Menú Cerrar

Banana Bandido

Este divertido juego de cartas hará que os transportéis al lejano oeste para luchar entre vosotros por conseguir vuestro alimento preferido,  las bananas. Ha sido diseñado e ilustrado por Michael Loth y editado por Mogel – Verlag.

Ficha

  • Número de jugadores: 2 a 5 
  • Edad Mínima: 9 años
  • Duración: 15 – 30 minutos
  • Interacción: Competitivo
  • Mecánicas: Card Drafting
  • Versiones: No
  • Expansiones: No
  • Editor: Mogel – Verlag
  • Año de publicación: 2019

¿Cuál es su contenido?

  • 27 cartas de acción
  • 27 cartas de recompensa
  • 6 cartas de personaje
  • 20 cartas de puntos de victoria
  • 40 cartas de recursos: 15 de bananas y 25 de palos

¿De qué trata?

Sois monos en el salvaje oeste luchando continuamente unos contra otros. Pueden darse alianzas o ataques que determinan la lucha por las bananas, vuestro modo de alimentación principal. Para luchar, tendréis que hacer uso de los palos que vayáis consiguiendo y así conseguir las bananas tras utilizarlos. ¿Quién pasará hambre?

¿Cómo se juega?

Preparación

Al principio del juego, barajamos las cartas de recompensa. Las dos cartas de recompensa con un mono deben mezclarse con las demás de recompensa, dejando la cara del mono bocabajo. Después, se ponen en el medio de la mesa. Siempre debe haber una carta más que los jugadores que haya en la partida.

Cada jugador coge una carta de personaje y 4 cartas de acción, todas bocabajo. Podemos verlas pero no deben enseñarse al resto de jugadores.  Además, cada jugador recibe 3 bananas y 5 palos como recursos iniciales.

El resto de cartas se colocan en pilas separadas y solo guardaremos las cartas de personaje que no se hayan usado.

Cartas de personaje

Hay 6 tipos diferentes de personajes.  Cada carta tiene en la parte superior una serie de símbolos que serán los de victoria. cuando un jugador active las cartas de acción que tengan esos símbolo, habrá ganado.

En las cartas de este tipo vemos a los personajes haciendo el efecto que ganarías con esos símbolos. Solo se podrá jugar ese efecto una vez por partida. Para utilizarlo, el jugador la pondrá delante suyo y ya quedarán también al descubierto los símbolos que tiene que recolectar para intentar ganar. Hay 3 tipos de efectos:

Forajidos

Este efecto especial de un solo uso hace que el jugador reciba o 3 bananas o 4 palos de la pila de descarte.

Bandidos

Este efecto especial de un solo uso hace que el jugador robe o 2 bananas o 3 palos de un oponente a su elección.

Sheriffs

Este efecto especial de un solo uso hace que el jugador destruya una carta de acción del oponente que elija. La carta eliminada se pone abajo de la pila de descartes. El jugador al que se le quita la carta coge otra carta de acción para tenerla en su mano.

Como se juega

Fase 1

El jugador inicial coge cualquier carta de recompensa de las del centro de la mesa que está bocabajo. Hay estos tipos de cartas de recompensa:

  • Bananas: El jugador recibe de la pila de bananas el número de bananas que aparezca en ella.
  • Palos: El jugador recibe de la pila de palos el número de palos que aparezca en ella.
  • Banana podrida: Si aparece representada la piel de una banana, ese jugador debe chafar una banana de un oponente. Si no hay oponentes con bananas, no se podrá realizar.
  • Carta con mono de culo pelado: Si en la parte posterior de una carta de recompensa hay un mono de culo pelado, no se podrá coger la recompensa de la parte delantera.

Tan pronto como las cartas de recompensa del centro de la mesa sean usadas, se deberán reponer con nuevas cartas del mazo de robo. Si no quedan suficientes cartas de recompensa, se barajean las cartas del mazo de descartes para crear uno nuevo.

Después de recibir la recompensa, el jugador continúa su turno.

Fase 2

Aquí el jugador puede elegir entre estas opciones:

Activar una carta de acción
Utilizando los palos, podemos activar una de las 4 cartas de acción. Debemos descartarlos y poner bocarriba la carta de acción elegida. Solo se puede activar 1 acción por turno. Siempre habrá 4 cartas de acción sobre la mesa, activadas o no.

Cada carta de acción tiene 4 partes:

  1. Número de palos que debemos gastar para poder activarla.
  2. El efecto que se activa.
  3. El símbolo que se revela para poder darnos la victoria.
  4. Número de palos que debemos gastar para desactivarla.

Jugar un efecto
Cada jugador puede usar cada efecto de las cartas de acción activadas una vez por turno.

Recibir
Si en la carta activada vemos palos o bananas, ese jugador recibe dicho número de recursos. Si se ve un punto de victoria, recibirá ese punto de victoria.

Robar
Si aparece dibujada una banana o un palo, con una bola con cadena, ese jugador roba ese recurso a otro jugador. Si ninguno de los oponentes tiene ese recurso, no se cogerá nada y no se podrán robar puntos de victoria.

Intercambiar
Este efecto puede jugarse varias veces por turno. Si aparece una flecha en la carta activada, ese jugador podrá hacer intercambio de palos. Si aparecen cuatro palos, podrá intercambiarlos por un punto de victoria. Si aparece uno, podrá hacerlo por una banana.

Protección
Si vemos un muro en la carta que se ha activado, esta carta protege a todas las cartas de acción activas, incluida esa misma. El coste para desactivarla se incrementa con el valor que aparece en la carta. Si hay varias cartas de este tipo, se suman los valores.

Desactivar una carta de acción
Un jugador puede usar sus palos para desactivar cartas de acción de sus oponentes. Solo se puede desactivar una por turno.

Además, podremos hacerlo solos o buscar el apoyo de otro jugador haciendo un trato. Deberemos ver cuántos palos son necesarios gastar para poder desactivarla y los descartaremos.

Después de desactivarla, el jugador que está en su turno coge esa carta en su mano y descarta alguna de las que tenga en su mano, dejándola en la pila de descartes para seguir teniendo 4.

El jugador al que le han quitado la carta, roba dos cartas de acción y se queda con una, descartando la otra.

Final de la partida

Hay dos modos posibles de ganar:

1. La suma de puntos de victoria: Recibimos 1 punto de victoria por cada 5 bananas. Una vez que un jugador tenga 5 puntos de victoria, habrá ganado.

2. La recolección de símbolos: Cada carta de personaje tiene combinaciones de tres símbolos (piedra, agua y coco) en la parte superior. Un jugador habrá ganado la partida cuando consiga tener los 3 símbolos que aparecen en su carta. Esos símbolos se consiguen con las cartas de acción.

Una vez que un jugador consiga 5 puntos de victoria o consiga la combinación de los símbolos necesarios en su zona de juego, ganará.

¿Cuál es nuestra valoración?

Banana Bandido es un juego de cartas de los de caja pequeña pero que nos proporciona partidas divertidas, muy fluidas y en las que el pique entre jugadores está garantizado.

Su caja, de cartón duro, ocupa menos de un palmo y nos permite llevarlo siempre con nosotros cuando sepamos que habrá un rato para echar una partida porque, con solamente cartas, nos transporta al salvaje oeste y nos hace convertirnos en hambrientos monos luchando por comida, en este caso, ricas bananas.

Los colores de la caja y sus ilustraciones guardan relación, todas dentro de una variedad cromática de amarillos, marrones y negros.

Sus ilustraciones nos han parecido sencillas pero que no pierden detalle cuando nos paramos a analizarlas: monos vestidos de sheriff, bandidos con antifaz y paisajes sencillos.

La mecánica de juego es sencilla y sus reglas son fáciles de explicar y de entender. En unos minutos puedes conocer todas las reglas y acciones que podemos hacer para así de forma rápida empezar una partida. Puede parecer que en la fase 2 del juego hay más acciones disponibles y puede llegar a parecerte lioso la primera vez que juegas pero, cuando ya llevas un par de partidas, irás viendo qué te interesa realizar en cada momento para intentar conseguir más puntos de victoria o cambiar bananas para conseguirlos.

Queda en todo momento claro cual es el objetivo que tenemos que conseguir: o puntos de victoria o recolectar los tres símbolos que aparecen en la parte superior de nuestra carta de personaje, la cual recibimos antes de empezar la partida. Una vez que veamos qué debemos perseguir, bastará con poner toda nuestra concentración en ello.

Lo hemos probado en partidas desde los 2 hasta los 5 jugadores que permite y tiene buena escalabilidad. Cuántos más jugadores hemos sido, más emoción ha habido y más ha costado que alguien consiguiera proclamarse vencedor.

Por lo tanto, podemos decir que Banana Bandido es un juego dinámico, rápido, en el que las partidas se sucederán unas detrás de otras porque todos querréis volver a intentar conseguir el objetivo final para proclamaros vencedores. ¿Te animas a convertirte en mono?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *