Menú Cerrar

Los dados según su número de caras

Seguro que partida tras partida, una pieza que sueles ver sobre tu mesa son los dados, ya que forman parte esencial para muchos juegos, no solamente de mesa. Estos objetos de forma cúbica y poliédrica harán de tus partidas una aventura grandiosa determinando por azar los pasos a seguir.

Un dado es un objeto provisto de caras y concebido para que al ser lanzado y rodado, una de sus caras, la que queda en posición superior una vez que el dado se ha inmovilizado, indique un resultado diferente de como mínimo otra de las caras del dado.

Hay quien sitúa su origen en Egipto y en cambio otros piensan que es coreano por su similitud con un juego denominado “promoción“. Sea como fuere, el dado más antiguo descubierto hasta ahora tiene nada menos que unos 5000 años de antigüedad y fue descubierto en Persia. Estaba realizado en hueso y pertenecía a un set de backgammon.

La creación de diferentes diseños de dados ha crecido a gran escala desde sus orígenes. Los dados habituales son cubos pequeños, de entre 8 y 25 mm de arista, y cuyas caras están numeradas de 1 a 6 (normalmente mediante disposiciones de puntos), de tal manera que las caras opuestas suman 7 puntos. En la actualidad, se pueden encontrar dados de hasta 120 caras.

Los dados se utilizan con frecuencia para aleatorizar movimientos en juegos de mesa, por ejemplo para decidir la distancia a través de la cual una pieza se moverá a lo largo del tablero, para determinar el resultado de los eventos, para resolver conflictos, para tomar acciones o para hacer apuestas sobre el resultado del lanzamiento.

Hablaremos de los más utilizados para jugar aunque existen otras formas posibles​ como puede ser el dado de treinta caras, pero estos dados son extremadamente raros y no pasan de ser meras curiosidades de coleccionista.

En la jerga de los juegos de mesa y de los juegos de rol, a los dados se los denomina por el número de caras que tenga el dado, por ejemplo para hablar de un dado de seis caras se dice “d6″ en vez de “dado de seiscaras”. En la notación más habitual el número de dados de la tirada se indica delante de la “d”, por ejemplo “3d6″ equivale a “tres dados de seis caras”.

Dados cúbicos: Dados de seis caras (d6)

Son los más comunes y tradicionales, pero estos también son muy variados dependiendo de lo que muestran en sus caras. Tienen forma cúbica y para los juegos de rol no es suficiente utilizar este dado, ya que necesitas tirar a menudo dados de forma poliédrica.

Dado Tradicional 

El dado tradicional de seis caras es el más utilizado en los juegos de mesa. Es un dado simple pero que da mucho juego y suele llevar numeradas del 1 al 6 sus caras mediante puntos o con cifras numéricas.

Dado de doblaje

Es un dado cúbico que tiene en sus caras los números 2, 4, 8, 16, 32, 64. Sobre todo lo podemos encontrar cuando jugamos al backgammon. Este dado sirve para doblar la apuesta y poder conseguir más puntos si creemos que tenemos una situación de ventaja respecto a nuestro rival, el cuál podrá aceptar la apuesta o no aceptarla. Al finalizar el juego, con el dado de doblaje puedes calcular el valor final de la mano.

Dados de Póker

Son dados cúbicos especiales para jugar al póker y en sus inscripciones aparecen las imágenes de juegos de cartas como el nueve de picas (negro), diez de diamantes (rojo), sota (azul), reina (verde) rey (rojo) y as de trébol (negro).

No products found.

Dados de Letras

A diferencia de otros dados, este tipo de dados traen marcados letras y son utilizados para juegos de habilidad verbal, como son el Scrabble o el Boggle, donde la estrategia es sumar puntos creando palabras con las letras que muestran los dados.

Dados para juegos especiales

Estos dados son diseñados para dar dinamismo a determinados juegos, y se crean para un juego en concreto. Pueden llevar diferentes dibujos en sus caras ya que se crean especialmente para indicar las acciones necesarias a realizar por los jugadores en ese juego.

Dados no cúbicos

En el caso de los juegos de rol, se usan sobre todo poliedros y según la equidad que se desee en las probabilidades de sus resultados, la rodadura y equidad del dado serán proporcionales a la regularidad de las caras y aristas del poliedro sobre el que el dado está construido.

Algunos juegos de rol usan en sus sistemas de juego algunos dados que serían imposibles de materializar mediante poliedros de caras regulares, como por ejemplo dados de dos o tres caras regulares. Para conseguir por lo tanto estos resultados, se usan otro tipo de dados y luego se dividen los números que salen según la tirada.

Dados de tres caras (d3)

Dados difíciles de encontrar que muchas personas creerán que ni existen pero sí, podemos encontrarlos si ponemos empeño y algunos juegos de mesa los utilizan. Sólo tienen tres resultados posibles: “1”, “2” y “3”, cada uno de ellos con un 33,33% de posibilidades de ser elegido.

Dado de cuatro caras (d4)

Estos dados tiene forma de tetraedro, que es un poliedro de cuatro caras. Es una pirámide de base triangular que cuenta con 3 números en cada una de sus caras. De gran popularidad entre los roleros porque es muy entretenido a la hora de jugar.

A diferencia de otros dados, este dado no tiene un lado que mira hacia arriba cuando está en reposo sobre una superficie, por lo que debe leerse su resultado de otra manera. Por lo general, cada cara tiene 3 números dispuestos de tal manera que el número vertical sea el mismo en las 3 caras visibles.

Los números pueden estar colocados cerca de los vértices o bien se pueden colocar en el centro de las aristas. Este dado no rueda bien, por lo que generalmente se lanza al aire.

Dado de ocho caras (d8)

Este dado tiene forma de octaedro que es un poliedro de ocho caras y el conjunto se asemeja a dos pirámides cuadradas unidas por las bases. Es otro de los grandes clásicos de los juegos de rol y si es elaborado y diseñado correctamente, la sumatoria de las caras opuestas dará siempre 9.

Por lo general, la cara inscrita con la cifra más baja (1) es la cara opuesta a la cara inscrita con la cifra más elevada (8).

Dado de diez caras (d10)

Este dado de diez cara es un trapezoedro o decaedro, que es un poliedro de 10 caras. Cada cara tiene forma de cometa o deltoide. Es el único que no presenta la morfología de un poliedro regular. Son algunos de los dados que más se utilizan en los juegos de rol ya que además de su funcionamiento autónomo como generador de resultados con valores de 1 a 10, se usa habitualmente en combinación con otro dado de 10 para generar resultados entre 1 y 100 (tirada de percentil), algo muy común en numerosos juegos RPG.

Pueden estar numerados de 1 a 10, de 0 a 9 (cero se lee como diez en muchas aplicaciones) o de 00 a 90 para porcentajes. A menudo, todas las caras impares convergen en una esquina puntiaguda y las pares en la otra. La suma de los números en las caras opuestas suele ser 9 (si está numerado 0-9) u 11 (si está numerado del 1 al 10).

Dado de doce caras (d12)

Un dodecaedro es un poliedro de doce caras, convexo o cóncavo. Cada cara es un pentágono regular. Es muy utilizado en juegos de mesa, especialmente en los juegos de rol. Generalmente, la cara inscrita con la cifra más baja (1) es la cara opuesta a la cara inscrita con la cifra más elevada (12), por lo que la suma de los números de caras opuestas es 13.

Dados de 20 caras (d20)

El dado de 20 caras es un icosaedro regular, lo que significa que es un poliedro de veinte caras, con triángulos equilateros congruentes y convexos.

La cara inscrita con la cifra más baja (1) es la cara opuesta a la cara inscrita con la cifra más elevada (20), de tal manera que la suma de los números en caras opuestas será 21.

Habitualmente es empleado en la típica tirada de habilidad para determinar el éxito o fracaso de la misma. Se hizo famoso gracias al juego de rol Dragones y Mazmorras. Según este juego, los personajes tienen modificadores que expresan sus habilidades. Lanzando el dado de veinte y sumando el resultado a su modificador el jugador consigue la acción que su personaje quería llevar a cabo.

Dados de 30 caras (d30)

Cada cara de este dado es un rombo. No está incluido en la mayoría de los juegos de dados ya que no es uno de los seis tipos de dados clásicos usados en juegos de rol.  La cara inscrita con la cifra más baja (1) es la cara opuesta a la cara inscrita con la cifra más elevada (30), de tal modo que la suma de los números de caras opuestas es 31.

Se puede encontrar en muchas tiendas si se quiere añadir a nuestra colección.

Dados de 100 caras (d100)

Este dado no es como tal  un poliedro, tiene más bien forma de esfera. Se conoce con el nombre de Zocchiedro en honor a su creador, Lou Zocchi. Fue creado para complacer a los jugadores de rol que, para avanzar en sus juegos, deben obtener resultados comprendidos ente 1 y 100 y a veces no se quiere tener que tirar 2 dados de 10 caras para determinar un percentil. Si se lanzan dos dados de 10 caras, el primero representa las decenas y el segundo las unidades, siendo el resultado “00” equivalente a sacar un 100. Se emplea en infinidad de juegos de rol y suele expresar un porcentaje de éxito de una acción determinada.

Es uno de los dados de rol físicos más raros y más codiciados por los coleccionistas de dados de rol.

Dados de 120 caras (d120)

El diseño del d120 está basado en un hexaquisicosaedro. Cada una de sus caras es un triángulo elongado, lo que permite que en toda su superficie se ubiquen los 120 lados de una forma matemáticamente perfecta ya que sus caras son triángulos isósceles. Es el máximo número de caras posible para mantener justas e iguales las posibilidades de dar cualquier resultado.

 

Como veis, la variedad de dados es muy amplia y, según el juego y la acción que necesitemos realizar, tendremos que usar unos u otros. No hay que quedarnos con los dados tradicionales que son los más habituales o conocidos sino pensar en todos estos de los que hemos hablado con sus formas poliédricas.

 

 

 

 

 

 

Los coleccionistas de dados siempre buscan nuevos dados con colores o rarezas de todo tipo para ampliar su colección. ¿Eres uno de ellos?

Última actualización el 2021-11-28 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *