Menú Cerrar

Magic Maze

2tomatoes nos trae Magic Maze, un juego cooperativo, nominado en el 2017 a mejor juego del año en los prestigiosos premios Spiel des Jahres, que ha sido diseñado por Kasper Lapp e ilustrado por Gyom.

Nos pone en la piel de un elfo, un mago, un enano y un guerrero que quieren entrar en un centro comercial para robar los bienes que necesitan para poder seguir realizando sus aventuras.

Ficha

¿Cuál es su contenido?

  • 24 losetas de centro comercial
  • 1 reloj de arena
  • 4 peones de héroe
  • 9 losetas de acción para jugar de 2 a 8 jugadores y 7 losetas para el modo solitario.
  • 1 meeple grande
  • 12 marcadores de fuera de servicio
  • 1 loseta de robo
  • Pegatinas para los personajes
  • 1 hoja de puntuaciones

¿De qué trata?

Magiz Maze es un juego cooperativo de turnos simultáneos cuyo objetivo es que nuestros personajes entren en un centro comercial para obtener, con el mayor sigilo posible, el equipo que necesitan para continuar sus aventuras y salir huyendo sin que nadie les pille y en el que no podremos comunicarnos con libertad.

En la práctica, consiste en que cada jugador recibirá una loseta de acción que le indicará los movimientos que solamente él puede realizar con cualquiera de los personajes. Teniendo en cuenta que cada jugador tendrá un movimiento diferente, la finalidad es que cada uno, coordinándose con el resto, vayan moviendo a todos los personajes por el tablero hasta llegar al lugar deseado, robar los objetos y salir corriendo en un tiempo determinado.

¿Cómo se juega?

El juego está planteado para que cada partida se juegue en diferentes escenarios que van evolucionando de tal manera que los jugadores en cada uno de ellos van a ir adquiriendo diferentes niveles de destreza y conocimientos de cómo funciona el juego.

Su planteamiento para todos los escenarios es sencillo y muy similar: los cuatros héroes se colocarán en la loseta inicial del escenario y los jugadores, dependiendo del número que sean, recibirán una serie de acciones que determinarán los movimientos que podrán dar a los personajes sobre el tablero.

Estas acciones pueden ser:

  • Mover hacia arriba, o hacia abajo, o hacia la izquierda o hacia la derecha.
  • Poder usar los portales mágicos.
  • Explorar, que consiste en sacar una nueva loseta del centro comercial.
  • Usar las escaleras mecánicas.

 

Una vez repartidas las acciones y los peones situados en la loseta inicial, podemos empezar a jugar.

El objetivo del escenario es llevar a cada uno de los personajes a una de las tiendas que tienen asignadas.

Una vez allí, tendremos que sacarles a toda prisa por la salida correspondiente a su color. Además, debemos hacerlo teniendo en cuenta que hay un reloj de arena de 3 minutos de duración que indica el tiempo que nos queda para poder hacerlo.

Durante la partida, podremos conseguir algo más de tiempo. Esto es debido a que repartidas por el tablero existen unas casillas con dibujos de relojes de arena que una vez que uno de los personajes llegue a ellas, nos permite darle la vuelta al reloj de arena. En ese momento, colocamos un marcador de fuera de servicio para indicar que esta casilla ya ha sido utilizada y ahora nos quedará disponible el tiempo que antes teníamos consumido.

Existen también unas casillas de portales mágicos que te permiten teletransportar a algun personaje desde cualquier sitio a una de ellas. Las  únicas restricciones para poder usarlos es que solo los puede utilizar el jugador que tiene la acción correspondiente y solo se puede usar en el camino hacia las tiendas. Es decir, una vez que hemos robado los objetos, se activan las alarmas y quedan inutilizados.

Un aspecto muy importante del juego que hay que tener en cuenta es que la comunicación está muy limitada, esto significa que no se puede hablar, como regla general. Debido a esto, disponemos de un meeple más grande que hace la función de indicar a un jugador del que estáis esperando algo de él si se lo colocáis justo delante suya.

Como decimos, ésta comunicación esta limitada porque solo se puede hablar antes de comenzar la partida para preparar la estrategia, pero una vez que demos la vuelta al reloj no se puede decir nada. Existe también otro momento en el que podemos hablar y es justo cuando damos la vuelta al reloj cuando utilizamos la casilla del reloj de arena. Se puede hablar mientras transcurre el tiempo, pero en el momento en el que alguien realiza una acción sobre algún personaje, se acaba la posibilidad.

Cada una de las losetas podrá tener distintas salidas o puertas que darán acceso a otra loseta nueva del tablero. De esta forma, vamos poco a poco explorando el escenario hasta dar con todas las tiendas y las salidas que necesitaremos.

Final de la partida

El escenario se completa cuando todos los personajes hayan salido por sus salidas asignadas. Si todos consiguen escapar lo habrán superado. Si, por el contrario, se acaba el tiempo antes de conseguirlo, deberemos volver a intentarlo porque no habremos superado el reto.

A medida que avanzamos por los diferentes escenarios que propone el juego, las reglas irán adquiriendo nuevas excepciones y habilidades. Podremos hablar en algunos momentos más, podremos usar pequeñas puertas naranjas solo aptas para enanos o incluso nos tendremos que enfrentar con cámaras de seguridad. Otra regla que aparecerá y cambiará drásticamente el pensamiento de cómo jugar es que, cada vez que giremos el reloj, deberemos pasar a la izquierda nuestras acciones actuales y recibiremos la acción de nuestro compañero de la derecha.

¿Cuál es nuestra valoración?

Magic Maze es un juego cooperativo con una propuesta tremendamente original, muy divertido, adictivo y con un aprendizaje por escalones muy bien planteado.

Desde el punto de vista estético, resalta por ser una caja blanca, sencilla, pero con una colorida portada con un ligero toque cómico en las ilustraciones de los personajes que aparecen. Sus componentes, tanto las losetas, como las diferentes fichas son de buena calidad y nos gusta mucho especialmente el reloj de arena, que sin ser nada especial, aporta algo diferente a lo que estamos acostumbrados últimamente en los juegos de mesa.

En este sentido estamos ante un juego bien producido.

Por otro lado, debemos tener en cuenta que, aunque al ver las losetas y los componentes el juego parezca relativamente pequeño, realmente se trata de un tablero modular, es decir, va variando según avanza la partida o vamos cambiando de escenario y ocupa más espacio del que pueda parecer en un principio. Hay que dejar espacio suficiente para que en mitad de la partida no se pierda tiempo en intentar encajar una nueva loseta que aparece y no cabe.

Con respecto a su temática decir que es muy original. Al final, es jugar con los mismos personajes de los juegos de rol de siempre (un enano, un elfo, un mago y un guerrero) pero en un contexto y una forma de jugar totalmente diferente. Es como darle una vuelta de tuerca a estos personajes y pensar que en algún momento puntual de sus épicas aventuras tienen que hacer un parón para volver a equiparse para poder continuar con ellas.

Antes de hablar de su mecánica, remarcar que tal y como está planteado el manual, te incita a disfrutar desde un primer momento del juego, realizando escenarios más básicos a modo de introducción al principio e ir aumentando la dificultad y añadiendo nuevas mecánicas a la base del juego. Es cierto que nos llevará varias partidas conocer todas las mecánicas y tipos de loseta, pero es tremendamente satisfactorio y eficaz su planteamiento para dominarlo con el paso de las partidas.

Ahora si, sin duda, su mecánica de juego es ingeniosa y muy diferente a lo que estamos acostumbrados. La combinación de que todos los jugadores pueden mover a los personajes, pero cada uno solo podremos hacer una acción en concreto, sumado a no poder comunicarnos y encima disponer poco tiempo para poder completar el escenario, hace que se generen muchos nervios y tensión que hacen que se dispare la dopamina en tu cuerpo y tengas ganas de seguir jugando e intentarlo más veces si no has superado el escenario o seguir viendo qué otras reglas propone el juego para el siguiente.

Nos parece una idea muy buena el sistema de indicar a otro jugador que estás esperando una acción suya para poder progresar en tus movimientos con el meeple grande. De hecho, lo que da mucho juego es que realmente la persona a la que le colocan dicho peón no tiene por qué estar de acuerdo e ignorarlo, considerar que otro es el que debe hacer la acción o que él no es el responsable de llevarla a cabo, o pasar de ti y punto y colocárselo a otro jugador.

Otro aspecto de la jugabilidad es el reloj de arena. Jugar con una cuenta atrás siempre pone a los jugadores más nerviosos de lo habitual y tener que estar pendiente de ver en qué momento es el propicio para llevar a un personaje a la casilla del reloj de arena para darle a éste la vuelta, es vital para poder ganar tiempo y conseguir el objetivo. Además, en ese mismo momento, es en el que podemos volver a hablar y reorganizar la estrategia. El problema es que al reloj se le da la vuelta y el tiempo corre mientras estás hablando y en el momento en el que se hace alguna acción hay que volver a no poder comunicarse. Por tanto, saber cuánto tiempo es bueno para dedicarle a la reorganización se vuelve algo imprescindible.

Es cierto que el juego tiene un abanico muy amplio de jugadores, pero debemos de tener en cuenta varios factores ya que, dependiendo del número de jugadores, el juego cambia considerablemente de sensaciones.

Si somos dos jugadores se acumulan acciones y la cooperación es mucho menos tensa, ya que no siempre dependes de otros para mover a los personajes.

Cuando somos tres o cuatro jugadores se produce el equilibrio que consideramos perfecto y creemos que es lo ideal.

Si por último, somos de cinco a ocho jugadores, es igual de divertido o más, pero crece notablemente el caos. Más de un jugador tendrá la misma acción, para lo bueno y para lo malo. Además, empieza a haber muchas manos queriendo mover los personajes por el tablero y las partidas se convierten en un descontrol puro. Con este número de jugadores es mucho mejor tomarse el juego como diversión que como reto para querer obligatoriamente pasarse el escenario.

Quizás, lo único que podemos encontrar como negativo, que más que negativo es que puede suponer un pequeño inconveniente, es si eres de las personas que te gusta mucho cambiar de grupo de juego. Cada vez que cambias de grupo, lógicamente va a hacer que tengas que volver a jugar los primeros escenarios una y otra vez hasta que vayas repitiendo con alguno de ellos para poder ir avanzando. Quizás con esta situación se te haga un poco repetitivo y tengas la sensación de no conseguir llegar hasta los escenarios finales hasta pasadas muchísimas partidas.

Por todo lo comentado, podemos resumir que sin duda Magic Maze se trata de un juego fresco, original, muy rápido, tenso, pero a la par muy divertido.

No es un juego complicado de aprender, tiene un corte familiar que permite jugarlo con gente no muy introducida en el mundo de los juegos y que sin duda, entra dentro de la lista de los mejores juegos cooperativos que debería haber en cualquier ludoteca.

Consigue Magic Maze en Zacatrus!

Consigue Magic Maze en Amazon

Tomatoes Games Magic Maze, Multicolor (8437016497128-0)
  • 👨‍👩‍👧‍👦 Un juego para toda la familia de 1 a 8 jugadores.
  • 🏬 Conviértete en un héroe en busca de su arma favorita dentro de un laberíntico centro comercial.
  • 🤫 Deberéis jugar de forma cooperativa pero en completo silencio.
  • 👑 ¡Completa los distintos escenarios y conviértete en el rey de Magic Maze!

Última actualización el 2021-10-15 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *