Menú Cerrar

¿Enigmas? Mundo animal

¡Sé el más rápido en adivinar los animales que se esconden tras las 5 pistas y demuestra tu habilidad para ganar más cartas!

Así se nos presenta este juego que nos trae la editorial Bioviva cuyos juegos se fabrican en Francia y cuentan con la etiqueta medioambiental FSC que asegura que los materiales utilizados para su producción proceden de bosques gestionados de forma sostenible.

Ficha

¿Cuál es su contenido?

  • 80 enigmas
  • 1 ficha de madera
  • 1 tablero  
  • 1 reglamento

¿De qué trata?

En el juego ¿Enigmas? Mundo Animal tendremos muchas tarjetas con pistas y cada uno de los jugadores deberá ser  el más rápido en asociar cada pista que nos dará el jugador que hace de animador al concepto indicado en dicha carta.

Y, cuando estemos jugando por una carta azul, se nos brindará la posibilidad de poder jugar con el tablero para realizar un reto adicional que determinará si finalmente conseguimos la carta o no.

Cuando alguno de los jugadores se haga con 6 cartas, habrá ganado.

¿Cómo se juega?

Empezaremos barajando todas las cartas y las dejaremos sobre la mesa formando un mazo.

Colocaremos el tablero abierto dentro de la caja del juego y dejaremos la ficha de madera blanca a lado para cuando tengamos que jugar con el tablero. Nos sugieren no poner el tablero dentro de la caja si queremos aumentar la dificultad o que la distancia de lanzamiento sea mayor.

Empezará el jugador más joven siendo el animador en dicha ronda del juego e iremos rotando este rol, pasándoselo al jugador de nuestra izquierda en cada turno.

El animador cogerá una carta del mazo y mirará el lado oculto sin enseñárselo a los demás jugadores para anunciar el tema que viene en la parte superior.

Después, leerá la primera pista para que los demás jugadores respondan a la vez y digan tantas palabras relacionadas como se les ocurran.

Si de todas las respuestas que se han dado, nadie ha acertado la respuesta, deberá leer la segunda pista y seguirá haciendo lo mismo con las demás pistas si ningún jugador las acierta.

Cuando alguien acierte la respuesta:

  • Si ha sido en una carta verde, se llevará dicha carta y se seguirá jugando.
  • Si es una carta azul, ese jugador deberá jugar en el tablero.

Jugando con el tablero

Tras haber acertado una respuesta de una de las cartas azules, ese jugador deberá lanzar con sus dedos hacia una de las casillas de colores del tablero y jugará según el tipo de casilla.

 Letra por letra: El jugador debe deletrear su respuesta para poder ganar la carta.

 Reto: El jugador debe decir las respuestas de las 3 últimas cartas ganadas. Al principio de la partida no se aplica esta regla.

 ¡Has perdido!: Ese jugador no se lleva la carta y se la queda el animador.

Bingo: El jugador gana su carta y una de las cartas de un jugador a su elección.

 Extra: Además de llevarse dicha carta, el jugador elegirá a otro participante para llevarse una carta extra del mazo.

Cosas que debemos tener en cuenta:

  • Si el jugador que usa el tablero no acierta, no ganará la carta.
  • Si al lanzar la ficha de madera ésta se queda entre dos casillas, veremos si ocupa más espacio de una casilla que de otra. Si está en el medio, se vuelve a lanzar.
  • Si nadie ha acertado la respuesta, el jugador que ha leído las pistas resuelve la tarjeta y empezaremos una nueva ronda de juego.

También podemos jugar mientras hacemos un viaje pero omitiendo utilizar el tablero, simplemente, quien acierte la carta, se la quedará.

Fin de la partida

El primer jugador que antes consiga 6 cartas gana la partida.

¿Cuál es nuestra valoración?

¿Enigmas? Mundo Animal es un juego de pistas que consigue de una manera muy dinámica y educativa que los más pequeños de la casa aprendan mientras juegan.

Éste juego lo podremos encontrar dentro de la serie ¿Enigmas? de la editorial Bioviva, que tiene juegos similares pero con diferentes temáticas que nos permitirán explorar muchos ámbitos pero utilizando el mismo modo de juego. Gracias a todos ellos conoceremos y descubriremos muchos conceptos nuevos de una manera sencilla y rápida mientras nos divertimos.

Su caja, de tamaño manejable, se abre de manera lateral y dentro de ella encontramos unas cartas a doble cara de buen grosor que van acorde en colores con los de la caja: azules y verdes.

Muchas ilustraciones de animales, a modo de caricatura que le dan un toque desenfadado al juego.

Además de las cartas, también tenemos el tablero multicolor de buen grosor y la ficha de madera que utilizaremos cuando estén en juego cartas de color azul.

Es un juego totalmente dependiente del idioma ya que sus cartas contienen texto y perfectamente transportable. Podremos jugarlo si estamos de viaje sin utilizar el tablero y conseguir que los viajes en transporte sean más entretenidos.

Si hablamos de sus mecánicas, veremos que es bien sencillo de aprender a jugarlo: El jugador que sea más joven asumirá el rol de animador y comenzará siendo el que lea las pistas. Cogerá una carta, leerá la primera pista y los demás deberán responder el animal que crean que se esconde en ella.

Si tras leerla nadie lo adivina, seguirá leyendo pistas en el orden marcado hasta que alguien consiga adivinarlo, momento en el que esa persona se llevará dicha carta. Es aquí cuando entra en juego nuestra habilidad para asimilar conceptos rápidos y poder encontrar la respuesta correcta antes que cualquier otro jugador.

Iremos jugando cartas según salgan en el mazo y veremos que hay dos tipos de cartas: las verdes y las azules. Cuando adivinamos el animal escondido en las verdes, nos las quedaremos directamente pero, cuando estamos jugando por una carta azul, tendremos una dificultad añadida para llevárnosla: tendremos que jugar también en el tablero.

En el tablero deberemos lanzar y empujar la ficha de madera por sus diferentes casillas e ir probando suerte en él. Como hemos visto, hay diferentes pruebas a las que nos deberemos enfrentar como tener que deletrear nuestra respuesta, ganar una carta de un oponente, no ganar la carta si la ficha de madera cae en la casilla rosa…El azar y nuestra habilidad determinarán las casillas.

El papel de animador irá rotando ronda tras ronda para que todos tengamos las mismas oportunidades y seguiremos leyendo pistas y adivinando cartas hasta que alguien consiga haber ganado 6.

Como vemos, su temática y su modo de juego hacen que pueda ser utilizado en las aulas para dinamizar el aprendizaje, en este caso, del mundo animal. De manera didáctica y muy atractiva introduciremos todos los conceptos que también aparecerán en el temario de los libros pero los más pequeños disfrutarán más mientras los aprenden.

Respecto a la escalabilidad, nos indican que podemos jugarlo de 2 a 6 jugadores. Realmente, si organizamos bien los grupos, podemos ser más personas ya que para adivinar podemos ser en realidad todos los que queramos. Quizá deberíamos omitir el paso del tablero y entregar la carta al jugador que a la primera la adivine, sea del color que sea y tendríamos la posibilidad de ampliar el número.

Como dentro de esta línea de juegos hay muchas temáticas, también podemos dividirnos en grupos usando diferentes cajas para luego rotarnos y que todos disfruten de las temáticas que hayan salido a mesa.

Analizando la rejugabilidad, podemos decir que es alta ya que tenemos 80 acertijos pero no jugaremos todos en la misma sesión. Podremos ir sacando tarjetas nuevas de una partida a otra o incluso habrá muchas pistas de algunas que no se lean y se puedan sacar en nuevas partidas para profundizar más sobre el animal a descubrir y conocerle más a fondo.

Por terminar, queremos decir que ¿Enigmas? Mundo Animal es un juego perfecto que mezcla diversión y aprendizaje para que los más pequeños se mantengan entretenidos mientras conocen y mejoran más cosas de los animales que nos rodean. Podremos jugarlo en casa o en las aulas e incluso de viaje gracias a su reducido tamaño.

 Consigue ¿Enigmas? Mundo Animal en la página de la editorial

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *