Menú Cerrar

Draftosaurus: Marina

Esta expansión del juego Draftosaurus añade a tu parque un puerto y una serie de dinosaurios marinos. Los Plesiosaurios están listos para nadar por esta nueva zona acuática que prolongará tu río, ¡para mayor satisfacción de tus visitantes!

Así se presenta Draftosaurus: Marina, una de los dos expansiones que nos trae Zacatrus para ampliar el archiconocido juego de draft de dinosaurios. Al igual que el original, Marina ha sido creado por Antoine Bauza, Corentin Lebrat, Lodovic Maublanc y Theo Riviere y el trabajo de ilustración ha sido a cargo de Jiahui Eva Gao.

Ficha

¿Cuál es su contenido?

  • 5 tableros de puerto
  • 10 meeples de dinosaurios (Plesiosaurios)
  • 1 reglamento

¿De qué trata?

Draftosaurus: Marina amplia los límites del parque de los jugadores y añade una nueva especie de dinosaurio, en este caso marino, a las partidas: Los Plesiosaurios.

Cada jugador contará con un nuevo tablero, de doble cara, que combinará por la parte de abajo con el tablero del juego base, añadiendo así una nueva zona acuática para sus parques. En este río es donde se irán colocando los nuevos dinosaurios que, con su mecánica propia, les haremos avanzar por él con el objetivo de conseguir más puntos de victoria al final de la partida.

¿Cómo se juega?

Preparación

Para preparar una partida de Draftosaurus utilizando la expansión Marina, tan solo deberemos añadir a la bolsa, además de los meeples habituales, 2 meeples de Plesiosaurio por cada jugador y que cada uno coloque en la parte inferior del tablero del parque el nuevo tablero del puerto, por el lado que todos deseen jugar, haciendo coincidir los bordes del río.

Desarrollo de la partida con el puerto y los Plesiosaurios

El juego se desarrolla exactamente igual que en una partida normal de Draftosaurus salvo cuando queremos utilizar uno de los nuevos dinosaurios y que ahora en lugar de sacar 6 dinosaurios por ronda, se sacarán 7. En partidas de dos jugadores, se sacarán 8 dinosaurios en las dos primeras rondas y 6 dinosaurios en la dos últimas. (Lo subrayamos en rojo porque esta parte esta corregida con respecto a las reglas que vienen en el juego. Enlace para obtener las nuevas reglas aquí).

Cuando un jugador quiere añadir un Plesiosaurio a su parque, deberá colocarlo obligatoriamente en la zona del río, antes del primer puente existente. Hay que tener en cuenta que podrá hacerlo siempre, independientemente de la cara del dado que haya salido en la ronda.

Una vez que haya un Plesiosaurio en el río, éste podrá avanzar durante la partida por las distintas casillas que están delimitadas por los diferentes puentes que hay a lo largo de su recorrido. Para hacerlo avanzar, el jugador solo deberá colocar en cualquier parte de su parque, cumpliendo obviamente con todas las reglas de colocación, un dinosaurio igual a uno de los que aparecen dibujados en el puente que se encuentre justo delante de él. Si ese es el caso, el jugador avanzará el Plesiosaurio, o los Plesiosaurios si hay más de uno, a la casilla siguiente del río. Ningún otro tipo de dinosaurio podrá avanzar por el río.

Al final de la partida, cada Plesiosaurio otorgará una serie de puntos de victoria que dependerá de la sección del río en la que se encuentre.

En el caso en el que los jugadores utilicen el lado del tablero en el que se encuentra una ramificación del río, simplemente deberán decidir por qué bifurcación quieren llevar a sus Plesiosaurios cumpliendo con el requisito de desplazamiento y teniendo en cuenta que no podrán volver hacia atrás una vez decidida la dirección.

Fin de la partida

La partida finaliza exactamente igual que en una partida de Draftosaurus sin expansiones, es decir, cuando se acaben las dos rondas del draft, o cuatro en el caso de ser dos jugadores.

Una vez terminadas, se contabilizan los puntos con normalidad y se otorgarán puntos por cada Plesiosaurio en función de dónde se encuentre al acabar la partida. En uno de los tableros, la puntuación oscila entre los 2 y los 5 puntos y en el otro lado oscila entre los 2 y los 6 puntos.

El jugador que tenga más puntos tras el recuento, será el vencedor de la partida.

¿Cuál es nuestra valoración?

Draftosaurus: Marina es una de las dos expansiones que nos trae, a la vez, Zacatrus a España junto con Draftosaurus: Aerial Show, con el objetivo de dar más variedad y un poco más de profundidad al juego base.

Su contenido viene en una caja rectangular, relativamente pequeña, que ocupa exactamente la mitad del juego base, muy colorida y que ya, en su ilustración, nos anticipa claramente con qué nos vamos a encontrar dentro: Plesiosaurios en el agua. Efectivamente, una vez que abrimos la caja nos encontramos con diez nuevos meeples marrones con la forma de los nuevos dinosaurios. El otro componente estrella se trata, lógicamente, de los nuevos tableros que los jugadores vamos a incorporar a las partidas.

Una aclaración importante que hay que hacer es que hay que tener cuidado porque en las instrucciones que vienen en el juego no se matiza ni se explica que ahora, con esta expansión, se deben sacar 7 dinosaurios por ronda en lugar de 6 y que para el caso de ser dos jugadores se sacarán 8 en las dos primeras rondas y 6 en las dos últimas. Estas reglas han sido rápidamente corregidas por parte de Zacatrus dejando colgadas las nuevas en el siguiente link –> Reglas nuevas Draftosaurus: Marina.

En cuanto a estética, estos tableros, que son de doble cara, se deben acoplar en la parte sur del tablero del juego base haciendo coincidir las orillas del río. La disposición resultante es bastante chula pero un tanto asimétrica. Además de elegir el lado de éste nuevo tablero, podemos elegir también el lado del tablero del juego base por el que queremos jugar, pudiendo así elegir la combinación que queramos.

Una pequeña pega que hay mencionar es que, si especialmente jugamos con el lado invernal, el ancho del río no coincide exactamente en ambos tableros y choca un poco su resultado. Obviamente esto ocurre porque el ancho del borde del río en el tablero del juego base es bastante diferente por el lado veraniego que por el lado invernal y por tanto, esta situación, tenía difícil solución. De todas formas, a pesar de este pequeño inconveniente estético, el tablero acoplado le sienta bastante bien al juego, haciéndote sentir que ahora tienes un parque más grande y con más posibilidades.

En esencia, las mecánicas del juego siguen siendo exactamente las mismas y lo que se añade ahora con la expansión son las reglas de cómo y dónde debemos colocar los meeples de los Plesiosaurios. Básicamente, cuando un jugador tiene en su mano a uno de estos dinosaurios y lo quiere colocar en su tablero, podrá hacerlo sin problema pero deberá ponerlo obligatoriamente en la primera casilla del río, como cualquier otro dinosaurio cuando lo enviamos al río.

La diferencia se encuentra en que, a partir de ahora, cada vez que coloquemos un dinosaurio en cualquier otra parte del tablero que coincida con el dibujo de uno de los dinosaurios del puente que tenga justo delante de él, podrá mover al Plesiosaurio una casilla hacia delante, haciéndolo avanzar por el río. La finalidad de hacerlos progresar es que, al final de la partida, cada Plesiosaurio otorgará tantos puntos como indique la casilla hasta la que haya avanzado.

Esta nueva opción a la hora de elegir un dinosaurio de tu mano, hace que la decisión sea un poco más costosa de tomar ya que ahora tenemos más elementos a tener en cuenta y el coste de oportunidad puede ser mayor.

Sin duda, esto le sienta genial al juego. Tener esa emoción de no saber exactamente en qué lugar y qué dinosaurio es el que te va a proporcionar mayores beneficios de cara a la puntuación final, nos genera en los jugadores una sensación mayor de que la elección que estamos tomando es muy importante ya que te afectará tanto a ti como al resto de jugadores.

Asimismo, hay que valorar la opción estratégica de que si dos Plesiosaurios están en la misma casilla del río, podrían avanzar a la vez y no de uno en uno. Por tanto, puede ser una decisión acertada intentar buscar la posibilidad de juntar a dos de ellos para hacerlos avanzar a los dos al precio de uno. Obviamente, esto no será fácil porque en la partida habrá solamente el doble de estos dinosaurios que jugadores haya. Por tanto, los jugadores estaremos en continua lucha por conseguir alguno de ellos aumentando así la interacción entre los jugadores y haciendo aún más difícil llegar a tener dos de ellos en la misma casilla.

De los tableros, además, queremos resaltar dos cosas. Una es que, como decimos, tienen dos caras diferentes y podemos jugar por el lado que queramos, simplemente con la condición de que todos los jugadores lo hagan por el mismo. Por un lado, tenemos un recorrido sencillo que avanza hacia delante, en donde, en los dos primeros puentes tenemos dos dinosaurios dibujados, dando al jugador la posibilidad de avanzar más rápido. Por el otro lado, nos encontramos con una variante un pelín más compleja ya que, el río, que tiene una bifurcación en la que uno de los recorridos tiene menos casillas que el otro, pero con diferente puntuación haciéndonos dudar de hacia donde queremos hacerlo avanzar.

La otra característica que queremos destacar de los tableros es que todos son diferentes entre si en el sentido de que cada uno tiene dibujados los dinosaurios en diferentes partes del tablero, dándoles una pequeña asimetría entre ellos. Una decisión totalmente acertada, ya que, exceptuando por el T-Rex, si todos los dinosaurios estuvieran dibujados en los mismos lugares de cada tablero, habría unos dinosaurios más valiosos que otros.

Es cierto que, ni la nueva especie de dinosaurios se puede colocar en otra zona del tablero del juego base, ni ningún otro dinosaurio puede avanzar por el río, pero creemos que esta variante que nos proporciona la expansión da una capa de profundidad mayor al juego que le sienta espectacularmente bien. Además, esta expansión es perfectamente compatible con la otra expansión, Aerial Show, por lo que nos encontramos ahora con un juego con un gran abanico de combinaciones de tableros que hacen que el juego gane mucho en variabilidad y rejugabilidad. Una rejugabilidad que ya de por si era muy alta simplemente con el juego base y sin alterar la gran escalabilidad del juego.

Por todo ello, queremos concluir que si te gusta Draftosaurus, esta expansión, que trae un tablero para complementar al del juego base y una nueva especie de dinosaurio, no te puede faltar, ya que ofrece nuevas combinaciones para jugar y añade un puntito más de profundidad a tus partidas.

Compra Draftosaurus: Marina en Zacatrus!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *