Menú Cerrar

Chuches

¿A quién no le gustan las chuches? Somos golosos por naturaleza y siempre tendremos unas que nos gusten más y otras que evitemos pero cuando se abre la bolsa de golosinas, todas las manos quieren coger alguna.

Átomo Games nos trae este vistoso y apetecible juego creado por Jorge Rodríguez, Juan Carlos Ruiz, Raúl López que saben que si alguien menciona la palabra “Chuches” todos miran para tratar de comer alguna. Ha sido Javier Boyano el encargado de realizar las ilustraciones de todas las cartas que tan realistas nos parecen.

Ficha

  • Número de jugadores: 2 a 6
  • Edad Mínima: 4 años
  • Duración: 10 a 20 minutos
  • Interacción: Competitivo
  • Mecánicas: Set collection
  • Versiones: No
  • Expansiones: No
  • Editor: Átomo Games
  • Año de publicación: 2019

¿Cuál es su contenido?

  • 16 Cartas de Chuches Pequeñas Cuadradas
  • 16 Cartas de Chuches Pequeñas Redondas
  • 16 Cartas de Chuches Grandes Cuadradas
  • 16 Cartas de Chuches Grandes Redondas
  • 6 Cartas de Gusto
  • Carta de Muela Picada
  • Instrucciones (castellano, inglés)

¿De qué trata?

Estamos en plena celebración de una fiesta de cumpleaños y hay que romper la piñata. Todos esperamos ansiosos que caigan las chuches para recoger cuántas más podamos mejor. ¿Estáis listos?

Tenemos que estar ágiles para conseguir mayor cantidad de nuestras chuches favoritas y que otros no nos las quiten.

¿Cómo se juega?

Tendremos que ir cogiendo, cada uno nuestro turno, las chuches preferidas según nos indique la carta de gustos que tenemos cada uno, porque nos darán más puntos.

Preparación

Repartimos a cada jugador una carta de gusto en la que aparecen 3 chuches que nos encantan (que nos otorgarán 2 puntos cada una de ellas que cojamos de la mesa) y las que odiamos (que nos restarán 1 punto cada una). Las que no aparecen en esta carta serán neutras y nos darán 1 punto cada una. Se dejará bocarriba.

Según el número de jugadores que seamos en la partida deberemos coger diferente número de cartas para jugar. Hay cartas grandes, pequeñas, redondas y cuadradas:

  • Para 2 jugadores: un conjunto grande y uno pequeño.
  • Para 3 jugadores: los dos grandes y uno pequeño.
  • Para 4 a 6 jugadores: todas las cartas.

El resto de cartas lo dejamos apartadas ya que no las utilizaremos durante la partida.

Metemos las cartas seleccionadas dentro de la caja y el jugador inicial (el último que haya ido a un cumple o roto una piñata real) se pone de pie para abrir “la piñata”, abriéndola sobre la mesa y dejando caer sobre ella todas las cartas. Una vez hecho, los demás jugadores cogen algunas cartas de la mesa y las vuelven a lanzar, por turnos.

La partida

El sistema de juego es sencillo. Nuestro objetivo es conseguir la mayor puntuación por lo que, por turnos, cada jugador cogerá una carta de chuche, siempre que la ilustración no esté tapada por otra carta. Si la carta seleccionada tiene además un icono de acción, lo ejecutamos y pasamos el turno al siguiente jugador.

Los iconos de acción significan:

  • Antifaz: Podrás robar una carta de chuche a otro jugador.
  • Regalo: deberás regalar una de tus chuches a otro jugador.
  • Fuegos artificiales: con las dos manos, se coge un puñado de cartas y lo lanzamos hacia arriba.
  • Muela picada: moveremos la carta de muela picada de un jugador a otro (puede que te toque ponértela a ti mismo).

A tener en cuenta: los iconos de acción solo se usan una vez. Si robamos o regalamos una carta, no se usa el icono que pueda tener.

Se repite la misma mecánica hasta agotarse las cartas, momento en que se inicia el recuento.

Fin de la partida

Cuando se terminen todas las cartas de chuches de la mesa, se hace el recuento de puntos.

  • Chuches favoritas: 2 puntos.
  • Chuches que no nos gustan: 0 puntos.
  • Resto de chuches neutras: 1 punto.
  • Muela picada: Quita 3 puntos.

El jugador con más puntos, gana la partida. En caso de empate, el que tenga más cartas de chuches.

Otras variantes de juego

Pequechuches: Se ignorarán los iconos de acción de las cartas, teniendo que recoger simplemente chuches según la carta de gustos.

Piñata veloz: En este modo de juego, tras “abrir la piñata”, se reparten las cartas de gustos, se miran y se dejan bocabajo para no mirarlas. Se cuenta hasta 3 y, todos los jugadores a la vez, cogen con una sola mano todas las cartas que puedan y las dejan encima de la carta de gustos.

Cuando todo el mundo haya terminado, se cuentan los puntos de la misma manera. En este modo no se usan los iconos de acción ni de muela picada, y se pueden coger las cartas aunque estén tapadas porque van en bloque.

¿Cuál es nuestra valoración?

Antes de jugar a este juego debes saber que produce ganas de comer chucherías durante y después de cada partida por lo que te recomendamos tener a mano una bolsita para poder saciar esas ganas.

Sin duda, este juego es un acierto completo ya que mezcla color, vistosidad y unos dulces que a todos gustan por lo que partimos con muchos puntos a favor antes de empezar una partida de Chuches. Sus autores, ya creadores de otros juegos infantiles, han sabido aunar muchos conceptos en un solo juego para conseguir ser uno de los favoritos de los más peques.

Viene presentado en una caja pequeña de cartón duro en la que, además del nombre, vemos infinidad de chuches de diferentes formas y colores, lo que invita a abrir la caja a pequeños y a mayores.

Sus componentes son solamente cartas pero han tenido la genial idea de presentarlas en 4 formatos diferentes (cuadradas grandes y pequeñas, redondas grandes y pequeñas) lo que hace que, según el número de jugadores usemos unos packs u otros pero no tengamos que estar contando el número de cartas a utilizar, lo que lo hace más tedioso y a su vez a los más pequeños les puede dificultar jugar ellos solos o tener que esperar a que un adulto sea el que les prepare la partida.

El interior de la caja, de color rosa chicle, nos ha llamado la atención ya que guarda totalmente sintonía con el nombre del juego y con la cubierta exterior.

Las ilustraciones pueden parecer fotos pero no, son hechas por Javier Boyano y le han quedado muy realistas, la verdad.

Al tener tantos elementos diferentes, las chuches, podemos pensar en un principio que se trata de un juego de agudeza visual o de rapidez pero no, su mecánica es sencilla porque jugamos por turnos y tenemos que elegir las chuches que nos convienen y que se visualice su figura completa. Fácil de explicar y de entender para no demorarnos en empezar.

A su sencillez de juego le sumamos los iconos de regalo, antifaz, fuegos artificiales o muela picada, lo que le da un punto más para tener que pensar en mezclar la imagen de chuche favorita que nos muestra nuestra carta de gustos con ese extra que más nos interese en cada momento. Un giro que suma un pelín más de dificultad si juegan niños más mayores pero que pueden omitirse si los peques tienen menos edad, como bien nos indican los otros modos de juego alternativos que vienen en las instrucciones. ¡Han pensado en todo!

 

La fase de puntuación también es sencilla y eso hace que incluso podamos dejarla en manos de los más pequeños para que mejoren en el ámbito de las matemáticas haciendo pequeñas sumas o restas mientras siguen manipulando estos dulces que tanto les gustan.

En resumen, es un juego familiar que puede ser jugado también a solas por los peques de la casa, que tiene una temática que por sí sola apetece pero que cuando juegas unas partidas te das cuenta que va más allá, que el juego en sí es un acierto y no debe faltar en las estanterías de juegos.

Última actualización el 2020-04-03 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

1 Comentario

  1. Raúl

    Muchas gracias amigos por la reseña, está fenomenal!!, me alegro que os haya gustado el juego…sin duda es nuestro juego más dulce…

    Seguimos en contacto,

    Saludos,

    Raúl

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *