Menú Cerrar

Póquer de bichos

Este juego de cartas creado por Jacques Zeimet hace que todos los que estamos sentados a la mesa tengamos que dudar de si el bicho que nos dice el oponente que nos pasa la carta es verdad o no…y de ello dependeremos para hacernos con la victoria.

Ficha

  • Número de jugadores: 2 a 6
  • Edad Mínima: 8 años
  • Duración: 20 minutos
  • Interacción: Competitivo
  • Mecánicas:  Hand Management y Set Collection
  • Versiones: No
  • Expansiones: No
  • Editor: Schmidt spieleDevir
  • Año de publicación: 2004

¿Cuál es su contenido?

  • 64 cartas
  • Reglamento

¿De qué trata?

A pesar de su nombre, Póquer de bichos no tiene nada que ver con el póquer, excepto que este juego va de faroleo. Los jugadores deben tratar de “colocar” a sus rivales las cartas que ellos no quieren, tratando de hacerles formar un grupo de cuatro cartas iguales. ¡Pero se puede decir la verdad o una mentira! El jugador que juzgue mal lo que dice el otro deberá quedarse con la carta.

¿Cómo se juega?

Preparación

Mezclad bien todas las cartas y después repartidlas boca abajo entre todos los jugadores. Tened en cuenta que con 3, 5 o 6 jugadores no todos tendrán el mismo número de cartas.

La partida

El primer jugador escoge una carta de su mano, la coloca boca abajo sobre la mesa y se la ofrece a otro jugador diciendo el nombre de un animal de los que componen la baraja: cucarachas, arañas, escorpiones, moscas, murciélagos y ratas.

Ahora el jugador al que le han dado la carta tiene dos opciones:

1. Aceptar la carta: Decide aceptar la carta por lo que antes de cogerla, dice “cierto”. Si acierta, el jugador que le pasó la carta la coloca boca arriba delante suyo. Si falla es él quien coloca la carta destapada delante suyo.

2. Rechazar la carta y pasarla a otro jugador: Decide rechazar la carta y pasarla a otro jugador. En este caso, mira la carta en secreto y la pasa, de nuevo boca abajo, a otro jugador que aún no la haya visto. Podrá repetir el animal que dijeron cuando se la dieron a el por primera vez o inventar otro.

Al nuevo jugador le toca de nuevo escoger entre las dos opciones anteriores y así sucesivamente.

Hay que tener siempre presente que una carta solo se puede pasar a un jugador que aún no la haya visto, por lo que llegará un momento en que ya no hay ningún jugador al que se pueda pasar. El último jugador al que le llegue la carta solamente podrá escoger la opción 1, aceptarla, y decidir si la afirmación del jugador que le ha pasado la carta es cierta o falsa.

En todos los casos anteriores, el jugador que se quede con la carta tendrá que dejarla boca arriba delante de él y luego se empezará un nuevo turno sacando una de las cartas de su mano.

Final de la partida

La partida se acaba en cualquiera de los dos casos siguientes:

  • Un jugador hace póquer, es decir, se ha quedado con cuatro cartas del mismo animal delante de él. Este jugador será el perdedor, mientras que el resto compartirán la victoria.
  • Un jugador debe empezar un turno nuevo pero ya no le quedan cartas en la mano. Este jugador es el perdedor y los otros ganan.

Si juegan solo 2 jugadores, antes de empezar a repartir cartas se retiran 10 del mazo (sin mirarlas) que no se utilizarán. Además, para perder la partida, un jugador ha de acumular 5 cartas del mismo bicho delante suyo en lugar de 4.

¿Cuál es nuestra valoración?

Pocker de bichos es un juego de cartas rápido que divierte a todos por igual sin importar la edad. ¿El motivo? Que tu victoria depende de si confías o no en el jugador que te pasa una carta boca abajo mencionando uno de los bichos posibles.

La caja en la que viene presentado es como el resto de las de la saga: pequeña, manejable y con colores llamativos. El contenido es simple: cartas. Su gramaje es normal, cómodas de manejar y a las que les daremos mucho uso ya que es el único componente de este juego.

Si bien es cierto que cuando leemos el título del juego, la palabra pocker nos puede llevar a equivoco si pensamos en el juego de sobra conocido con el que comparte una parte de su nombre. Analizándolo, comparten los posibles faroles.

Hablando de su mecánica, es fácil de explicar, se entiende rápido y las personas que lo aprenden por primera vez suelen tener ganas de probar suerte y tentar al resto de compañeros de juego. No tiene dependencia en absoluto del idioma.

Nos han gustado sus partidas ya que son cortas y eso permite que puedas echar varias y tomarte la revancha si has sido el perdedor de la partida anterior.

Es un juego ideal para llevarte a viajes o incluso para ratos de verano en la piscina porque es dinámico, ocupa poco y cualquiera puede unirse a la diversión sin necesidad de explicar unas densas instrucciones y perder con ello tiempo de juego.

Por resumir, es un juego muy sencillo y rápido a la vez que divertido que podrás sacar a mesa ya sea con amigos o con familiares para poneros a prueba los unos a los otros.

Coiledspring Games Three Magicians Cockroach - Juego de Cartas de póquer, Color Naranja
  • Juego de bluffing
  • Uno de los juegos de los Tres Magos
  • Fácil de llevar con
  • Diversión para todas las edades.
  • ¡Sin ganador, sólo un perdedor!
  • A partir de 8 años, para 2-6 jugadores.

Última actualización el 2020-04-03 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *