Menú Cerrar

Escape pods

Año 2089, en medio del espacio, una nave llena de colonos surca el vacío interestelar cuando, de repente, un meteorito la embiste provocando una gran explosión y el fallo generalizado de los sistemas de la nave.

¡Rescata tantos de tus tripulantes como puedas!

Así se nos presenta Escape Pods, un juego diseñado por Linus Garriga e ilustrado por Loïc Vaïarello y que nos sumerge en una operación de evacuación espacial en la que deberemos poner a salvo a los miembros de la tripulación de una nave a punto de explotar.

Ficha

¿Cuál es su contenido?

  • 1 tablero principal
  • 1 pod de tres espacios
  • 2 pods de dos espacios
  • 3 minipods de un espacio
  • 9 fichas de tripulante por cada jugador (5 jugadores)
  • 4 fichas de explosión
  • 13 cartas de explosión
  • 10 balizas
  • 22 cartas de refugio
  • 10 cartas de panel de control

¿De qué trata?

Escape Pods es un juego de mesa en donde los jugadores tienen que salvar a los tripulantes de una nave espacial que está a punto de explotar utilizando para ello las cápsulas de escape y llevarlos a alguno de los cuatro refugios existentes en una de los asteroides cercanos antes de que se forme una barrera de basura espacial que les impida el paso.

Habrá que tener mucho cuidado de qué personas son las que metemos en cada una de las cápsulas y a qué refugio los llevamos, ya que, dependiendo de esto, puntuaremos más o menos al final de la partida.

¿Cómo se juega?

Para empezar, se debe colocar el tablero en el centro de la mesa y poner sobre él los pods de 2 y 3 tripulantes en las zonas indicadas de la nave en llamas así como los minipods. (Para partidas de dos jugadores no se pone el pod de 3)

Cada jugador elige un color y coge sus 9 fichas de miembros de tripulación y las dos cartas de panel de control.

Cada ficha de tripulante tiene en una de las caras un símbolo indicando qué tipo de pasajero es de los tres existentes:

  • Comandante
  • Científico
  • Ingeniero

Estas fichas siempre se tendrán boca abajo para que nadie pueda saber de qué pasajero se trata. Solo el propietario podrá mirarlas.

Ahora se deben elegir los cuatro refugios con los que se van a jugar y colocarlos en los lugares correspondientes en el extremo del tablero. Hay de distintos tipos.

En estos refugios se colocarán las fichas de explosión en función del número de jugadores. Estas fichas se moverán según se vayan llenando los refugios.

Por último, solo queda colocar siete losetas de chatarra cerca del tablero y las siete cartas de explosión del modo multijugador (las numeradas del 4 al 10) mezcladas boca abajo.

Ya está todo listo para comenzar a jugar.

Los jugadores alternarán sus turnos siguiendo la ronda en el sentido de las agujas del reloj.

En cada turno, el jugador activo puede realizar hasta dos acciones. Para realizar cada una de ellas, el jugador debe colocar una de sus fichas de tripulante disponible en uno de los espacios libres de sus cartas de acción. De esta forma, indica cuál es la acción que quiere realizar y resuelve su efecto. Este efecto debe completarse antes de hacer su segunda acción.

Después de realizar las dos acciones, el jugador activo cogerá todas sus fichas del panel de control de acciones básicas y las de las acciones avanzadas en el caso de que los tres espacios hayan sido utilizados.

En este momento el turno pasará al siguiente jugador.

Acciones

Existen dos tipos de acciones. Cada uno tiene su carta de panel de control propia.

Por un lado, tenemos las acciones básicas:

  1. Subir o bajar tripulantes
  2. Acelerar
  3. Utilizar el minipod
  4. Espiar

Por el otro lado, tenemos las acciones avanzadas:

  1. Pilotar
  2. Abordar
  3. Programar
  4. Actualizar

Para realizar cualquiera de estas acciones, el jugador simplemente deberá colocar una de sus fichas de tripulante de su reserva sobre el círculo correspondiente de su panel de control.

Hay que tener en cuenta que los tripulantes que subimos a la nave no son los que ponemos en el panel de control. Debemos colocar uno en el panel de control y será otra ficha de tripulante de nuestra reserva la que suba a la cápsula.

Acciones básicas

Subir o bajar tripulantes: El jugador podrá subir un tripulante de su reserva a uno de los pods de 2 o 3 plazas siempre y cuando aún este en la nave principal. Ésta es la única acción que se podría hacer dos veces seguidas, al tener dos casillas para ello. También ésta acción permite bajar a un tripulante tanto a la nave principal como a un refugio. Éste tripulante puede ser tanto del jugador como de un rival.

Acelerar: El jugador podrá mover una casilla por el tablero a una de las naves en la que tenga a un tripulante.

Utilizar el minipod: El jugador podrá utilizar uno de los tres minipods disponibles siempre y cuando estén libres en la nave. Además de subirte al minipod, con esta misma acción lo puedes avanzar a cualquiera de las casillas colindantes de la nave principal.

Espiar: El jugador puede mirar a los personajes que estén en un pod o en un refugio para ver quiénes son.

Una vez acabado el turno del jugador, todos los tripulantes que hayan sido colocados en alguna de estas acciones vuelven a la reserva del jugador.

Acciones avanzadas

Estas acciones son las que se encuentran en el otro panel de control y, a diferencia de las básicas, el tripulante que se ponga sobre ellas, no se recupera hasta que se hayan ocupado las tres casillas de acción o se ponga uno sobre la última: “Actualizar”.

Pilotar: El jugador puede mover a un pod una casilla por el tablero. Pero en este caso puede incluso mover una nave que no tenga ningún tripulante suyo.

Abordar: Cuando dos pods estén en casillas adyacentes, el jugador puede intercambiar un tripulante suyo por el de otro de los contrincantes. También está permitido hacerlo quitando un tripulante de una nave que todavía no ha despegado por otro de la reserva del jugador.

Programar: Con esta acción el jugador puede hacer una de las siguientes:

  • Cambiar la carta de explosión
  • Colocar una baliza
  • Cambiar una baliza de sitio o intercambiar las posiciones de dos balizas

Actualizar: Esta acción permite al jugador recuperar en el momento los tripulantes que están sobre el panel de control de las acciones avanzadas.

Las balizas

Las balizas sirven para poder avanzar sin necesidad de gastar acciones.

Cada baliza tiene dos colores y se colocan en las líneas azules de los hexágonos que forman el tablero.

Cuando un pod con tripulantes de alguno de los dos colores de una baliza se coloca en una casilla justo delante de esa baliza, la nave avanza a la casilla siguiente sin gastar ninguna acción. La baliza no desaparece y cualquier jugador puede utilizarla.

Los empujones

Cuando un pod realiza un movimiento por el tablero hacia una casilla donde ya hay otro pod más pequeño, se produce un empujón desplazando así al pod una casilla en la dirección que se desee. Es importante tener en cuenta que un pod solo puede empujar a otro que sea más pequeño.

Estos empujones sirven para alejar a los pods de los rivales de una ruta, o incluso también para empujar pods del propio jugador para poder ganar un movimiento en una dirección que realmente es deseada por él.

Las explosiones de chatarra

En el momento en el que cada vez que se coloque un tripulante en una casilla de refugio que tiene un círculo de explosión, este círculo pasa al hueco vacío siguiente y una parte de la nave principal explota, arrojando un montón de escombros al espacio. Éste montón de escombros se coloca en la casilla que muestra la carta de explosión que está a la vista.

A partir de ahora por esta casilla no puede pasar nadie y si justo hay un pod, éste vuelve a la nave principal y sus tripulantes a las reservas de sus dueños.

Así, según se vayan llenando los refugios, se irá llenando el Espacio de escombros. Llegará un momento en que los pods ya no podrán pasar porque se habrá formado una barrera de basura. En ese momento solo quedará un turno para que los jugadores que están al otro lado de la barrera descarguen tripulantes.

Fin de la partida

La partida dura un indeterminado número de turnos hasta que se genere una barrera de chatarra que sea infranqueable para los pods. En ese momento solo quedará un turno a cada jugador.

Una vez se termina la partida, los jugadores deben girar las fichas de tripulante de todos los refugios para ver quiénes son.

Por orden de llegada, hay que colocarlos en las posiciones del refugio donde se indica su símbolo. El número que aparece son los puntos que se otorgan al jugador de dicho tripulante.

Si hay alguien que no cabe porque no está su símbolo o ya está ocupado, no puntuará.

Hay que tener en cuenta que a la hora de puntuar no todos los refugios son iguales ya que algunos presentan peculiaridades como, por ejemplo, hay uno en el que, si no se han ocupado ciertas casillas de tripulantes, el resto de los tripulantes puntúan 0, u otro en el que se puntúa +1 si ciertas casillas de tripulantes están ocupadas, o incluso otro en el que se pueden dar puntos extras por cada color de tripulantes que haya en dicho refugio.

Una vez se han adjudicado los espacios de cada refugio a cada tipo de personaje solo queda ver qué jugador es el que más puntos ha conseguido. Este jugador será el vencedor.

Variante de un jugador

Se prepara todo como en una partida normal, salvo que se juega con todas las cartas de basura espacial.

Cada turno se coloca basura espacial en el tablero, por lo que hay que pensar muy bien las jugadas para poder aprovecharlas al máximo.

El objetivo es conseguir la mayor puntuación posible.

¿Cuál es nuestra valoración?

Escape Pods es un juego de mesa ágil, dinámico y divertido en el que tendremos la ardua tarea de rescatar el máximo número de nuestros tripulantes de una nave espacial que ha tenido la mala suerte de toparse con un asteroide.

Lo primero que nos llama la atención del juego es su caja. De tamaño pequeña-mediana, muy colorida y con una ilustración en donde aparece, en primer plano, una cápsula de escape que ha salido a toda prisa de una nave que está explotando a lo lejos y que te mete de lleno en su temática. Al verla no tienes dudas de que va a ir el juego.

Dentro, encontramos el tablero, de cartón grueso de buena calidad, con el dibujo del Espacio profundo en donde se ve a un lado una zona de la nave en llamas y al otro lado los asteroides. El resto de componentes está igualmente al mismo nivel de buena calidad, tanto todas las fichas de cartón, las fichas de los distintos miembros de la tripulación como las cartas. De éstas últimas, destacar que tienen un tacto muy agradable en las manos. Es cierto que tanto las fichas de explosión como las fichas de baliza son un poco pequeñas, pero sin duda, estamos ante un juego bien producido.

Como decimos, el juego está muy bien ambientado y la temática del espacio está muy conseguida. El espacio, la nave, las cápsulas, los refugios, la chatarra espacial, las explosiones y sus colores. Todo muy bien diseñado para disfrutar de la experiencia.

Con respecto a sus mecánicas, mencionar que estamos ante un juego en el que en cada turno debemos elegir dos acciones de entre las muchas posibles. Esto genera que el juego requiera de una profundidad y una planificación mayor de lo que puede parecer en un principio. Debemos escoger bien y debemos ser capaces de intuir qué pueden y qué van a hacer nuestros rivales.

Otra mecánica que tiene y parece semi oculta es la memoria. En cualquier momento podemos saber cuáles son nuestras fichas de tripulante, pero por el contrario, solo cuando jugamos la acción de espiar podemos obtener la información de qué tripulantes son los de nuestros rivales de una cápsula o de un refugio. Recordamos que las fichas siempre se juegan boca abajo y acordarnos de qué fichas tienen nuestros oponentes y en dónde nos dará muchas pistas para saber qué debemos hacer y dónde y cómo podemos puntuar en los refugios.

La interacción entre jugadores es bastante grande. Hay momentos en los que quizás hasta debamos cooperar entre jugadores para llevar nuestra cápsula compartida a buen puerto, pero generalmente, hay que tener en cuenta que tiene un factor pique muy interesante ya que en la mayoría de las ocasiones intentaremos fastidiar a los rivales a base de empujones, abordajes o incluso llevando su cápsula a un destino en donde no va a puntuar su tripulante.

La estrategia y la planificación como decimos es bastante importante. Hay que tener en cuenta tanto los empujones como las balizas. Los primeros porque con ellos no solo podremos expulsar a cápsulas de tripulantes rivales en direcciones no deseadas por ellos como porque podemos utilizarlos a nuestro favor empujando nuestras propias cápsulas y así ahorrar valiosos turnos de movimiento por el tablero. Lo mismo ocurre con las balizas. Si las tenemos en cuenta y sabemos cuáles colocar y dónde, podremos ganar movimientos adicionales que bien pueden darnos la partida.

En cuanto a su escalabilidad debemos decir que cuántos más jugadores, más interesante se vuelve el juego. Se puede jugar a dos jugadores, pero el juego es más divertido si jugamos más, ya que a dos lo que puede pasar es que cada jugador cargue un pod y cada pod vaya a su rollo, mientras que a más jugadores, la interacción entre ellos se vuelve más palpable. Especial mención aquí a la variante a un jugador. Perfectamente disfrutable y en la que se pueden jugar varias partidas cortas muy adictivas.

La rejugabilidad es muy alta. Principalmente porque cada partida es totalmente diferente a otras. No solo porque cada jugador puede hacer y hará acciones diferentes, sino porque las cartas de refugio con las que contamos en el juego son muchas y solo jugamos en cada partida con cuatro de ellas. Además, el azar juega un papel  relativamente importante con las cartas de explosión. Así que tenemos juego para rato.

A la hora de preparar la partida, en las instrucciones no viene especificado qué siete cartas de explosión son las necesarias para jugar la partida multijugador. Esto es una pequeña errata que han corregido a través indicando claramente que se deben de coger las cartas numeradas del 4 al 10.

Por último y para resumir, queremos decir que Escape Pods es un juego de mesa divertido, rápido, donde las partidas no suelen durar más de veinte minutos y que tienen unos altos niveles de interacción y planificación que harán las delicias de los más jugones pero con reglas tan sencillas que cualquiera puede jugar.

2 Tomatoes Games- Escape Pods (8437016497463)
  • 1-5 jugadores
  • 20- 30 min de duración

Última actualización el 2020-04-03 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *