Menú Cerrar

Mi saquito de huesos

Mi Saquito de huesos es un juego infantil y familiar, ya disponible tanto en España como en Latinoamérica, que mezcla entretenimiento y educación, consiguiendo que, tras cada partida, la mejora en el aprendizaje de los huesos del cuerpo esté asegurada. Su mecánica principal se basa en la colocación de losetas intercalando el azar, la memorización y la agilidad.

Ésta novedad nos la trae la editorial Tamuz Games y viene acompañada de una pegadiza canción que nos mejora aún más la experiencia de juego. Su autora es Beatriz Grifol y las ilustraciones vienen a cargo de Amelia Sales.

Ficha

  • Número de jugadores: 2 a 4
  • Edad Mínima: 4 años
  • Duración: 15 minutos
  • Interacción: Competitivo
  • Mecánicas:
  • Versiones: No
  • Expansiones: No
  • Editor: Tamuz Games
  • Año de publicación: 2020

¿Cuál es su contenido?

  • 44 losetas de esqueleto
  • 12 losetas de desierto
  • 24 fichas de soplo de vida
  • 4 tableros en forma de puzzle
  • 1 bolsa de tela
  • 1 reglamento

¿De qué trata?

Mi Saquito de Huesos es un juego sencillo de explicar en el que conoceremos a una familia de aventureros compuesta un padre árabe, una madre indígena, un niño adoptado europeo, y una prima asiática que se quedó huérfana.

Tendremos que darles vida y recomponer sus esqueletos antes que los demás y si encontramos alguna loseta de otro jugador, podremos ayudarle a completar el cuerpo de su personaje para conseguir algún punto de victoria extra.

¿Cómo se juega?

Preparación de la partida

Cada jugador elige un personaje de los 4 disponibles y montará su tablero por el lado del esqueleto. Pondremos las fichas de soplo de vida sobre los espacios correspondientes de nuestro tablero.

Pondremos las losetas de los personajes que utilicemos en la bolsa y las mezclaremos bien. Los tableros y losetas de personajes que no se utilicen, los dejaremos dentro de la caja para que no nos estorben.

El jugador inicial será el último que haya realizado un viaje.

La partida

En nuestro turno, sacaremos de la bolsa 2 losetas al azar y solamente podremos verlas nosotros. Deberemos ver si alguna es de nuestro personaje y las pondremos por el lado de los huesos.

  • Si las dos son de nuestro personaje, las podremos colocar en el tablero.
  • Si una de las losetas es de nuestro personaje pero la otra no, podremos la nuestra en nuestro tablero de esqueleto y la otra en el tablero de esqueleto del jugador al que corresponda. Al poner esa loseta sobre el tablero del otro jugador, recuerda poner una de tus fichas de soplo de vida de tu color sobre esa loseta.
  • Si ninguna de las losetas corresponde con tu personaje, deberás dejarlas una sobre otra en el saquito de tu tablero con la parte de los huesos boca arriba. Con ello podrás recuperar uno de los soplos de vida que se hayan ido a la caja ene turnos anteriores.

Si alguna loseta de las que sacamos es de desierto, el jugador podrá elegir hacer una de éstas dos acciones:

  • Eliminar una ficha de soplo de vida de cualquier loseta de tu esqueleto y devolverla a la caja. Cuando hayas colocado dos losetas de esqueleto de otros jugadores en el saquito de huesos de tu tablero, podrás recuperar una de tus fichas descartadas.
  • Elegir a un jugador y coger la loseta de más arriba de su saquito de huesos. Junta esa loseta a la otra que hayas sacado en tu turno y sigue las reglas de colocación.

Fin de la partida

La partida termina cuando se hayan acabado las losetas.

¿Cómo puntuamos?

  • Obtendremos 2 puntos por cada loseta colocada en tu personaje.
  • Ganaremos 1 punto por cada ficha de soplo de vida que tengamos en los tableros de otros jugadores.

Ganará el jugador que más puntos de victoria haya conseguido al final de la partida.

Otros modos de juego

Canta a tu esqueleto

Lo podemos utilizar para desempatar pero también puede jugarse tras el modo normal de juego para alargar la partida y divertirnos un poco más.

Después de puntuar, eliminaremos las fichas de soplo de vida y las losetas apiladas en los saquitos de cada tablero. Quitaremos también las losetas colocadas sobre el esqueleto y las pondremos formando una pila al lado del tablero dejando la cara de los huesos hacia arriba.

Giraremos nuestro tablero para jugar por la parte del personaje y prepararemos la canción “Mi saquito de huesos” para poder escucharla. Puedes descargarla aquí.

Mientras escuchamos la canción y cantamos, deberemos colocar las losetas de nuestro personaje sobre el tablero y ganará 3 puntos el primero que las consiga colocar. Tendremos una penalización de 1 punto por cada loseta mal colocada o que no sea de nuestro personaje.

Sumamos los puntos conseguidos ahora con los de la partida normal y ganará el jugador que más puntos haya conseguido.

Modo de juego avanzado

Funcionará igual que el modo normal pero aplicándole dos cambios:

  1. Cada vez que coloquemos una loseta en el saquito de huesos de nuestro tablero, lo haremos con el lado del personaje hacia arriba.
  2. Cuando estemos en nuestro turno y hayamos sacado una loseta de desierto, podremos robar una loseta de nuestro saquito de huesos.

¿Cuál es nuestra valoración?

Mi Saquito de Huesos es un juego de corte infantil y educativo que de una manera muy entretenida hará que los más pequeños aprendan, se diviertan, compartan y dejen volar su imaginación.

En una caja cuadrada pequeña y muy colorida, este juego nos llama la atención con su gran letrero y sus ilustraciones. Colores anaranjados y desérticos para ambientarnos en el lugar donde nos encontraremos mientras jugamos: somos exploradores en busca de aventuras.

Sus materiales destacan por su buena calidad así como por su buen tamaño lo que los hace muy manejables para cualquier jugador y gracias a ello también podremos disfrutar mejor de su diseño ya que se aprecian perfectamente los detalles.

La editorial Tamuz, de la mano de Beatriz Grifol, ha creado éste juego para que los más pequeños puedan aprender múltiples conceptos mientras se divierten jugando. Por un lado el concepto más obvio es el del esqueleto humano, pudiendo ver a groso modo pero muy bien explicados, los principales huesos de nuestro cuerpo mientras colocan fichas que sacamos al azar de la bolsa de tela.

Otro concepto igual de importante son los personajes que nos presentan y a los que daremos vida: una familia de arqueólogos multicultural donde podremos escoger a un padre árabe, a una madre indígena, al niño europeo que han adoptado o a la prima asiática huérfana. Con esta variedad consiguen romper estereotipos y apoyar la multiculturalidad mediante la diversidad. Es algo que nos ha gustado mucho.

Añadir que otra cosa que fomenta Mi Saquito de Huesos es que dejaremos volar nuestra imaginación libremente mientras somos uno de los personajes. No nos sitúa en su vida ni nos cuenta cuáles son sus gustos ni aficiones por lo que podremos ser nosotros mismos los que, viéndoles, nos hagamos una idea mental sobre ellos y relatemos detalles que creamos que pueden ir ligados a sus hazañas.

Puede ser usado también en las aulas para mejorar el conocimiento y las habilidades sociales entre compañeros por lo que es una muy buena opción para que aprendan a relacionar cada hueso con su posición en el cuerpo sin esfuerzo y pasándoselo bien.

Las partidas de éste juego de mesa son muy dinámicas y bastante ágiles, teniendo unos turnos entretenidos en los que deberemos estar atentos a las jugadas del resto de personas. Deberemos asociar las partes que vemos en las losetas con nuestro personajes para saberlo colocar correctamente. Nos ha gustado la idea que han tenido de identificar las losetas de cada personaje con un símbolo diferente en una de sus esquinas. Así, ante una posible confusión, saldremos de dudas rápidamente.

Tiene mucha interacción entre jugadores ya que, cuando nos salen determinadas fichas tras robarlas de la bolsa en nuestro turno, tendremos que poner o quitar componentes de tableros de otros personajes. Además las fichas redondas de soplo de vida irán y vendrán de nuestro tablero a otro o incluso a la caja para poder recuperarlas después.

Y por si todo lo comentado antes nos pareciera poco entretenido, tenemos más modos de juego en los que se incluyen nuevos elementos como la super canción que han creado para enseñarnos, de un modo muy animado, el esqueleto humano. Jugaremos con el otro lado del tablero y podremos cantar la canción mientras colocamos las piezas, lo que hará que tengamos unas partidas diferentes siempre que juguemos.

Por tanto, la rejugabilidad de éste juego es alta porque, además de los diferentes modos de juego, el azar siempre está presente ya que sacaremos a ciegas losetas de la bolsa de tela, tenemos las losetas de desierto que también pueden aparecer y nos dejarán hacer acciones diferentes y los tableros a doble cara son otro punto más a favor en éste aspecto.

Es un juego que escala muy bien, partiendo que va de 2 a 4 jugadores, ya que cuántos más seamos, tendremos más posibilidades de que no nos salgan fichas de nuestro personaje y tengamos que ver rápidamente a cual de nuestros oponentes corresponde para poder colocarlas correctamente.

Por resumir, Mi Saquito de Huesos es un juego muy divertido de partidas rápidas y turnos ágiles que ha sabido aunar enseñanza con entretenimiento y consigue que los más peques de la casa quieran echar varias partidas seguidas para poder dar vida a los diferentes personajes.

Puedes conseguirlo aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *