Menú Cerrar

Inspector Nose – Inspector Narices

Tienes un equipo brillante de detectives que resuelven cada caso juntos. El Inspector Narices da las pistas y los otros jugadores las evalúan. Son reglas muy simples y mucha tensión.  Con solo un poco de práctica, ¡Incluso llegarás al rango de Detective Maestro!

Así nos llega otra de las novedades de la editorial NSV en éste 2021 cuyo autor es Reinhard Staupe, un juego de dados y cartas en el que trabajaremos en equipo para poder alcanzar el máximo nivel dentro del ranking de detectives tras el recuento final.

Ficha

¿Cuál es su contenido?

  • 54 cartas de objeto
  • 5 cartas numéricas
  • 1 carta de pista
  • 8 dados
  • 1 reglamento multiidioma

¿De qué trata?

De manera cooperativa deberemos intentar llegar a adivinar qué carta de objeto está tratando el jugador que hace de Inspector Narices que adivinemos. Para ello, solamente contará con los resultados que aparezcan en los dados tras haber sido lanzados y deberá conseguir dar las mejores pistas para que sus compañeros detectives lleguen hasta el final de la ronda y encuentren la carta que él les marcaba.

¿Cómo se juega?

Para empezar, pondremos la carta de pista (la que tiene una flecha roja) en el centro de la mesa, bocarriba para dejarla ahí durante las 5 rondas que durará la partida.

Mezclaremos las 54 cartas de objeto para después robar 25, dejando el resto guardadas en la caja. De esas 25 deberemos colocar 5 de ellas, por el lado que queramos, formando una fila en centro de la mesa a la derecha de la carta de pista. La carta más cercana a la carta de pista será la número 1 y la más alejada la 5.

El resto de cartas que hemos sacado para esta partida las dejamos a un lado por que las usaremos en rondas posteriores.

Ya podemos elegir al jugador que hará el primero el papel de Inspector Narices y deberá colocar los 8 dados delante suya. Barajará las 5 cartas de números para coger una, ver en secreto el número que muestra y dejarla bocabajo delante de él. Ese número será la carta de objeto que los jugadores deberán adivinar con las pistas que les dé a los demás jugadores.

La ronda empezará con el Inspector Narices lanzando 5 de los dados sin elegir cuales coge. De entre sus resultados, elegirá 1 de los símbolos que crea que es una buena pista sobre la imagen de objeto que los demás deben adivinar. Deberá colocar ese dado sobre la carta de pista sin decir nada al respecto y los demás tampoco podrán hacer comentarios.

Será en ese momento cuando los otros jugadores podrán hablar entre ellos para ver qué puede significar el símbolo del dado y a qué objeto de los visibles podría hacer referencia. Deberán decidir cuál de las cartas es incorrecta para eliminarla de la fila y dejarla a un lado, sin recolocar el resto de cartas.

Si los jugadores, con su decisión, no han eliminado la carta que están buscado, el Inspector Narices volverá a tirar los dados cogiendo los 4 de la primera tirada y 1 adicional de los restantes. De nuevo elegirá un símbolo que crea que es una buena pista y lo volverá a dejar sobre la carta de la flecha roja.

De nuevo repiten el proceso de deliberación, retiran una carta y el juego continúa de la misma manera, siempre que no se elimine la carta que deben adivinar, hasta que pasen 4 turnos.

Tras esos 4 turnos, en la mesa solamente deberá quedar la carta buscada y podremos volver a empezar una nueva ronda sacando otras nuevas 5 cartas de objetos y cambiando el papel de Inspector Narices a otro jugador.

 

¿Qué pasa cuando los jugadores eliminan la carta que estaban buscando?

Si el equipo elimina sin querer la carta que estaban buscando, la ronda termina de manera inmediata.

Podrán dejar a un lado para puntuar las cartas que hayan eliminado bien pero las restantes deberán quitarse para no tenerlas en cuenta.

Fin de la partida

La partida de Inspector Narices (Inspector Nose) termina cuando hayamos jugado 5 rondas y utilizado las 25 cartas de objeto que seleccionamos al comenzar la partida.

Será en ese momento cuando los jugadores deban hacer recuento de los puntos que han conseguido en las cartas que dejaron a un lado ronda tras ronda y por cada carta eliminada obtendrán 1 punto.

En ésta tabla podrán comprobar cómo de buenos han sido:

 

¿Cuál es nuestra valoración?

En Inspector Narices o Inspektor Nase (su nombre original en alemán) nos propone unas partidas cooperativas en las que tendremos que sacar nuestra intuición y hablar con nuestros amigos detectives para poder resolver el caso que nos propone el jugador que hace de Inspector Narices.

En una caja pequeña, manejable, colorida y siguiendo la estética de otros juegos de la editorial NSV, tenemos éste juego en el que vemos en su portada la ilustración del inspector rodeado de los materiales que componen el juego: dados y cartas.

Como decimos, además de unas instrucciones multilenguaje muy completas, el juego se compone de 54 cartas ilustradas a doble cara de muy buen gramaje y de 8 dados de madera blancos serigrafiados con iconos de otros tantos objetos en color azul.

Sus componentes no tienen dependencia del idioma ya que en todos ellos, cartas y dados, veremos de manera visual diferentes objetos que podemos interpretar perfectamente sin la ayuda de texto.

Las partidas a este juego son muy dinámicas, ágiles y frescas ya que, al ser cooperativo, estaremos en todo momento intentando con nuestros compañeros sumar el máximo de aciertos posibles durante las 5 rondas que dura una partida.

Prepararlo es sencillo y eso se agradece. Tendremos que elegir quien empieza haciendo el papel de inspector y colocar delante suyo los dados.

En el centro de la mesa dejaremos la carta de pista con la flecha roja y robaremos 25 cartas del mazo de objetos. Las demás cartas se dejan guardadas en la caja ya que no las usaremos en esa partida y podremos empezar.

Para cada ronda colocaremos, al lado de la carta de pista, 5 cartas en fila pudiendo elegir el lado que mostrar de entre los dos disponibles. Esas serán las cartas que el equipo de detectives deberá ir asociando a las pistas para eliminar las que no concuerden, según ellos, con las pistas otorgadas en los dados.

Es cierto que el azar de las 5 cartas con las que se juega puede llegar a influir en convertirse una ronda más fácil si hay varias cartas parecidas o todo lo contrario, que la carta que haya que buscar, desde la primera pista quede muy clara porque el resto son de otras temáticas bastante dispares y se nos haga una ronda sencilla.

Para que el equipo de detectives no se vea influido sobre los gustos del jugador que hace de inspector, el juego introduce la mecánica de que éste robe en secreto una de las cartas numéricas para que sea el azar el que determine sobre qué cartas debe dar pistas con el paso de los turnos.

De la misma forma, el inspector, una vez que coja la carta numérica, deberá tener cuidado a la hora de mirar qué carta debe hacer que adivine para no hacer ningún gesto, centrar su mirada o decir cualquier expresión para no inducir a los detectives hacia alguna de ellas y que les sea más fácil adivinarla.

De hecho, durante el turno en el que cada uno de los jugadores tenemos que tomar el rol de Inspector Narices, tenemos prohibido hablar o hacer sonidos y gestos sobre las pistas, resultados de la deliberación de los detectives o cualquier otra cosa porque eso hace que podamos influir en el resto del equipo. Es algo muy importante a tener en cuenta que a veces suele costar mantenerlo pero hay que controlarnos.

Tras tener colocadas las cartas, entran en juego los dados que el inspector de esa ronda deberá lanzar. Tenemos más dados de los 5 de la tirada inicial y con los resultados de sus caras deberá ver cual de ellos se ajusta más a la carta que deben adivinar sus intrépidos detectives para colocarlo sobre la carta de pista.

A su vez, el inspector no deberá elegir los dados que lanza cuando coja los iniciales ni vaya sumando dados en cada turno para que no pueda elegir cual le pueda interesar que sea más favorable si sale ese resultado al lanzarlos.

Algo que no hay que dejar pasar y en lo que también deben fijarse los detectives es en los resultados que el inspector descarta. Son muy importantes ya que en algunas ocasiones nos ha pasado que hemos podido llegar a acertar la carta final más por los descartes que por la propia pista que se ha elegido.

En el momento de la deliberación del grupo de detectives se escucharán a veces teorías dispares dependiendo de los razonamientos pero aprenderás como piensan tus compañeros ante una pista dada. En las instrucciones especifican que ayuda a padres e hijos a hacer cosas juntos pero también es un juego apto para disfrutar con amigos y o entre parejas para interpretar imágenes, símbolos, ideas, de una manera sencilla y divertida.
Rotaremos el papel de inspector durante 5 rondas hasta que hayamos utilizado las 25 cartas que cogimos en la preparación inicial de la partida.

La puntuación, al igual que el modo de juego, es bien sencillo y bastará con sumar el número de cartas que hemos descartado de manera correcta para después mirar en la tabla el rango de detectives que hemos conseguido alcanzar. Eso motiva al grupo a querer hacerlo bien para conseguir la máxima categoría posible.

Si analizamos el rango de jugadores que nos propone el Inspector Narices vemos que va de 2 a 5 personas. De estos participantes hay que tener en cuenta que durante las 5 rondas siempre alguno de los jugadores hará el papel de inspector por lo que no estará en el grupo de personas que toman la decisión de qué carta eliminar.

Es cierto que funciona bien a cualquier número de ellos pero a 2 jugadores se pierde la interacción y las discusiones entre jugadores por ver cuál es la carta correcta o cual es la idea que el Inspector Nose ha querido transmitir a través de los dados. De esta manera el juego es quizá demasiado rápido y en silencio y es por este motivo por el que creemos que como mejor se disfruta es a partir de 3 jugadores ya que entre los jugadores estarán constantemente cambiando impresiones y hablando para tomar una decisión final y esas conversaciones son el núcleo y jugo del juego y como más se van a disfrutar.

Su rejugabilidad es muy buena y se nota que es algo en lo que han pensado a la hora de crearlo. Al tener tantas cartas de objeto y encima haberlas diseñado a doble cara no solo contamos con 54 opciones de imágenes sino con 108. Además, si nos paramos a pensar, son infinitas las combinaciones de 5 cartas que podemos tener porque podemos colocarlas por cualquiera de sus caras y hacer mezclas completamente diferentes de unas partidas a otras y que no utilizamos todas las que contiene el juego en una sola partida, solo 25.

También los dados ayudan a mejorar este aspecto porque tenemos 6 caras en cada uno y solamente utilizaremos una de cada uno en las partidas por lo que, de nuevo, las posibilidades son infinitas.

En Inspector Narices la interacción que se produce entre los jugadores es muy alta ya que, al ser cooperativo, tendremos que deliberar entre todos por dónde creemos que van las pistas del jugador que hace de inspector y por ello estaremos en todo momento hablando y colaborando con nuestros compañeros. También el inspector, aunque no pueda hablarnos para orientarnos, está interactuando con nosotros al dejarnos los dados para guiarnos hacia la carta correcta y que podamos sumar el mayor número de puntos posible.

Por terminar, podemos decir que el juego Inspector Narices consigue que los jugadores compenetren sus pensamientos ya sea con el rol de detectives o con el de inspector para ir avanzando rondas adivinando el máximo de cartas posibles gracias a las pistas de los dados. Sus partidas son rápidas, sus normas sencillas y puede sacarse en cualquier momento distendido ya que entretiene desde los más pequeños hasta a los más mayores.

Compra Inspector Narices en Amazon

NSV- Juego de Cartas, Color carbón (Nürnberger Spielkarten Verlag 4508)
  • Primavera 2021
  • 2-5 jugadores
  • Edad: a partir de 6 años
  • Duración del juego: 20 minutos
  • Autor: Reinhard Staupe
  • Staupe, Reinhard (Author)

 

 

Última actualización el 2021-11-28 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *