Menú Cerrar

Draftosaurus: Aerial show

Esta expansión del juego Draftosaurus añade a tu parque unos altos y una serie de Pterodáctilos. Deja que tus visitantes admiren a estos majestuosos dinosaurios mientras se pasean por la nueva zona montañosa a su disposición.

Así se presenta Draftosaurus: Aerial show, una de los dos expansiones que nos trae Zacatrus para ampliar el archiconocido juego de draft de dinosaurios. Al igual que el original, Aerial show ha sido creado por Antoine Bauza, Corentin Lebrat, Lodovic Maublanc y Theo Riviere y las ilustraciones han sido a cargo de Jiahui Eva Gao.

Ficha

¿Cuál es su contenido?

  • 5 tableros de montañas de doble cara
  • 10 meeples de dinosaurios (Pterodáctilos)
  • 1 reglamento

¿De qué trata?

Draftosaurus: Aerial show amplía los límites del parque de los jugadores y añade una nueva especie de dinosaurio, en este caso volador, a las partidas: Los Pterodáctilos.

Cada jugador contará con un nuevo tablero, de doble cara, que combinará por la parte de arriba con el tablero principal, añadiendo así una nueva zona montañosa a sus parques. En estas montañas se irán colocando los nuevos dinosaurios que proporcionarán diferentes bonificaciones a los jugadores.

¿Cómo se juega?

Preparación

Para preparar una partida de Draftosaurus utilizando la expansión Aerial show, todos los jugadores deberán coger uno de los tableros montañosos y colocarlo, por el lado que todos decidan, justo en la parte superior del tablero del juego base de tal forma que coincidan las partes del río.

Acto seguido, se introducen todos los meeples de dinosaurio correspondientes al número de jugadores dentro de la bolsa y cada jugador saca dos de ellos al azar y los pone en los lugares que contienen un huevo del nuevo tablero.

Por último, se añaden a la bolsa dos meeples de Pterodáctilo por jugador.

Desarrollo de la partida con el tablero montañoso y los Pterodáctilos

El juego se desarrolla exactamente igual que en una partida normal de Draftosaurus salvo cuando queremos utilizar uno de los nuevos dinosaurios.

Cuando un jugador quiere añadir un Pterodáctilo a su parque, deberá colocarlo obligatoriamente en la zona montañosa del nuevo tablero. El primer Pterodáctilo que coloque tendrá que hacerlo en una casilla de su primera montaña, indicada con el número “1”. El siguiente ya podrá colocarse en las casillas indicadas con el “2” para posteriormente poder ponerlo en la casilla indicada con el “3”.

Hay que tener en cuenta que:

  • El jugador podrá colocar siempre un Pterodáctilo en la zona montañosa, independientemente de la cara del dado que haya salido en la ronda.
  • Un Pterodáctilo no se puede poner en ninguna otra zona del tablero, salvo en la zona del río, como cualquier otro dinosaurio.
  • Ningún otro tipo de dinosaurio podrá situarse en las montañas.

Cuando se coloca un Pterodáctilo en una casilla, se activa el efecto correspondiente al icono que esté en ella:

  • Huevo: El jugador coge el dinosaurio que se encuentra en esa casilla y lo coloca en cualquier lugar del parque que desee (sin tener en cuenta la restricción del dado).
  • 3/7: Al final de la partida se otorgan dichos puntos.
  • Dado: A partir de ese momento, al jugador no le afectan las restricciones del dado, hasta el final de partida.
  • Pterodáctilo: Al final de la partida, el jugador ganará 3 puntos por cada Pterodáctilo que tenga el jugador de su izquierda.
  • Dinosaurio = 1: El jugador ganará un punto por cada reciento de su parque que contenga ese tipo de dinosaurio.

Fin de la partida

La partida finaliza exactamente igual que en una partida de Draftosaurus sin expansiones, es decir, cuando se acaben las dos rondas del draft, o cuatro en el caso de dos jugadores.

Una vez terminadas, se contabilizan los puntos con normalidad y se otorgarán todos los puntos extra que puedan haber proporcionado las bonificaciones del tablero de las montañas. Aquellos dinosaurios que no sean Pterodáctilos y sigan estando en la zona montañosa, no se tendrán en cuenta para ningún tipo de puntuación ya que serán retirados de la partida antes de se haga el recuento.

El que más puntos en total tenga tras el recuento, será el vencedor.

¿Cuál es nuestra valoración?

Draftosaurus: Aerial Show es una expansión que nos trae Zacatrus a España y que junto con la otra expansión Draftosaurus: Marina, tienen el objetivo de dar más variedad y un poco más de profundidad al juego base.

Ambas expansiones, que se venden por separado, vienen en una caja rectangular, relativamente pequeña y que ocupa exactamente la mitad del juego base. En el caso que nos toca en esta reseña, en la ilustración de la portada del Aerial Show identificamos claramente los dos elementos clave de esta expansión: los Pterodáctilos y las montañas, que en esta ocasión se trata de una nueva zona donde los turistas pueden pasear viendo a los nuevos dinosaurios, que ahora, son voladores.

Cuando abrimos la caja, nos encontramos, efectivamente, con diez nuevos meeples con la forma de dinosaurio volador perfectamente definidos y en azul oscuro. Además de los meeples, vemos el otro componente estrella, el nuevo tablero, a doble cara, que cada uno de los jugadores tenemos que incorporar a las partidas situándolos en la parte superior del tablero del juego original con una disposición resultante que queda muy bien en la mesa.

A la hora de jugar, se juega prácticamente igual que cuando jugamos una partida al Draftosaurus sin expansiones, es decir, los jugadores cogeremos los meeples de la bolsa y entre todos iremos haciendo un draft en el que tendremos que ir escogiendo uno de los que tenemos en la mano para situarlo en nuestro tablero y pasar los restantes al siguiente jugador, mientras recibimos los sobrantes de otro jugador.

Solo existen dos diferencias importantes, que como es lógico, vienen determinadas por los nuevos dinosaurios y el nuevo tablero. El primero es en la preparación. Antes de comenzar la partida, todos los jugadores deberán coger dos meeples de la bolsa y situar cada uno de ellos en las casillas de la zona montañosa que contengan un huevo. Posteriormente, se añadirán a la bolsa dos Pterodáctilos por jugador.

Es importante resaltar que en las instrucciones que vienen impresas hay una errata y no se explica de esta forma. Zacatrus ha estado rápido y ha colgado en su página web la versión de las instrucciones correctas. Si quieres descargarlas pincha en este link.

La segunda diferencia se encuentra en la mecánica de juego que emplean los nuevos dinosaurios. Cuando a un jugador le ha tocado un Pterodáctilo y quiere utilizarlo, debe tener claro que en el caso en el que tengamos que colocar esta nueva especie en nuestro tablero y no queden huecos en la zona montañosa, solo podremos colocarlo en la zona del río para poder conseguir un punto como ocurre cuando lo hacemos con cualquiera de las otras especies.

Por el otro lado, se deben colocar en el orden que indican las montañas, es decir, el primer Pterodáctilo que coloquemos, obligatoriamente, tiene que situarse en alguna de las casillas con el número 1 que indica que está en la primera montaña. Una vez que ya tenemos uno en la primera, el siguiente Pterodáctilo que queramos poner, si queremos, podremos colocarlo en la segunda, quedando ahora, de la misma forma, habilitada la tercera.

La colocación de estos dinosaurios en estas casillas tiene un cometido muy sencillo. Cada casilla donde coloquemos un Pterodáctilo otorga diferentes bonificaciones al jugador en función del icono que haya impreso en la casilla. Por ejemplo, si colocamos uno en un lugar donde se encuentra un meeple de dinosaurio (que hemos colocado al inicio de la partida porque la casilla contiene un huevo) nos permite coger a ese dinosaurio y colocarlo en cualquier parte de nuestro tablero sin las restricciones del dado. Otras casillas otorgan puntos de victoria directamente al final de partida, otras darán puntos en función del número de Pterodáctilos que tenga uno de nuestros rivales en su tablero o en función del número de recintos que tengan un dinosaurio en concreto o incluso, una última casilla que permitirá  que ignoremos las restricciones del dado hasta el final de la partida.

Como vemos, ahora tenemos más opciones y más cosas a tener en cuenta a la hora de elegir un dinosaurio de nuestra mano. Esto hace que la decisión sea un poco más costosa de tomar aumentando así la complejidad y la emoción de no saber exactamente qué dinosaurio y en qué lugar debemos colocarlo en ese turno para que nos proporcione más beneficios de cara a la puntuación final. Además, genera que tengamos que estar más pendientes aún de lo que van haciendo el resto de jugadores en su tablero para saber si nos merece la pena o no usar alguna de las casillas de la zona montañosa.

De los tableros queremos resaltar dos cosas. Una es que, como decimos, tienen dos caras diferentes y podemos jugar por el lado que queramos, simplemente con la condición de que todos los jugadores lo hagan por el mismo. Por uno de los lados tenemos tres montañas en el que hay dos casillas en las dos primeras y una sola en la última y se suceden en un mismo camino. Por el otro lado, se vuelve un poco más complejo ya que, una vez que coloquemos el primer Pterodáctilo, se nos abren dos caminos diferentes que nos llevan a casillas distintas, haciendo que tengamos que tomar una decisión extra, ya que uno de ellos tiene un recorrido más corto que el otro.

La otra característica que queremos destacar de los tableros es que todos son diferentes entre si en el sentido de que, aunque todos tienen las bonificaciones en las mismas casillas, cada uno tiene dibujados diferentes dinosaurios para darles una pequeña asimetría y equilibrar la importancia de las especies entre los dinosaurios.

Como vemos, todas estas nuevas opciones dan una capa de profundidad mayor al juego que le sienta muy bien. Además, esta expansión es perfectamente compatible con la otra expansión, Marina, por lo que nos encontramos ahora con un juego con un gran abanico de combinaciones de tableros que hacen que gane mucho en variabilidad y rejugabilidad. Una rejugabilidad que ya de por si era muy alta simplemente con el juego base.

Por todo ello, queremos concluir que si te gusta Draftosaurus, esta expansión, que trae un tablero para complementar al del juego base y una nueva especie de dinosaurio, no te puede faltar, ya que ofrece nuevas combinaciones para jugar y añade un puntito más de profundidad a tus partidas con la opción de utilizar las bonificaciones del nuevo tablero.

Compra Draftosaurus: Aerial Show en Zacatrus!

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *