Menú Cerrar

Amoeba

Amoeba es un juego de colocación de losetas en el que crearás, dividirás y conquistarás amebas de color verde que tú u otros jugadores hayáis creado. Es una producción original de la editorial estadounidense IDW y nos la ha traído a España la editorial Gen X Games.

Sus creadores son Greg Preslicka y Heidi Preslicka que han contado con la ayuda de Sebastián Koziner y Greg Preslicka para realizar las ilustraciones de este colorido juego.

Ficha

¿Cuál es su contenido?

  • 84 losetas
  • 40 marcadores
  • 1 dado
  • 1 libro de reglas

¿De qué trata?

Deberás pensar estratégicamente cómo colocar tus losetas y actuar a nivel microscópico para ser el que consiga crear o apropiarse de las amebas con más segmentos para, de esa manera, sumar más puntos y proclamarte vencedor al final de la partida.

¿Cómo se juega?

Preparación

Mezclaremos todas las losetas y las colocaremos formando una pila disponible para todos los jugadores.

Cada jugador deberá elegir un color y coger los 10 marcadores de núcleo además de robar 3 losetas de la pila central que dejará boca abajo para formar su mano inicial.

Empezará el jugador más joven.

La partida

En nuestro turno, llevaremos a cabo las siguientes acciones:

  • Lanzaremos el dado.
  • Jugaremos tantas losetas de nuestra mano como haya salido de resultado en el dado, siempre respetando las reglas de colocación.
  • Robaremos losetas de la pila central hasta tener 3 en nuestra mano.

Colocación de losetas

La primera loseta se colocará en el centro del área de juego pero el resto de las losetas deben seguir estas reglas:

  • Deben colocarse adyacentes a una o a varias losetas de las que ya estén en juego de modo que todas estén conectadas a la parte central en todo momento.
  • Podremos colocarlas haciendo coincidir los bordes de las losetas o de manera que el centro de una loseta coincida con el borde de otra.
  • Solo podremos conectar dos losetas si sus zonas verdes y moradas coinciden entre sí.

Los segmentos de una ameba

Según avanza la partida y vamos colocando losetas, se irán formando de manera progresiva diferentes figuras verdes compuestas por segmentos. Llamamos segmento a cada parte bulbosa y redondeada que constituye una figura verde y la utilizaremos como unidad de medida para crear, dividir y puntuar por las amebas.

Creación de amebas

Creamos las amebas según vamos colocando losetas y cerramos por completo una figura verde. (Cuando esté totalmente rodeada por color morado).

Si la ameba que creamos tiene al menos dos segmentos, el jugador que la ha cerrado colocará uno de sus marcadores de núcleo en cualquier parte de ella para indicar que es suya.

Las amebas de un solo segmento no tendrán propietario ni se puntuarán.

División de amebas

Podremos colocar losetas sobre las amebas ya completas de otros jugadores para dividirlas. Deberemos respetar las reglas de colocación y tener en cuenta éstas reglas de división:

  • La loseta que coloquemos debe dividir la ameba en dos amebas completas compuestas al menos por dos segmentos cada una.
  • No podemos formar más de dos niveles de losetas.

Cuando coloquemos la loseta que divide la ameba, el dueño de la ameba original coloca su ficha en la ameba más pequeña y el jugador que la acaba de dividir, coloca su ficha de núcleo en la ameba más grande de las resultantes. Si resultan más de dos amebas, el que las acaba de crear se queda con todas menos con la más pequeña.

Huecos entre losetas

Cuando vayamos colocando losetas, observaremos que entre algunas de ellas han quedado huecos de tamaño de media loseta. Podremos colocar losetas encima de esos huecos siempre que cuadren con el dibujo formado por los colores verde y morado de las losetas inferiores.

Fin de la partida

Cuanto todas las losetas estén colocadas sobre la mesa, incluyendo las que los jugadores tendremos en la mano, acaba la partida.

Cada jugador se sumará un punto por cada segmento de cada ameba que tenga uno de sus marcadores sobre ella. El jugador que tenga más punto, será el ganador.

¿Cuál es nuestra valoración?

Amoeba es un juego abstracto, rápido y sencillo de colocación de losetas que llama la atención con su caja pero lo hará mucho más cuando lo hayas jugado: Querrás echar otra partida porque te quedarán ganas de seguir creando amebas.

En un principio, puede recordarnos a otros juegos ya clásicos como el Carcassonne en el que también iremos creando el territorios colocando losetas que robamos a ciegas de una pila y que si lo extrapolamos a Amoeba, serían las amebas verdes, pero la gran diferencia es que aquí entra en juego el poder dividir y quitar puntos a los demás de “eso que hemos creado” e incluso que las losetas no deben estar colocadas adyacentes por completo.

Empezaremos hablando de su caja, que es de tamaño mediano – pequeño y trae pocos componentes pero son más que suficientes. Los marcadores de núcleo de 4 colores diferentes son de madera y tienen un tamaño adecuado. Las losetas son de cartón duro de un tamaño mediano y nos ha gustado mucho cómo viene colocado el contenido porque no se desplaza en absoluto por lo que está bien protegido.

Además incluye un dado grande de 6 caras pero éstas solamente vienen numeradas del 1 al 3, siendo 4 de ellas del número 2 por lo que la probabilidad de que te toque esa opción es más alta.

El colorido es otro de los puntos fuertes de este juego porque tanto cuando vemos la caja como cuando lo jugamos, nos llama la atención.  Solo son dos tres colores pero el  contraste que genera el verde con el morado y el naranja es una combinación muy buena, punto positivo.

Debemos mencionar que necesitaremos una mesa amplia para jugarlo ya que según vamos colocando losetas el despligue aumenta y, como el juego no termina hasta que las hayamos colocado todas, deberemos ser previsores en este aspecto.

Este juego de mesa no tiene dependencia en absoluto del idioma y de hecho, la caja y sus instrucciones ya vienen preparadas en varios idiomas para que su distribución sea más eficaz.

Su mecánica de juego es sencilla lo que lo convierte en un juego rápido y dinámico pero deberemos pararnos a pensar cómo colocar nuestras losetas para poder tener unos resultados mejores a la hora de aumentar amebas, dividir las de otros o intentar cerrar alguna para de ese modo poder sumar puntos. Nos ha gustado que puedan dejarse huecos entre losetas para conseguir que cuadren nuestras amebas pero a su vez que solamente esté permitido un nivel de superposición de losetas ya que sino, seguro que en más de una parte del tablero aparecerían verdaderas pilas de fichas intentando robar partes de amebas a otros jugadores.

La interacción es media porque iremos colocando losetas que influirán a los demás jugadores cuando llegue su turno pero deberemos estar atentos tanto a nuestras jugadas como a las de los oponentes porque no solo nosotros podemos dividir amebas y robar terreno a otro…¡Los demás también pueden rompernos esa super ameba que habíamos conseguido crear y dejarnos las migajas!

En cuanto a su profundidad, este juego nos ha sorprendido para bien. Puede parecer fácil en un principio eso de ir uniendo losetas y que coincida el color verde para hacer crecer la ameba pero llega un momento que miras tus losetas de la mano y miras el tablero que habéis ido creando poco a poco entre todos los jugadores y no sabes por donde seguir. A veces incluso puedes llegar a obsesionarte porque lo que quieres es dividir amebas de tus oponentes para así conseguir tu mismo sumar puntos y hacer que ellos los pierdan pero no consigues ver nada que te cuadre sobre la mesa.

En este curioso juego está presente el azar ya que el dado determinará qué cantidad de losetas podremos colocar en nuestro turno, haciendo así que algunos planes nos salgan bien para conseguir cerrar esa apreciada ameba de tantos módulos.

Como dijimos antes, tiene 4 caras numeradas con el 2, por lo que es más probable que nos salga esa cifra pero, cuando te toca el número 3, tendremos que aprovechar ese golpe de suerte que hará que podamos avanzar más que el resto de jugadores colocando todas las losetas que tenemos en la mano y de esa manera poder renovarlas por completo para en el siguiente turno poder seguir ampliando las amebas de la forma que las losetas nos permitan. Sin duda debemos aprovechar esa tirada porque es el momento en el que tendremos más opciones de cerrar alguna ameba y de quitarles puntos a otros rompiendo las suyas en varias partes.

Ese puntito de azar lo vemos presente también porque para reponer nuestra mano cogeremos a ciegas de la pila común por lo que puede tocarnos algo útil o piezas quizá no tan útiles.

Nos ha parecido que tiene una escalabilidad muy buena y es más resultón en partidas de 3 y 4 jugadores. De primeras vemos que las amebas crecen y se cierran más rápidamente porque más personas tienen opción a colocar losetas pero es que también sale la lucha por dividir y quitar amebas de otros que ya han creado y poder así sumarte puntos a ti mismo por solo colocar una pieza.

Para terminar, decir que Amoeba es un juego fácil y sencillo que sorprende con una enorme capacidad de estrategia y que hará las delicias de todos los públicos ya que podemos sacarlo en familia o en reuniones de amigos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *