Menú Cerrar

Franky

¡Bienvenidos a la escuela superior de magia! En la clase de hoy tendremos que coser nuestro propio monstruo y darle vida.

Así se nos presenta este juego de mesa monstruoso de Anna Lucini & Pau Moré, autores que ya nos han traído otros juegos como SenbazuruEn Franky, las ilustraciones vienen de la mano de Alba Aragón y lo ha publicado la editorial española GDM.

Ficha

¿Cuál es su contenido?

  • 6 hilos de colores
  • 24 partes de cuerpo
  • 6 cartas de cuerpo
  • 18 cartas de brazo izquierdo
  • 12 cartas de piernas
  • 18 cartas de brazo derecho
  • 1 reglamento en 4 idiomas

¿De qué trata?

El objetivo que deberemos cumplir en Franky es buscar las distintas partes del cuerpo que se muestran en nuestras cartas y unirlas todas, cosiéndolas. Pero no de cualquier manera, deberemos seguir el patrón correcto para que nuestro monstruo quede perfecto.

Las partidas son rápidas y recomendadas a partir de los 4 años por lo que, de una manera divertida, los más pequeños podrán aprender las partes del cuerpo de una forma monstruosa.

¿Cómo se juega?

Para preparar la partida lo primero que debemos hacer es coger todas las piezas de cuerpo y dejarlas en el centro de la mesa, al alcance de todos los jugadores.

Mezclaremos las cartas de patrón de cada tipo por separado y repartiremos una de cada montón a cada jugador bocarriba. Dejaremos el resto de cartas al alcance de todos por si quisieran cambiar de objetivo.

Veremos que las cartas tienen 3 dificultades (normal, avanzado, experto) y nos recomiendan dejar fuera las cartas nivel experto las primeras partidas.

Ya estaremos listos para empezar a jugar.

La partida

Para crear nuestro monstruo, lo primero que tendremos que hacer es encontrar las piezas adecuadas que nos aparecen en las cartas.

Cada jugador deberá mover en el montón central todas las piezas hasta encontrar las de su monstruo y, una vez tengamos las partes del cuerpo, cogemos hilo y ¡nos pondremos a coser!

Lo que tendremos que hacer es unir las piezas de forma que el hilo de la costura de la parte superior coincida con el patrón de nuestras cartas.

Podremos pasar el hilo hasta 3 veces por el mismo orificio y deberemos tener muy presente el patrón para comprobar que no hay hilos de más o de menos.

Modo solitario

Nos retaremos a nosotros mismos y deberemos poner una alarma para que suene a los 5 minutos. Intentaremos montar nuestra criatura lo antes posible a contrarreloj.

  • Si lo conseguimos, rebajaremos 30 segundos al tiempo en el que lo hayamos conseguido y empezaremos de nuevo.
  • Por el contrario, si no nos ha dado tiempo, aumentaremos 30 segundos a nuestro tiempo objetivo y volveremos a probar.

Fin de la partida

Cuando un jugador haya acabado su monstruo, deberá gritar en voz alta ¡Está vivo! y el resto de jugadores comprobarán las costuras y, si están correctas, ese jugador se llevará el premio recibiendo la carta de copa.

Si por el contrario, hay algún error, la partida seguirá y el jugador tendrá que arreglar los posibles fallos que haya cometido.

¿Cuál es nuestra valoración?

Franky es una de las novedades que nos trae durante este 2021 la editorial de juegos española GDM. En éste juego tendremos que usar nuestra habilidad con el hilo para coser las diferentes partes de nuestro monstruo y hacer que cobre vida.

En una caja muy colorida y de tamaño mediano, lo primero que capta nuestra atención, sin duda, es su portada. Unas letras grandes hechas de retales forman el nombre del juego y debajo el grupo de personajes que más tarde conoceremos bien: Un joven Frankenstein, que da nombre al juego, rodeado de todos sus amigos sonriendo para la ocasión. Esta vez no dan miedo, nos muestran su lado más simpático. De nuevo Alba Aragón, ilustradora habitual de los juegos de GDM, ha hecho un gran trabajo.

En su interior veremos que lo que contiene es todo de muy buena calidad y de un cartón muy grueso que hará que podamos manipular las piezas durante la partida sin que se deterioren. Por un lado tenemos cartas que nos indicarán las partes del cuerpo y el patrón de costura a seguir, hilos de colores que le da un toque de originalidad al juego ya que rara vez encontramos este tipo de componente y, la joya de la corona: las piezas de partes del cuerpo, también de cartón duro, con agujeros en todas ellas que será por donde pasemos el hilo durante la partida.

Nos ha parecido que, además de una temática llamativa y un modo de juego al que no estamos acostumbrados, se han elegido unos materiales de muy buena calidad para este juego y es un añadido perfecto y muy diferenciador.

Todos ellos son independientes del idioma y vemos que se ha utilizado la simbología para que las instrucciones queden claras nada más ver los iconos. El reglamento se incluye en varios idiomas y, al ser tan sencillo, es una buena opción para poderle utilizar en la mejora de idiomas con los más pequeños.

Si pasamos a hablar de su modo de juego, vemos que nada más repartir los materiales, los jugadores entrarán en una carrera a contrareloj en la que deberán intentar dar vida a su monstruo cosiendo sus partes del cuerpo con un hilo de colores.

Lo primero que haremos será localizar las partes del monstruo que nos hayan salido en nuestras cartas: 1 brazo izquierdo, 1 brazo derecho, un cuerpo y unas piernas.

Es a partir de ese momento cuando entra en juego nuestra habilidad cosiendo: deberemos seguir el patrón de hilo indicado en cada carta mediante el que uniremos las partes del cuerpo al tronco del personaje.

Nuestro objetivo es ser el primero en conseguirlo pero no es tan fácil como introducir el hilo por cada agujero y unir ambas partes ya que deberemos seguir los patrones marcados. Hay que tener también en cuenta que cada pieza del cuerpo tiene dos caras diferentes y deberemos elegir la correcta antes de empezar a insertar el hilo.

El tiempo irá pasando, veremos cómo otros avanzan y tenemos que darnos cuenta de que solo podremos pasar un máximo de 3 veces el hilo por cada orificio. Esta vez el coser no se convierte en algo relajante sino que tendremos que ir a toda pastilla cumpliendo las normas si no queremos quedarnos atrás respecto a los demás jugadores.

Cuando alguno de los participantes haya conseguido unir las partes de su monstruo, deberá gritar ¡Está vivo! y rezar para que todos sus costuras sean correctas porque los demás jugadores lo comprobarán a conciencia, comparando sus cartas con su monstruo.

Si lo ha hecho bien, se llevará la carta de campeón y habrá ganado la copa pero, si se ha confundido en algo…¡tendrá que retocarlo! Eso puede llegar a ser tedioso porque si el error lo hemos cometido al principio y con las prisas no nos hemos dado cuenta…tendremos casi que volver a empezar. Por lo tanto, es muy importante ir con calma, coser fijándonos bien por donde pasamos el hilo para que, una vez terminemos, de verdad todo esté correcto.

Gracias a Franky, conseguimos desarrollar la psicomotricidad, mejoramos nuestra agudeza visual, organizarnos con el hilo y eso son puntos a favor de este juego tan divertido que nos mantiene entretenidos uniendo piezas de una manera muy sencilla pero bajo una temática muy llamativa.

Otro punto positivo y que nos ha gustado mucho es que se hayan dividido las cartas de parte del cuerpo por dificultades. Que se incluyan 3 dificultades diferentes (normal, avanzado, experto) hace que, dependiendo de la ocasión y/o de la destreza de los participantes, podamos adecuar el nivel de dificultad para que los patrones sean más o menos difíciles. En las primeras partidas nos recomiendan evitar la dificultad más alta para que podamos irnos familiarizando con el ritmo de juego antes de enfrentarnos a puntadas más complicadas ya que, cuanto más dificultad, patrones más complejos.

Además, incluye un modo de juego en solitario en el que, vigilados por un cronómetro, deberemos mejorar nuestras propias marcas dando vida a los diferentes monstruos, algo que hace que podamos ir practicando con el hilo al no tener compañeros de juego y seremos nosotros mismos los que nos marcaremos los retos. Una idea genial que nos parece un añadido perfecto en este juego de mesa.

El resultado del  juego es una mesa llena de colorido, muchas piezas y cartas que no se han usado pero otras que se han unido como por arte de magia y que han dado como resultado unos monstruos muy graciosos, variopintos y divertidos.

Respecto a su escalabilidad, el juego viene marcado de 1 a 6 jugadores y cumple bien en todas sus cifras. Desde el modo solitario hasta su cifra más alta, funciona a la perfección y sentiremos esa presión de tener que coser lo más rápido posible y de la manera correcta las partes de nuestro monstruo.

Cuantos más seamos en la partida, más rivales tendremos que pueden demostrar su destreza con el hilo pero, bien es cierto que en Franky no se produce interacción entre los jugadores. Cada uno tiene sus propias cartas y sus propias partes del cuerpo y deberá, de manera individual, conseguir el objetivo de unirlas sin recibir influencia alguna de los que hagan sus oponentes.

La rejugabilidad que tiene Franky es infinita como podéis imaginar. Múltiples combinaciones de sus partes del cuerpo ya que tenemos 6 monstruos y muchas partes del cuerpo variadas que podremos unir a cualquier monstruo, todo lo determina el azar en las cartas que salgan mientras preparamos la partida.

Sin duda, una propuesta diferente, a la que puede jugar todo tipo de público. Un juego de mesa familiar monstruoso que tiene la costura como tema central del juego y que pone a prueba nuestra habilidad con unas reglas sencillas y unos materiales muy vistosos y de muy buena calidad.

Compra Franky en Zacatrus!

 

Compra Franky en Amazon

Oferta
Old Teddy's 2138 - Franky, Juego Infantil de Mesa de motricidad. Más 4 años
  • El primer juego creado por Old Teddy's junto al equipo de Guerra de Mitos: Franky. Un juego infantil de mesa de ensartar terroríficamente divertido, a partir de 4 años
  • En la escuela superior de magia hoy toca clase de costura, pero no vamos a hacer vestidos ¡vamos a crear monstruos!
  • Una vez repartidas las cartas de partes del cuerpo, empieza una trepindante partida para descubrir quien es el más rápido o rápida en dar vida a su Frankestein
  • Incluye todo lo necesario para que puedan jugar de 1 a 6 jugadores: 24 (4x6) piezas troqueladas de monstruos, 55 cartas de partes del cuerpo y 6 cordones de algodón ecológico de 1,30 m
  • Un juego de reglas sencillas para una rápida diversión, mientras se desarrolla la motricidad fina, la concentración, la observación y la imaginación.

 

 

Última actualización el 2021-11-28 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *