos 2.0 el tiempo que queramos y ganará el que mejor se lo pase.

¿Cuál es nuestra valoración?

Después de un tiempo de ausencia de los clásicos posavasos de la editorial Zacatrus, vuelven a estar de nuevo disponibles y llegan a nuestras mesas con un diseño renovado y una evolución muy visible en su diseño. Ya están aquí los Posavasos 2.0.

Su dinámica se basa en “El juego“, un  juego mental donde el objetivo es olvidarse del propio juego y el intento de evitar los pensamientos sobre algo hace que estos se vuelvan más persistentes.

Éstos vienen en una cajita pequeña pero llamativa, de fondo blanco y figuras geométricas de colores, que se abre a modo sobre por la parte superior e inferior.

En el interior, como es de suponer, vienen la docena de posavasos y unas breves instrucciones que nos indican como poder utilizarlos. Su calidad es buena, de cartón de posavasos, con forma de hexágono y muy coloridos.

Por su anverso, lo que dejaremos normalmente a la vista para apoyar el vaso, incluyen frases originales a modo de slogan relacionadas con los juegos de mesa como “¿Me toca a mi?”, “Leer las instrucciones es de cobardes” o “No molestar, estamos jugando” y en sus 6 aristas vemos diferentes colores, cada uno con un símbolo que serán los temas que podremos elegir para vetar durante la sesión.

Como no podía ser menos y ha sido una idea genial que no fueran lisos, los reversos muestran un juego del catálogo de la editorial Zacatrus englobado dentro de una categoría de juegos. Por ejemplo tenemos como familiar el Draftosaurus, para 2 el Roll to the top, de viaje aparece el Spoilers, de fiesta nos proponen El portero Baldomero, un juego rápido es el Misión rescate, un cooperativo sería el Misión Cumplida y como infantil tenemos el Pajarracos.

La manera de utilizarlos es bien sencilla y fácil de entender para todos. Elegiremos uno de los iconos de categoría y vetaremos un tema que no podrá ser hablado por nadie de los presentes. Cada persona propondrá uno y tendremos tantos temas como posavasos utilicemos.

Lo bueno es que, dentro de cada icono, podemos modelar las subcategorías. Por ejemplo, en la morada que aparece una silueta como en un atril con micrófonos, podríamos decir televisión, política, ruedas de prensa de deporte o en la amarilla, que aparece una mano sujetando una bolsa con dinero, podríamos proponer economía, trabajo, ventas…La variedad de temas la marcamos nosotros mismos y eso es algo muy positivo.

Eso sí, como estaremos haciendo otra actividad, jugando a otro juego de mesa o incluso simplemente pasándolo bien charlando con los demás, no debemos olvidar que hay ciertos temas en el aire que no pueden sacarse por lo que en cuanto veamos que alguien se pone a mencionar el nuestro…¡Deberemos acusarle! Para que se dé por aludido diremos “Un Oso Blanco” y, quien se confundió deberá hacernos una reverencia.

Pero ojo que también podemos ser nosotros los que saquemos nuestro propio tema en algún despiste y los demás nos denunciarán para que les hagamos una reverencia a todos ellos.

De cara a marcar de alguna manera quien o quienes son los que más veces han fallado, nos sugieren hacerlo entregando por ejemplo un cacahuete (cuidado que no se los coman de manera disimulada) para que se vea a quien le cuesta más seguir las normas. Nosotros tomábamos ruedas de patata mientras los utilizábamos y hemos aprovechado a repartirlas cuando aparecía un Oso Blanco.

También nos viene indicado que quien falla debe hacer una reverencia pero le hemos dado nuestro propio toque al castigo y hemos bailado un poco moviendo las caderas cuando hemos mencionado uno de los temas tabú. Todo es cuestión de imaginación.

Sin duda, son la excusa perfecta para poder utilizarlos y que de una manera agradable, sutil y divertida se pueda vetar algún tema durante las reuniones o sino, tenerlos a modo de posavaso sobre la mesa porque son bien modernos.

La rejugabilidad que nos ofrecen es infinita porque podremos mencionar miles de temas dentro de cada temática y siempre aparecerá uno nuevo del que prohibir hablar mientras utilicemos estos Posavasos 2.0.

Otra cosa que también hemos hecho cuando los hemos sacado a mesa ha sido hablar de los diferentes juegos de sus reversos y recomendárnoslos entre nosotros jugando a adivinar cuales eran incluso, ambientando así de una manera original un rato de juegos y diversión.

Por terminar, decir que Posavasos 2.0 es un minijuego muy económico para ser 12 posavasos a todo color, que complementa perfectamente  a otro juego al que se esté jugando o que podemos utilizar durante una reunión de amigos ya que hacen las veces de posavasos pero podemos tomarlo como un añadido para amenizar el ambiente. El objetivo es olvidar que estamos jugando pero pasarlo bien mientras lo hacemos.

Compra Posavasos 2.0 en Zacatrus!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *