Menú Cerrar

Likes

¿Conoces realmente los gustos de tus amigos? ¿De tus familiares? ¿De tu pareja? ¿Conocen ellos los tuyos?

Likes es un sencillo y divertido juego de cartas cuyo objetivo es adivinar los gustos de los jugadores y esperar que acierten los tuyos.

Las ilustraciones muestran diferentes temáticas como gastronomía, animales, cultura, deportes, música, cine, televisión, juegos y ocio en general.

Es idóneo para jugador con familiares y amigos más cercanos. Te sorprenderá comprobar que no les conoces tan bien como crees. ¡Y las risas están aseguradas!

También resulta muy interesante jugar con personas a las que acabas de conocer. En las primeras rondas deberás usar tu intuición, pero según avance la partida irás obteniendo información que te ayudará a mejorar tus valoraciones y, por qué no, descubrir nuevas amistades.

Jugando a Likes recordarás y volverás a hacer las cosas que realmente te gustan.

¡Llena tu vida de Likes!

Así se presenta este juego, creado por Josema Fernández e ilustrado por Luis M. Cebrián y que nos trae la editorial 13 Akasha Ediciones en el que deberemos demostrar lo que conocemos a la gente y lo que nos conocen ellos a nosotros.

Ficha

  • Número de jugadores: de 3 a 8 
  • Edad Mínima: 8 años
  • Duración: 25 minutos
  • Interacción: Competitivo
  • Mecánicas: Voting
  • Versiones: No
  • Expansiones: No
  • Editor: 13 Akasha Ediciones
  • Año de publicación: 2019
  • Consigue Likes en Zacatrus!

¿Cuál es su contenido?

  • 100 cartas
  • 32 fichas de likes (4 por jugador)
  • 1 reglamento

¿De qué trata?

Likes es un juego en el que los jugadores deberán demostrar y adivinar los gustos y aficiones del resto de participantes ayudándose de las diferentes temáticas ilustradas en las cartas y que ellos adivinen los suyos.

¿Cómo se juega?

Para preparar una partida de Likes, los jugadores tan solo tendrán que coger 4 fichas de like de un mismo color, elegir el jugador activo inicial y barajar el mazo de cartas poniéndolo bocabajo en el centro de la mesa.

Ya están listos para comenzar.

El jugador activo coge 4 cartas del mazo y las coloca bocarriba a la vista de todos los jugadores.

Ahora, este jugador, debe pensar y priorizar, según sus gustos y aficiones, las cuatro temáticas que se ven en las ilustraciones de las cartas. Una vez lo tenga claro, tendrá que poner sus fichas de likes, bocabajo y encima de cada carta, de tal forma que la ficha de 4 likes indique que es la temática que más le gusta y la ficha de 1 like la que menos.

En ese momento, el resto de jugadores tienen que pensar exactamente el orden en el que el jugador activo ha ordenado las mismas cuatro cartas mostradas. Uno a uno, cada jugador deberá poner, bocabajo y debajo de cada carta, el número de likes que cree que ha puesto el jugador activo en dicha carta.

Una vez que todos los jugadores han realizado esta clasificación, es el momento de puntuar los aciertos. Para ello, el jugador activo da la vuelta a todas las fichas de likes y se comparan. Cada acierto que se haya producido adivinando los gustos del jugador activo, es decir, que el número de likes sea el mismo, dará 1 punto tanto al jugador acertante como al jugador activo.

Una vez puntuados todos los likes coincidentes, se descartan las cuatro cartas, se cambia el jugador activo, quien volverá a robar 4 nuevas cartas y dará comienzo un nuevo turno.

Fin de la partida

La partida termina cuando se acaben las rondas que los jugadores hayan pactado al comienzo de la partida. Por ejemplo, el juego nos propone las siguientes rondas en función del número de jugadores:

  • 3 jugadores –> 3 o 4 rondas
  • 4 jugadores –> 2 o 3 rondas
  • 5 jugadores –> 2 rondas
  • 6 jugadores –> 1 o 2 rondas
  • 7 y 8 jugadores –> 1 ronda

Una vez se terminen las rondas establecidas, el ganador será aquel jugador que haya acumulado más puntos durante toda la partida.

Variantes

Modo dirigido

En esta modalidad, se reparten 5 cartas a cada jugador al comienzo de la partida. Una vez que se ha elegido al jugador activo inicial, los cuatro jugadores situados a su izquierda deberán elegir una de sus cartas y ponerlas, bocabajo, en el centro de la mesa y repondrán su mano.

Ahora, el jugador activo, coge dichas cartas, las baraja y las pone bocarriba en el centro de la mesa. El resto del turno se juega exactamente igual.

Modo por equipos

Esta variante permite formar equipos de entre dos y ocho jugadores. La diferencia se encuentra en que, cada turno, jugará un equipo que juega de forma normal, pero la puntuación obtenida por éste será la que obtenga el jugador activo, es decir, la suma de todos los aciertos de sus compañeros.

De esta forma, jugarán uno a uno todos los equipos e irán puntuando en función de los aciertos. El equipo que más puntos tenga al final de las rondas establecidas, será el vencedor.

¿Cuál es nuestra valoración?

Lo primero que queremos resaltar de Likes es que es un party game social. Esto quiere decir que es un juego que está muy enfocado a interrelacionarse y conocer mejor a la gente con la que estás jugando. De hecho, ese es su objetivo. Nos propone no solo adivinar, intuir o demostrar que sabemos los gustos y aficiones del resto de participantes, sino incluso jerarquizarlos.

Una de las cosas que llama más la atención cuando ves su caja es que utiliza como portada un logotipo muy parecido al famoso logo de Facebook de la mano con el pulgar hacia arriba. Su famoso “Like” y de ahí, lógicamente su nombre.

Otra de las cosas más llamativas es la propia caja en sí. De tamaño relativamente pequeña, blanca y pulcra pero sobre todo lo que destaca es que es tremendamente dura, de muy buena calidad.

Una vez que la abrimos, nos encontramos, en una buena cuna, con las protagonistas del juego, las 100 cartas. Cartas blancas y sencillas y con unas ilustraciones, en azul, minimalistas y bien conseguidas que representan los diferentes hobbies, aficiones, intereses y gustos con los que vamos a jugar. La verdad es que son muchas temáticas las representadas, que a su vez, tienen diferentes subcategorías. Es decir, no encontraremos solo con la temática de comida, música o deporte en general, sino que habrá diferentes tipos de comidas, diferentes tipos de música o diferentes tipos de deportes. Con seguridad habrá muchas con las que comulguemos mucho y otras no tanto, dando así un abanico de opciones perfecto para el desarrollo e intereses del juego.

El resto de componentes lo forman las diferentes fichas de likes numeradas del 1 al 4 y en diferentes colores para cada uno de los jugadores.

Con respecto a sus mecánicas, debemos decir que son muy sencillas y tiene unas reglas muy simples que se explican en menos de dos minutos. Como ya hemos dicho, el objetivo del juego es priorizar los gustos de los jugadores y que ellos hagan lo propio con los tuyos.

Para llevar a cabo esto, el desarrollo de la partida es muy directo. El jugador al que le toque ser jugador en turno, deberá sacar cuatro cartas de aficiones del mazo, colocarlas bocarriba a la vista de todos y, gracias a las fichas de likes, jerarquizarlas. Éstas fichas se colocan bocabajo para que nadie las vea y el 4 indicará lo más alto y el 1 lo más bajo. Acto seguido, el resto de jugadores deberán hacer lo mismo pero pensando en qué orden habrá priorizado las cartas el jugador en turno. Es decir, tendrán que acertar los gustos del otro jugador.

Una vez lo haya hecho todo el mundo, se da la vuelta y se comprueban los aciertos. Por cada acierto, 1 punto tanto para el jugador acertante como para el jugador en turno. Así de de fácil.

Lógicamente, el jugador en turno también recibe puntos para que realmente diga la verdad. Sino fuera así, el jugador podría querer ordenarlo de forma diferente a la real para despistar y que el resto de jugadores obtuvieran pocos puntos. El problema, lógicamente, es que esto conllevaría el detrimento del interés principal del juego que es demostrar, intuir o conocer los gustos reales de las personas con las que estás jugando.

Una vez que se jueguen todos los turnos equitativos pactados al inicio del juego, se acaba la partida, se hace recuento de puntos y el que más tenga, será el ganador.

Como vemos, es un juego con un alto componente social que nos permite conocer mejor a las personas. Sin duda, es un juego que puede disfrutarse mucho con la familia, con los amigos y en pareja. Con ellos, no solo tendrás la oportunidad de comprobar si las conoces bien y ellas te conocen a ti, sino que también tendrás la oportunidad de descubrir aficiones que tienen tus compañeros que no conocías y te sorprenderás comprobando que no les conoces tan bien como pensabas. Muchos de los diferentes turnos propician situaciones, recuerdos, anécdotas y conversaciones que continuarán después de las partidas.

Pero no debemos olvidar que otra de las formas de utilizar el juego es con personas no tan cercanas, personas que acabas de conocer. Quizás personas del trabajo, de la universidad o del colegio. Quizás personas con las que compartes un equipo, una clase o simplemente amigos de amigos con los que no has coincidido mucho. En este tipo de situaciones, el juego viene perfecto para romper el hielo y empezar a conocer a dichas personas. Es cierto que en las primeras partidas, será más la intuición la que se tenga en cuenta a la hora de priorizar los gustos del otro jugador, pero con el devenir de las partidas irás recabando la suficiente información como para que empieces a afinar mejor tus valoraciones y por qué no, hacer nuevos amigos como reza el propio juego.

Por otro lado, tanto la escalabilidad y la rejugabilidad son muy elevadas. Con respecto a la primera, es cierto que el juego viene equipado con 8 sets de fichas de likes por tanto, limitando el juego a 8 jugadores pero realmente se podrían jugar todos los que quisieran. Cuantos más jugadores, más divertido porque hay más personas pensando en los gustos de los demás, pero jugarlo a tres se puede hacer perfectamente. De hecho, es hasta más íntimo y seguramente florezcan opiniones más profundas. Pero además, existe la variante por equipos que le da un toque diferente y donde podremos jugar todos los que queramos.

Con respecto a la segunda, la rejugabilidad, ni que decir tiene que jugando con 100 cartas, las multitud de combinaciones posibles, hace que sea casi improbable que salgan las mismas cartas y, menos aún, al mismo jugador. Es cierto que, con el paso de muchas partidas, conocerás tan bien a tus compañeros que te resultará más fácil acertar, pero es que justamente es un juego que se trata de esto.  Imagínate si fuéramos capaces de jerarquizar las 100 aficiones de alguna de nuestras personas más queridas… puede que ni nosotros mismos fuéramos capaces de ordenarlas todas con nuestros propios gustos. Además, no olvidemos que el paso del tiempo hace que lo que antes era una prioridad ahora es algo más trivial y viceversa.

De hecho, ese es uno de los motivos por los que se introduce la variante dirigida en la que los propios jugadores son los que seleccionarán las cartas que el jugador deberá priorizar. Un pequeño cambio que le da un toque diferente.

Para terminar y resumir, queremos destacar que Likes es un juego muy divertido y sencillo que nos permite, con simplemente unas cartas, conocer mejor a las personas que queremos. Sin duda un juego para jugar en familia, amigos, pareja o incluso desconocidos porque funciona muy bien y viene perfecto para cualquier situación. Un juego que consideramos muy útil porque cumple con una de las cátedras básicas de los juegos de mesa: socializar.

Compra Likes en Zacatrus!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *