Menú Cerrar

Banjooli Xeet

La tribu Noamomi debe elegir a un nuevo hechicero y para ello tienen una tradición milenaria: ¡Una carrera de avestruces!

Los aspirantes a brujos deberán demostrar sus poderes adivinando cuáles de éstas imprevisibles aves llegarán a la meta y en qué orden lo harán. ¿Quieres convertirte en el nuevo brujo de la tribu?

Bienvenidos a Banjooli Xeet, una loca carrera de avestruces llena de embrujos, faroleo, predicciones y divertidas artimañas.

Así se nos presenta este juego editado por GDM, creado por Diego Ibáñez e ilustrado por Pedro Soto, en el que todos los jugadores controlaremos a las 5 avestruces que participan en la competición para intentar hacer que se cumplan nuestras predicciones.

Ficha

¿Cuál es su contenido?

  • 1o losetas de terreno a doble cara
  • 5 fichas de avestruz
  • 6 dados (5 de movimiento y uno de brujería)
  • 11 fichas de bayas
  • 10 fichas de predicción
  • 1 ficha de león
  • 1 reglamento

¿De qué trata?

Banjooli Xeet es un juego de dados en el que los jugadores se convierten en unos magos que deberán demostrar su poder mágico, consiguiendo que el resultado de la carrera coincida, todo lo posible, con la predicción que tenemos que nos indica qué 3 avestruces deben llegar a la meta, en qué orden y cuál de ellas deberá ser la última.

Durante la partida, tendremos que intentar, por todos los medios, que el podio final se asemeje lo máximo posible a nuestra tablilla. Para que esto se cumpla, tendremos que hacer un buen uso del terreno de la carrera y del lanzamiento de los dados. Además, tendremos que intentar ocultar nuestras intenciones de forma que nuestros rivales no se percaten de nuestros intereses hasta el último momento.

¿Cómo se juega?

Preparación

La preparación de Banjooli Xeet es sencilla y rápida:

  1. Se forma el circuito de la competición. Para ello, se colocan en la mesa los terrenos de salida, el de meta y el resto de terrenos con los que queremos jugar en ésta partida. El juego recomienda utilizar 4 de estas losetas,  pero si queremos partidas un poco más largas y con más caos, se pueden utilizar todas las que queramos.
  2. Se colocan las 5 fichas de avestruz por el lado “corriendo” en los nidos del terreno de salida.
  3. Se barajan las predicciones y se da, boca abajo, una a cada jugador que deberá mirarla y mantenerla en secreto.

En estas tablillas de predicciones es donde se muestra qué avestruz debe quedar en primer lugar, cuál debe hacerlo en segundo, cuál en tercero y cuál de ellas deberá ser la última. Lógicamente, son totalmente diferentes las unas de las otras, con lo que cada jugador deberá intentar influir en el devenir de la partida según sus propios intereses.

Desarrollo

El juego se desarrolla por turnos hasta que 3 avestruces crucen la línea de meta.

En cada turno, el jugador activo deberá lanzar los 6 dados (5 blancos y 1 negro). Si en la primera tirada no está conforme con el resultado de alguno de estos dados, podrá volver a lanzar, los que desee, una vez más.

Estos dados incluyen un color en cada una de sus caras, uno por cada avestruz participante en la carrera. Además, cada dado incluye una de sus caras marcada en color blanco, equivalente a un comodín, que podremos sumar a los resultados de cualquier otro color.

Con el resultado de los 6 dados, el jugador tendrá que escoger una de las dos opciones siguientes:

  • Elegir uno de los colores mostrados en cualquiera de los dados y desplazar el avestruz correspondiente tantos espacios hacia delante como dados de su color.
  • Embrujar/Desembrujar al avestruz del color mostrado en el dado negro. Cuando embrujamos un avestruz, tenemos que girar la ficha del ave correspondiente mostrando su lado “asustado”. Durante los próximos turnos, este avestruz quedará inmovilizado hasta que cualquier otro jugador lo desembruje utilizando de nuevo el dado negro con su color correspondiente.

Una vez realizada una de estas acciones, los dados pasan al jugador de la izquierda.

Los turnos se suceden de la misma forma para todos los jugadores hasta que se finalice la partida.

Fin de la partida

El juego termina cuando 3 de las avestruces cruzan la línea de meta.

En este momento todos los jugadores revelan sus tarjetas de predicción y se contabilizan los puntos:

  • Si acierta el avestruz que ha llegado primero –>  5 puntos
  • Si acierta el avestruz que ha llegado en segundo lugar –> 4 puntos
  • Si acierta el avestruz que ha llegado en tercera posición –> 3 puntos.
  • Si acierta los avestruces que han cruzado la meta, pero no en su posición –> 2 puntos.
  • Si acierta el avestruz que ha quedado último –> Multiplicamos por 2 nuestra puntuación final.
  • Por último, si hemos jugado con bayas, es posible que algún jugador posea marcadores con puntos extra que sumará a su marcador.

Las diferentes losetas de terreno

La carrera se realiza en un tablero modular de diferentes tramos.

El juego recomienda jugar con 6 tramos de recorrido, incluyendo la salida y la meta, pero podemos jugar con el recorrido que nosotros queramos. Además, el juego incluye unas losetas especiales, cada una con unas reglas especiales para darle mayor dificultad, color y variedad a las partidas.

Los cocodrilos

Un avestruz debe cruzar la loseta pero sin tocar el agua. Si un avestruz es embrujado sobre un cocodrilo, el jugador debe colocarlo en uno de los extremos del río por el lado “corriendo”.

El desfiladero

Para poder cruzar este desfiladero, los avestruces tendrán que cruzar el estrecho puente que solo permite un único carril, limitando así su movimiento.

El río de lava

Para poder cruzar el río de lava, los avestruces tendrán que hacerlo finalizando su movimiento en una de las casillas de terreno elevado. Si no pudiera, tendrá que retroceder hasta alguna de esas casillas para evitar tocar la lava del volcán.

El vórtice

Cuando un avestruz entra en la casilla del vórtice, se detiene inmediatamente y el jugador tendrá que lanzar un dado. El color obtenido, es el color del avestruz por el que intercambia su posición. Si es un comodín, el jugador elige el avestruz y si es el mismo color, el avestruz que ha entrado en el vórtice se queda donde está pero en modo “asustado”.

Las bayas

El juego incluye además un componente adicional que puede añadirse a las partidas, para sumarle un elemento sorpresa y todavía más caótico: las fichas de bayas. Éstas fichas se colocarán bocabajo en diferentes casillas del circuito, y cuando un avestruz entre en dicha casilla, deberá voltearla inmediatamente y ejecutar su efecto. Si la baya no lo impide, tras aplicar su efecto, el avestruz proseguirá su marcha hasta agotar sus puntos de movimiento.

Existen 5 diferentes:

Jade

Cuando acabe la partida, el jugador añade 2 puntos de victoria.

Corre

El avestruz que la recoge tiene dos puntos más de movimiento.

Avestruz blanco

Entra en juego un avestruz nuevo que se moverá tantos espacios como resultados de dado blancos.

Frenesí mágico

El jugador debe tirar los dados de movimiento y aplicar todos los movimientos. Los comodines podrán ser elegidos cómo repartirlos.

Vórtex

Se aplica lo mismo que ocurre en la loseta del vórtice: el jugador tendrá que lanzar un dado. El color obtenido, es el color del avestruz por el que intercambia su posición. Si es un comodín, el jugador elige el avestruz y si es el mismo color, el avestruz que ha entrado en el vórtice se queda donde está pero en modo “asustado”.

Ficha del león

Otra variante que nos ofrece el juego es jugar con la ficha del León. Éste, se coloca en la casilla de salida cuando todas las avestruces hayan abandonado el nido.

Siempre que se use el dado negro, hay que mover el león dos espacios hacia el avestruz más retrasado. Si llega a la casilla del avestruz, se detiene y pone al avestruz en modo “corriendo” y lo hace avanzar dos casillas.

¿Cuál es nuestra valoración?

Banjooli Xeet es un juego de mesa ágil, dinámico y muy divertido. Apto para toda la familia, fácil de aprender y con partidas relativamente cortas que nos ponen en la piel de unos brujos que intentan, gracias al azar y a la estrategia, hacer que se cumpla su predicción en una carrera de avestruces.

Con respecto a su estética y componentes tenemos que decir que ambos brillan en este juego. Los componentes son todos de muy buena calidad, con losetas y fichas de cartón de muy buen gramaje, unos dados que dan mucho gusto al lanzarlos y una caja de tamaño medio con una estética muy llamativa y sugerente. Además, en ésta edición se incluye una ficha más de cada avestruz por si acaso tenemos la mala suerte de perder alguna.

Las ilustraciones, obra de Pedro Soto, se caracterizan por un diseño desenfadado y muy divertido, que encaja perfectamente con la estética y temática general del juego. Sin duda, dota al juego de una gran personalidad.

Por otro lado, las mecánicas de Banjooli Xeet son bastante sencillas y fáciles de aprender. Un filler roll and move clásico en el que, en tu turno, tienes que lanzar los dados y elegir una de las dos opciones disponibles: o bien mueves un avestruz con los dados blancos o bien embrujas/desembrujas un avestruz con el dado negro. Sencillo pero tremendamente efectivo y divertido.

Uno de los aspectos más importantes del juego, es su gran interacción entre jugadores a través de los avestruces. El objetivo de los jugadores es intentar hacer avanzar el avestruz que les interesa dada su predicción, pero hay que tener en cuenta dos factores relevantes. Por un lado, sería bueno intentar farolear un poco para no hacer evidente qué avestruces son las que te interesan mover, porque puedes ser blanco fácil del resto de jugadores a la hora de embrujar. Por otro lado, hay que tener en cuenta que seguramente, si hay bastantes jugadores en la partida, estás ayudando a un avestruz de alguno de tus rivales ya que posiblemente también aparezca en una de sus predicciones. Gracias a estos dos aspectos, es donde aparece nuestra estrategia del juego. Podemos ser directos con nuestro avestruz arriesgándonos a ser descubiertos, ser sutiles en nuestros movimientos, jugar completamente al despiste y esperar que otros jugadores sin quererlo ni saberlo muevan nuestros avestruces o quizás un poco de todo.

Además, debemos tener presente el dado negro. Con este dado, podremos embrujar un avestruz haciendo que se quede quieto hasta que vuelva a ser elegido para volver a su estado normal.

También, no debemos olvidar todas las bayas y losetas especiales que podemos incluir en la carrera y que podrán alterar su resultado. Las bayas, por ejemplo, al ser jugadas bocabajo realmente no sabes que beneficio (o desventaja) pueden acarrear al avestruz que se la coma, dando así, situaciones muy variopintas e impredecibles. Las losetas especiales de camino, por el contrario, permiten a los jugadores realizar estrategias un poco más elaboradas: intentando bloquear caminos, tirando avestruces a la lava o a los cocodrilos o incluso lanzarlos al vórtice para que pueda ser intercambiada su posición por algún otro avestruz.

En este sentido debemos hablar y destacar su grandiosa rejugabilidad. Estamos ante un juego que, gracias a sus múltiples variantes de losetas de terreno para configurar las carreras, losetas especiales existentes y diferentes bayas, hacen que sean infinitas las posibilidades para que nunca tengas la sensación de jugar una misma partida. Igualmente, no solo hay que tener en cuenta la variedad, sino que también podemos jugar a nuestro antojo con su cantidad. El juego permite que puedas configurar la partida con tantas losetas como quieras (atendiendo a su duración), con tantos terrenos especiales (atendiendo a hacer más estratégica la carrera) y con tantas bayas como se deseen (atendiendo al caos que pueden generar). Por tanto, puedes modelar la partida totalmente al gusto de los jugadores. Pocos juegos pueden presumir tanto en este aspecto.

Con respecto a su escalabilidad, debemos decir que el juego funciona mucho mejor a 4 o 5 jugadores. No significa que a menos no funcione, simplemente su alma de filler caótico juega en su contra a la hora de enfrentarnos a partidas con un número muy bajo de jugadores. Se producen menos interacciones y es más fácil saber cuál es la predicción de cada jugador y no se disfruta tanto al existir menos choque de intereses en mesa. También se goza, pero es una sensación distinta. Es un juego que se disfruta y brilla a todo color cuando somos al menos 4 jugadores haciéndonos la vida imposible y pudiendo jugar fácilmente al despiste con tus predicciones.

Para ir cerrando nuestra opinión, queremos concluir que Banjooli Xeet es un filler carismático y perfecto para todo tipo de público. Tanto jugones como principiantes verán en él un juego de mesa muy divertido, con altas dosis de interacción, mucho azar y estrategia en el que las risas están aseguradas gracias al puteo y los giros inesperados que generan las carreras.

Compra Banjooli Xeet al mejor precio en Zacatrus!

Compra Banjooli Xeet en Amazon

GM Games- Juego de Mes (GDM Games GDM130)
  • Age range: 8 and up / Number of players: 2 to 5 / Play time: 30+ minutes
  • El mago de la tribu ha muerto. Como lo ha sido grabada por nuestros antepasados, desde hace miles de aos por el asistente aspirantes hicieron sus predicciones para la carrera de avestruces en la Santa Cueva, el que hace las predicciones ms precisas convirtindose en el nuevo asistente. Qu avestruz ganar la carrera? Quin ser el nuevo asistente? Las respuestas no son fciles, ya que es un secreto a voces que los candidatos no se limitan slo a hacer predicciones ... En Banjooli Xeet jugadores se convierten Wizards que deben predecir el orden de llegada de las avestruces de carreras con el fin de ganar puntos, mientras esquiva obstculos, recogiendo bayas, evitando el temido len, y no despertar a los cocodrilos para dormir. Banjooli Xeet es un juego de carreras de ritmo rpido para 2-5 jugadores con un montn de farol, predicciones locos y diversin hilarante. .

 

 

 

Última actualización el 2020-08-08 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *