Menú Cerrar

Bar Bestial

Un juego de cartas para los más duros… no solo para el rey de la fiesta.

Bestias de todos lo tamaños pugnan por colarse en la fiesta. Empujan y atosigan al animal de delante con todo lo que tienen: garras, pezuñas, olores íntimos… lo que sea.

Pero quizá una de esas ridículas focas ha cambiado la entrada de sitio.

Así se presenta Bar Bestial, un juego diseñado por Stefan Klob, ilustrado por Alexander Jung y que nos vuelve a traer a España la editorial Devir. En él, los jugadores lucharán en la cola de la discoteca con el objetivo de meter en la fiesta más animales que sus rivales para que disfruten del espectáculo.

Ficha

¿Cuál es su contenido?

  • 52 cartas
    • 48 de animales
    • Bar bestial
    • Puerta del cielo
    • Patada
    • Es lo que hay
  • 2 hojas de referencia
  • 1 reglamento

¿De qué trata?

Las fiestas en el Bar Bestial del dragón de Komodo son míticas. No hay bestia, grande o pequeña, que quiera perdérselas. Pero no puedes entrar hasta que haya suficientes invitados esperando en la cola. Y los animales no dejan de empujar y de enseñar los dientes. ¿Se abrirá camino el cocodrilo a dentelladas? ¿Resultará insufrible la fragancia de las mofetas? Seguramente el camaleón la liará parda haciéndose el mono. Hasta la melena de los leones asiduos a la fiesta se encrespa cuando llega la foca y encuentra otra entrada.

Bar Bestial no recreará una de estas maravillosas fiestas, sino la competición que se produce en la cola entre las criaturas por acceder al bar. Cada vez que la cola llegue a los cinco animales, se abrirán las puertas para que los dos primeros puedan acceder. Por contra, el último de ellos, recibirá una buena patada del gorila que hay en la puerta. Al final de la partida, ganará aquel jugador que consiga acumular más puntos con los animales que haya metido en la fiesta.

¿Cómo se juega?

Conceptos básicos

Cartas de animales

Las cartas de animales están numeradas de 1 al 12 en cuatro colores, uno para cada jugador, y en cada una de ellas aparece un animal distinto.

Además, cada animal tiene asociada una acción, llamada animalada, que puede ser:

  • Normal: Es una acción que se ejecuta en el momento de jugar al animal poniéndolo en la cola del bar.
  • Recurrente: Se activa en el momento de jugarse y en cada turno de cada jugador.
  • Permanente: Es una acción que está activa en todo momento.

También, cada animal tiene asociado una puntuación que se muestra en la parte inferior izquierda de la ilustración y es la que se tendrá en cuenta al finalizar la partida.

Preparación

  • Se dan a cada jugador las 12 cartas de animales de un mismo color.
  • Los jugadores barajan sus cartas y las dejan a su lado bocabajo formando su mazo.
  • Cada jugador roba las 4 primeras cartas de su mazo.
  • Se colocan, en el centro de la mesa, las cartas de “Puerta del cielo” y la “Patada” de tal forma que quede hueco para colocar cinco cartas entre ellas. Este hueco será la cola del bar.
  • Colocad la carta de “Bar Bestial” junto a la “Puerta del cielo” y la carta de “Es lo que hay” junto a la carta de “Patada”.

Con esto, los jugadores están listos para empezar.

Desarrollo 

La partida se desarrolla por turnos, empezando por el jugador que tenga el aspecto más llamativo, hasta que todos los jugadores se hayan quedado sin cartas.

En su turno, el jugador realiza las siguientes 5 acciones en este orden:

  1. Jugar una carta: El jugador deberá escoger una de las cuatro cartas de su mano y la colocará al final de la cola de la entrada del bar.
  2. Realizar la animalada de la carta jugada: En cuanto se coloca en la cola, el animal realiza, si es posible, la acción que tiene asociada dicho animal.
  3. Realizar las animaladas recurrentes: Tres de los animales (hipopótamo, cocodrilo y jirafa) tienen en su ilustración el símbolo de una espiral que determina que su acción es recurrente. Esto quiere decir que, en el turno de cada jugador, los animales con animaladas recurrentes que se encuentren en la cola, y empezando por el animal más cercano a la puerta del cielo, deberán realizar dicha acción.
  4. Abrir la puerta del cielo y provocar una patada: Una vez que se realicen todas las animaladas, se comprueba si en la cola hay ya 5 animales:
    1. Si hay menos de 5: No sucede nada y el juego sigue con la siguiente acción.
    2. Si ya hay 5:
      1. Los dos primeros animales de la cola han conseguido que les dejen entrar y se colocan bocabajo en la carta del Bar Bestial.
      2. Al último animal de la cola le dan la patada y es expulsado de la cola dejando su carta en la zona de “Es lo que hay” hasta el final de la partida.
      3. Los otros 2 animales que quedan en la cola avanzan hacia la puerta del cielo.
  5. Robar una carta: El jugador roba una carta de su mazo para volver a tener cuatro en su mano. Si ya no le quedan cartas, omite este acción.

Las animaladas

Cada especie de animal tiene su animalada propia:

  • León (fuerza 12). Si no hay más leones en la fila, asustará a todos los monos, moviéndolos a la zona de “es lo que hay” y se pondrá el primero en la cola. Si ya hay otro león, él mismo se irá directamente a la carta de “es lo que hay”.
  • Hipopótamo (fuerza 11). Se pone delante del resto de especies, excepto del león y de la cebra.
  • Cocodrilo (fuerza 10). Se comerá a todos los animales más débiles que él y adelantará esas posiciones. Si se encuentra con un animal más fuerte o con una cebra, se detendrá.
  • Serpiente (fuerza 9). La serpiente provoca que todos los animales de la cola se ordenen según su fuerza.
  • Jirafa (fuerza 8). Se pone delante del animal que esté delante suya, siempre que sea más débil que ella.
  • Cebra (fuerza 7). La cebra no puede ser adelantada por los hipopótamos ni comida por los cocodrilos, protegiendo así a los animales que estén delante suya.
  • Foca (fuerza 6). Cambia la posición de la Puerta del cielo con la de patada. Los últimos serán los primeros.
  • Camaleón (fuerza 5). Copia la habilidad de cualquier animal que esté presente en la cola, así como su fuerza. Una vez finalizada la acción, vuelve a tener fuerza cinco.
  • Mono (fuerza 4). Si sólo hay un mono en la cola no pasa nada. Si hay dos o más, se encargan de espantar a los hipopótamos y a los cocodrilos, enviándolos a la carta “es lo que hay”. Después, los monos pasan a ocupar las primeras posiciones.
  • Canguro (fuerza 3). Salta sobre el animal o los dos animales que estén delante suya.
  • Loro (fuerza 2). El loro ahuyenta a un animal de la cola a elección del jugador mandándole a la carta de “es lo que hay”
  • Mofeta (fuerza 1). Envía a las dos especies de animales más fuertes a la carta de “es lo que hay” sin importar cuántos animales sean de esa misma especie.

Hay que recordar que la cebra, la jirafa, el hipopótamo y el cocodrilo, realizarán su animalada de forma recurrente en cada turno sucesivo de cada jugador.

Fin de la partida

La partida finaliza cuando todos los jugadores se han quedado sin cartas en la mano.

En ese momento, se desvelan todas las cartas de animales que han entrado en el bar y los jugadores sumarán los puntos que otorga cada uno de sus animales. El jugador que haya conseguido más puntos, será el ganador.

Tabla de puntos por animal:

  • 2 puntos:
    • León
    • Hipopótamo
    • Serpiente
    • Foca
  • 3 puntos:
    • Cocodrilo
    • Jirafa
    • Camaleón
    • Mono
  • 4 puntos:
    • Cebra
    • Canguro
    • Loro
    • Mofeta

¿Cuál es nuestra valoración?

Devir nos vuelve a traer Bar Bestial, un filler de cartas en el que los jugadores deberemos hacer todo los posible para que nuestros animales disfruten de las legendarias fiestas que se producen dentro del archiconocido bar.

Un juego bastante sencillo de reglas pero que esconde unas buenas dosis de estrategia y caos.

En cuanto a estética y componentes, el juego viene en una caja relativamente pequeña, lo que facilita mucho su transporte para llevárselo a cualquier viaje. Además, tiene una portada muy colorida y en ella vemos la cola que forman los diferentes animales ante la entrada del bar que da nombre al juego y que está custodiada por un gorila gigante.

Dentro de la caja, nos encontramos, además del reglamento y de dos hojas de referencia, las 48 coloridas y majestuosas cartas de animales de tamaño tarot que hacen que el juego desplegado en la mesa quede muy bien. Éstas se dividen en cuatro mazos de 12 cartas cada uno, siendo la única diferencia el color, uno para cada jugador. En las 12 cartas que tendrá cada jugador, están representados 12 animales diferentes con unas ilustraciones muy vistosas y llamativas. Sin duda, son unas cartas de buen tamaño, buena calidad y que entran por la vista.

Sus instrucciones se presentan sencillas y estructuradas. Es cierto que, aunque en las propias cartas viene dibujada la acción asociada que tiene cada animal, al principio nos costará recordarla. No hay mayor problema porque al cabo de un par de partidas estará todo controlado y hasta entonces, podremos echar mano de las dos hojas de referencia que incluye el juego y en las que se detallan con claridad.

A la hora de jugarlo, Bar Bestial cuenta con unas mecánicas sencillas de gestión de mano, cola de acciones y take that. Con éstas mecánicas, la misión de los jugadores será la de hacer avanzar por la cola del bar a sus animales para que, cuando el gorila deje pasar al local a dos de ellos, nuestros amigos se encuentren en las primeras posiciones.

Hay que tener en cuenta que todos los jugadores tendremos un mazo de 12 cartas que es exactamente igual pero de distinto color. Cada una de estas cartas representa a un animal y están numeradas del 1 al 12 indicando así la fuerza que tiene cada uno de ellos.

Cuando empezamos la partida, cada jugador deberá barajar su mazo de cartas y coger las cuatro primeras. Ahora, turno tras turno, iremos colocando una de las cuatro cartas que tenemos en la mano y la deberemos poner en la cola de la entrada del bar y robar otra carta de nuestro mazo para volver a tener cuatro. Cuando la cola del bar se llene, es decir, cuando haya 5 animales, el gorila dejará entrar a los 2 que estén primeros y expulsará de una patada al que esté situado en último lugar.

De ésta forma iremos jugando e introduciendo animales en la fiesta hasta que ya ninguno de los jugadores tenga cartas en la mano, momento en el que finaliza la partida. Para determinar el vencedor, basta con ver los animales que ha conseguido meter cada jugador al bar y calcular el número de puntos que otorga cada uno. El que más puntos haya conseguido, habrá ganado.

Dicho así parece sencillo, pero la chicha del juego se encuentra en las acciones que tienen asociadas cada uno de los animales. Obviamente, estas acciones, que se llaman animaladas, están relacionadas con el orden de la fila y pueden ser acciones de un solo uso o incluso recurrentes. Las de un solo uso, son aquellas animaladas que se ejecutan en el momento de colocar al animal en la cola, mientras que las recurrentes serán aquellas que se ejecutan después de la colocación de un animal, es decir, en cada uno de los turnos.

Así pues, habrá animales que puedan colarse, cambiar el sentido de la cola, echar a otros animales, impedir que otros animales se cuelen o incluso ponerse el primero de la cola. Aquí es donde toma mucha importancia el número de la carta, es decir, su fuerza. En muchas ocasiones, las animaladas puede ejecutarse bajo ciertas restricciones y muchas de ellas están relacionadas con la fuerza de los animales. Es decir, hay ciertas habilidades que solo afectan a aquellos animales con una fuerza menor al que la realiza.

Por ejemplo, la jirafa que tiene valor 9, al colocarse en la cola, puede saltar por encima del animal que tiene delante siempre y cuando sea más débil que ella, es decir, un 8 o menos. O por ejemplo, el cocodrilo, con fuerza 10 y con una animalada recurrente, puede echar de la cola a todos los animales que estén delante suya siempre y cuando sean también más débiles que él o que fuera una cebra, que tiene una habilidad de protección ante cocodrilos.

Todas estas acciones y condiciones hacen que colocar una carta en el momento preciso pueda dar un giro completo a la disposición de los animales en la cola de la entrada. Por ello, una de las cosas más importantes del juego es saber utilizar bien cada una de éstas habilidades de las cartas que tenemos en la mano e intentar predecir qué animales pueden jugar el resto de jugadores y por tanto qué puede pasar en la cola. Además, no sólo tienes que pensar en lo que hace tu carta al jugarla, o cuando la jueguen el resto de adversarios, sino también debes pensar en las reacciones en cadena que se producen con las acciones recurrentes.

Otra de las cosas que hay saber y tener presente es que el gorila solo abrirá las puertas cuando la cola esté llena, es decir, cuando haya cinco animales. Solo en ese momento es cuando dejará pasar a los dos primeros y expulsará al último. Es importante recordarlo porque de nada sirve intentar colocarse rápidamente en los primeros puestos de la fila cuando apenas hay animales ya que, muy probablemente, el resto de jugadores jugarán cartas que consigan adelantarte en el momento preciso. Por tanto, hay que medir muy bien cuándo jugar cada carta para conseguir estar bien posicionados en el momento en que el gorila abra las puertas del bar. Además, será fundamental recordar qué animales ha utilizado ya tu contrincante, ya que estos no volverán a salir, y si hacemos un buen ejercicio de memoria nos servirá para elaborar una buena estrategia y ganar la partida.

Con todo esto, podemos ver que estamos ante un juego con unas mecánicas sencillas pero muy locas que hacen que las partidas sean muy dinámicas y divertidas.

En cuanto a escalabilidad, el juego va de 2 a 4 jugadores y a cualquiera de ellos funciona bien. Es cierto que al ser un juego con mucha interacción, se siente más loco y más divertido a su máximo de jugadores. En estos casos, será una lucha encarnizada entre todos por ver quién consigue meter a sus animales en la fiesta. Se producirán reacciones en cadena, estrategias compartidas y se desatará un caos que generará mucha expectación de ver cómo queda la situación cuando se juegan los animales de tus rivales y te vuelve tocar a ti. Pero obviamente, como vemos, cuando juegan cuatro personas, el factor estrategia queda más diluido. Es en esto en lo que despunta la opción de jugar a dos jugadores. En este caso, el ritmo de juego es más pausado y los jugadores pueden analizar los movimientos del rival y memorizar los animales que aún le quedan por salir, permitiéndoles llevar a cabo ciertas estrategias para controlar lo que sucede en la cola. Lógicamente, jugar a tres es la opción más equilibrada entre el caos y el control.

Otro de los factores por los que destaca Bar Bestial es por su rejugabilidad. Con partidas de 20 minutos de duración y la diversión que genera, no se descarta que se echen tardes enteras jugando al mismo juego para ver qué pasa en la siguiente partida una y otra vez. Todas las partidas serán diferentes por dos factores, el primero, por el azar a la hora de ir robando cartas de cada mazo individual y, segundo y más importante, porque cada jugador irá cambiando de estrategia en función de lo que vaya ocurriendo en la cola y las cartas de las que disponga en ese momento.

Por todo lo que hemos visto y para concluir, queremos decir que Bar Bestial es un filler que recomendamos fuertemente. Un juego de cartas familiar, de buena calidad y muy divertido. Tiene una interacción brutal, una muy buena rejugabilidad y gustará a todo tipo de jugadores. Perfecto para jugar entre partidas más densas o para jugar durante horas sin parar.

 

Compra Bar Bestial en Zacatrus!

Compra Bar Bestial en Amazon

Zoch Beasty Bar-Juego de Cartas (edición Nueva), Multicolor (Simba Toys 601105155)
  • Juego de cartas Bissiges – Animales altos se rompen por cualquier lugar. Y los más pequeños tienen la razón. Se empapa, se saca e incluso se mordisca en el frente
  • Tensión: una mezcla variada y especialmente afilada de elementos tácticos, estratégicos y divertidos, con un tema divertido
  • Proceso de juego – Cada jugador tiene 12 cartas que quiere llevar a la BEASTY BAR. Cada animal recién jugado se coloca primero en la parte trasera
  • Reglas – se formó una serpiente de espera de 5 animales, recibe los dos entradas delanteras. Al mismo tiempo, el resto debe ocupar su lugar
  • Zoch Verlag - Ideas de juego creativas y originales al más alto nivel. Los niños y las familias aprecian el surtido de cartas, dados y juegos de souvenir, así como grandes juegos de mesa

 

 

Última actualización el 2021-10-16 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *